ENTRETENIMIENTO

El maestro de la carranga, Jorge Velosa, continúa en hospitalización

Julio 31, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Jorge Velosa

Jorge Velosa, maestro de la carranga y de clásicos populares como ‘La Cucharita’ y ‘Julia, Julia, Julia’, está hospitalizado. Semblanza del artista.

Archivo de El País

Jorge Luis Velosa Ruiz, el carranguero mayor, el hombre de la rima, el de emblemáticos temas como ‘La cucharita’, ‘Julia, Julia, Julia’, ‘Por fin se van a casar’, ‘La pirinola’ y ‘La china que yo tenía’, entre otras, se encuentra hospitalizado en la clínica Reina Sofía de Bogotá, desde hace diez días.

Pocos detalles se conocen del estado de salud del ‘Rey de la carranga’ y uno de los artistas más importantes del folclor colombiano. Por disposición de sus familiares, el centro clínico no ha sido autorizado para divulgar ningún parte médico hasta la fecha, pero se sabe que el artista se encuentra en observación.

Según Caracol Radio, el cantautor de 67 años ingresó de urgencias a la clínica Reina Sofía de Bogotá el pasado 22 de julio, a las 10:00 p.m., y fue posteriormente hospitalizado el día 23 de julio.

“Él está bien, estable. No hubo peligro mayor y ya el maestro Velosa se encuentra en controles pero totalmente fuera de peligro”, afirmó uno de los asistentes del músico boyacense.

"Deseo pronta recuperación a nuestro ejemplar artista de sonidos campesinos”.
Jéssica Barrera,
seguidora de Jorge Velosa, a través de las redes sociales.

Actualmente se encuentra estable y es sometido a controles por las dolencias que lo aquejaban. El medio agregó que la familia se abstiene de revelar los motivos de su hospitalización.

Nacido en Ráquira, Boyacá, Velosa ha recorrido el mundo con su sombrero, ruana y su guacharaca, sacó la carranga de las minas de Boyacá y la llevó a escenarios como el Madison Square Garden.

El músico ha visto crecer al género con nuevos exponentes que empezaron a fusionar esta música tradicional con tendencias contemporáneas, como lo hacen agrupaciones como The Rolling Ruanas y Velo de Oza, quien se encuentra actualmente de gira por Europa con su carranga rock.

Muchos recuerdan a Velosa por su incursión en la actuación, hace ya varios años, en la serie ‘Don Chinche’, en el papel de Florentino Bautista, pero en especial cuando encarnó a Trino Epaminondas Tuta en la comedia ‘Romeo y Buseta’. A dicho personaje él le suele echar la culpa de la fama de cascarrabias que carga: “A veces se me sale un temple de voz parecido al de don Trino Epaminondas Tuta, y la gente cree que estoy embejucado, y qué va, si acaso ape- nas con un toquecito de berriondera”.

Entre las experiencias más fuertes de su vida, además de este episodio de salud, está el secuestro del que fue víctima por parte del EPL, y entre las más curiosas está el que haya inspirado el nombre de dos especies de ranas endémicas: la Eleutherodactylus Jorgevelosai y la Eleutherodactylus carranguerorum.

Jorge Velosa

Se espera que en las próximas horas se conozca el parte médico oficial de la condición real de Jorge Velosa, así como de su fecha de alta.

Archivo de El País

Con 20 producciones discográficas a su haber, y más de un centenar de coplas y poemas, Velosa descubrió a sus 15 años que al cantar los poemas que escribía, atrapaba más a su público.

Estudió veterinaria y música. Tiene un título Honoris Causa que le otorgó la Universidad Nacional. En cuanto inició la carrera de veterinaria, empezó a estudiar música en el Conservatorio. Allí tomó clases con el maestro Eduardo Carrizosa. Treinta años después grabó con él uno de los más grandes y significativos proyectos de la música colombiana, la ‘Carranga Sinfónica’.

El cantautor pasó por agrupaciones como Los Carrangueros de Ráquira, Velosa y los Hermanos Torres, Velosa y Los Carrangueros, a través de estas sacó la música carranguera del altiplano cundiboyacense y la llevó de gira por otros continentes.

Velosa se la pasa recitando coplas y versos que aprendió de niño, para enfrentar la vida. Fueron estas las que lo salvaron, siendo un colegial, del matoneo. Soportó burlas de sus compañeros por su condición de campesino y su acento boyacense, pero en medio de todo sobresalió por su memoria y su voz al declamar. Así ganó poco a poco el respeto de profesores y alumnos.

"Dios restablezca su salud, maestro Jorge Velosa, usted es un juglar de
la música colombiana, la que habla de dónde venimos",
@Boyacasietedias

Hace siete años, mientras participaba con su grupo en el gran Festival Folclórico de Cosquín, en Córdoba, Argentina, el maestro Ricardo Bautista (en ese entonces secretario de Cultura de Boyacá) le sugirió a Velosa y al maestro Carrizosa montar un concierto carrango-sinfónico. Velosa suele recordar que en mitad del concierto, en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, le puso a Carrizosa una ruana con la que siguió dirigiendo. “Hubo uno de los aplausos más largos y bonitos que hayamos escuchado”.

Sobre la vida, Velosa también se ha pronunciado: “Me gustaría despedirme sin mirara para atrás, para no sentir ganas de quedarme. O como le pasó a mi taita, de totazo, un buen infartico y listo el carrango”.

En frases

El amor:
“Para buen entendedor, con esta coplita basta, me la enseñó mi ‘mama’ a manera de consejo disimulado: ‘Yo siempre te oigo decir, que quieres a boca llena, querer una no es querer, querer es a una docena’”.

El mal humor:
“A ratos ser disciplinado, estar deprimido o estar ‘enconchado o encuzcado’, protegiéndose como el armadillo, se confunde fácilmente con ser malgeniado”.

La despedida
“Mi despedida de este mundo la quiero amenita y ojalá sin luto y sin lagrimones, como reza otra de nuestras canciones, pero ese tema también dice en alguna estrofa que ‘no espere a que me muera,
pa’ mostrarme su amor’”.

En vida
“En vida les digo que no esperen a que me muera pa’ colocar mis canciones y decir que me quieren, sino que si en verdad estiman mi trabajo, lo hagan desde ahora y, de paso, con ello se hace alguito de país”, dijo hace dos años en una entrevista concedida al periodista Rubén Darío Higuera.

La paz
“Lo poco que vale un tiple y lo duro que suena: y lo mucho que vale un rifle y lo mucho que truena, porque si ha habido música de paz, ha sido la música carranguera”, dijo acerca de la paz.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad