El Gran Combo de Puerto Rico celebra sus Bodas de Oro recorriendo los cinco continentes
ENTRETENIMIENTO

El Gran Combo de Puerto Rico celebra sus Bodas de Oro recorriendo los cinco continentes

Junio 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El Gran Combo de Puerto Rico celebra sus Bodas de Oro recorriendo los cinco continentes

Cincuenta países serán visitados por El Gran Combo de Puerto Rico en honor a cada uno de los años de historia que tiene el grupo.

Cincuenta países serán visitados por El Gran Combo de Puerto Rico en honor a cada uno de los años de historia que tiene el grupo.

Cincuenta países serán visitados por El Gran Combo de Puerto Rico en honor a cada uno de los años de historia que tiene el grupo. Les faltará poco para recorrer con su música los cinco continentes y celebrar sus Bodas de Oro. Por eso, sin duda, Rafael Ithier, director de La Universidad de la Salsa, se siente “un ciudadano del mundo”, que va tocando puertas con el género que escogió para encantar al planeta.Está tan orgulloso de su trabajo como director de la orquesta de salsa más importante de los últimos tiempos que dice que su “aporte a la música latinoamericana, a la música popular, es nuestra gran organización, nuestra disciplina, nuestra permanencia. Nosotros somos un grupo responsable con el trabajo”. Y no en vano están cumpliendo 50 años. El puertorriqueño sostiene que su carrera ha sido “bastante difícil”, pero los integrantes de la agrupación han sabido compaginar sus afinidades, “tanto así que aquí no hay figuras individuales. Aquí, la estrella es la orquesta. Además, para nosotros, vacilarnos es trabajar. Claro, nos tomamos unos traguitos de pisco, pero siempre salimos a tocar… y a tocar muy bien”.El viernes en la noche El Gran Combo de Puerto Rico estaba en Quibdó, Chocó. Pero los caleños se quedaron con ganas. El concierto que estaba programado para anoche fue cancelado porque los músicos se quedaron ‘atrapados’ en el Puente Aéreo del Aeropuerto Eldorado. Antonio García, empresario musical, explicó al cierre de esta edición que “no sabían qué había pasado”.A sus 86 años, Rafael Ithier no descansa. Se califica como un “buen organizador”. Y sentencia que la disciplina se la debe a los dos años que estuvo en el Ejército. “Eso lo apliqué en mi vida y en la música. Esto caló en mis compañeros, quienes tienen un gran sentido de responsabilidad”, agrega.Con el correr de los años el género de la salsa no ha logrado desteñirse por más que a las emisoras de radio las invadan otros estilos musicales.La agrupación acabó de hacer una gira por todo EE.UU. Estuvo en Perú; ahora comparte con sus seguidores en Colombia y luego irá a Ecuador. Más tarde recorrerán su natal Puerto Rico y México. Después estarán en Australia, Singapur, Corea, Japón, Hong Kong. De regreso pasarán por Madrid, Estocolmo y Estambul. Entonces, el maestro Rafa se pregunta “¿esto muestra una crisis de la salsa?”. Luego sostiene que lo que está mal es la economía. Explica que hoy no hay promoción, no se graba ni se sacan discos como antes por la piratería. “Esto impide que las orquestas nuevas, muchas de ellas fabulosas, tengan el impacto que merecen”.Pero sus años de vigencia en tantos países le permiten criticar la que es considerada Salsa Romántica. “A esos chiquitos (los nuevos músicos) les falló la fórmula. No sabían lo que era la clave y le quitaron todo el sabor a nuestra música, todos hacían lo mismo y eso espantó al bailador. Hasta decían que la clave era un atraso en la música”, dijo en una oportunidad. Si en algún momento hubo algún peligro por El Gran Combo, Rafa Ithier, marcó un paso adelante. Ha combinado su música con diferentes ritmos. Incluso a canciones clásicas como Brujería o Y no hago Más Na’ le mezcló el polémico regaetón. “La música evoluciona como todo y nosotros nos adaptamos a los cambios. Muchos ortodoxos del género no lo aceptan y nos criticaron, pero por esta razón muchas orquestas desaparecieron”, aclara.El director de la orquesta que toca éxitos como La Chinita, Hojas Blancas, Ámame y Me Liberé evoca los triunfos en cinco décadas de arduo trabajo. Pero asegura que sin el apoyo que el público le ha dado “no hubiésemos conseguido esta victoria. Son ustedes un factor muy importante en la vida y desarrollo de este grupo y lo mejor que podemos hacer es sacar un poco de nosotros para retribuirles”.Rafael Ithier concluye que “somos unos agradecidos, pues el premio más grande que hemos recibido es el cariño de la gente. Trabajamos para satisfacer al público, pero nunca fuimos chabacanos, hirientes. Tocamos para divertirlos, hablando del mundo cotidiano, de la sensibilidad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad