El Gran Combo celebra 50 años como leyenda musical
ENTRETENIMIENTO

default: El Gran Combo celebra 50 años como leyenda musical

Este grupo de salseros puertorriqueños celebra, este sábado 26 de mayo, los 50 años de trayectoria musical que iniciaron en el año 1962. Por ahora los músicos preparan un histórico concierto en Puerto Rico y una gira mundial por 50 países, en el que se incluye a Colombia.

El Gran Combo celebra 50 años como leyenda musical

Mayo 25, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Este grupo de salseros puertorriqueños celebra, este sábado 26 de mayo, los 50 años de trayectoria musical que iniciaron en el año 1962. Por ahora los músicos preparan un histórico concierto en Puerto Rico y una gira mundial por 50 países, en el que se incluye a Colombia.

Ese grupo de músicos puertorriqueños frustrados y tratados como “traidores” por abandonar el famoso Combo de Rafael Cortijo, que a principios de 1962 pensaban en retirarse de la música porque no conseguían disquera y ni siquiera donde ensayar, celebra este 26 de mayo 50 años de carrera musical.El Gran Combo de Puerto Rico se impuso a las modas musicales, las crisis de la industria del disco y se convirtió en una de las orquestas legendarias de la música latina, la más representativa de Puerto Rico en todo el mundo y en una escuela para músicos salseros de tres generaciones.“Después de la separación del Combo de Cortijo yo estaba frustrado, me quería retirar de la música y me fui a mi casa. A los días los músicos me fueron a buscar y me convencieron de dirigir el grupo, pero la verdad pensé que con tantas dificultades duraríamos seis meses o máximo un año... nunca soñé con celebrar 50 años de carrera musical”, dice Rafael Ithier, el pianista y director de la orquesta.Bajo su batuta, los 14 músicos del Gran Combo preparan un histórico concierto en su natal Puerto Rico y una gira mundial por 50 países del mundo, uno por cada 50 años de su exitosa trayectoria. Colombia es uno de los países escogidos, según Ithier, “porque desde la primera vez que vinimos hace más de 30 años a un Carnaval de Barranquilla nos han apoyado y los colombianos tienen mucho que ver en la conservación de esta música”.Desde su primera presentación en el salón Rock and Roll de Bayamón (Puerto Rico), el 26 de mayo de 1962, la orquesta impactó la música latina con un ritmo de que apuntaba al oído del bailador.Las letras jocosas de sus canciones en la voz de Andy Montañez y Pellín Rodríguez impactaron desde el comienzo de la agrupación. A eso se sumaron una imagen fresca y sus vistosas coreografías, que pronto le dieron una identidad propia a la banda, en tiempos en que las orquestas proliferaban.En la cúspide del éxito hoy pocos recuerdan las vicisitudes para consolidarse. El pianista y director, Rafael Ithier, relata que fueron tildados de traidores por el público y el medio musical, que no entendían que se separaron del Combo de Cortijo por la “indisciplina” de aquel famoso grupo. "Varias veces nos contrataron en clubes y cuando llegábamos a tocar y nos veían nos cerraban las puertas. Fueron tiempos difíciles, no teníamos ni dónde ensayar". La orquesta estuvo a punto de desaparecer.Andy Montañez, el cantante estelar en los primeros 15 años del Gran Combo, recuerda esos difíciles inicios: “no encontrábamos disquera y en esos tiempos eso significaba desaparecer... entonces tuve que hipotecar mi casa para conseguir dinero para montar nuestro propio sello y empezar a grabar nuestra música”. Pero la constancia, la férrea pero amistosa disciplina y el virtuosismo de los 13 integrantes del grupo dieron sus frutos. Solo en 2005 marcaron un récord al presentarse en 137 conciertos alrededor del mundo.La Fórmula MusicalCon un sonido tradicional, que potenció ritmos tradicionales como el bogaloo, el jala-jala, la bomba, la plena y el son montuno, sobrevivieron a los tiempos difíciles de la industria, el género y el paso de los años y las modas."La fidelidad a un estilo original, pero al mismo tiempo la adaptación a la evolución musical y la disciplina de grupo nos han permitido llegar hasta donde estamos hoy", afirma el cantante Charlie Aponte, quien hace 39 años se integró al grupo y quien bajo la batuta del Gran Combo se convirtió en uno de los mejores soneros de la salsa.Por el grupo han pasado algunos de los mejores músicos puertorriqueños, destacándose Eddie "La Bala" Pérez (saxofón), Roberto Roena (bongó), Elías Lopés (trompeta), quienes fundarían luego la agrupación Apollo Sound.La orquesta también resistió momentos difíciles, como cuando en los años setenta abandonaron el grupo las dos voces insignia: Andy Montañez y Pellín Rodríguez. Muchos decretaron su muerte. Pero de nuevo el olfato del director salió a relucir al encontrar dos voces que se acoplaron al estilo de la banda. La llegada de los nuevos cantantes (Jerry Rivas y Charlie Aponte) refleja la sapiencia de Ithier para manejar su orquesta.Cuando Rivas, blanco y rubio, se presentó en reemplazo del estelar Andy Montañez, los demás músicos, la mayoría morenos, lo miraron con recelo. Ithier, con su tradicional buen humor, les salió al paso. "Ustedes tranquilos, es un negro pintado de blanco".En los años ochenta, cuando surgió la corriente de la salsa romántica, el Gran Combo supo mantenerse vigente y trabajó en esta línea, lo que causó controversia entre los salseros y la crítica musical. El director Rafael Ithier y los músicos consideran que fue una “licencia” necesaria en ese momento musical. "La música evoluciona como todo y nosotros nos adaptamos a los cambios. Muchos ortodoxos del género no lo aceptan y nos criticaron, pero por esta razón muchas orquestas desaparecieron".Sin embargo, Ithier es uno de los defensores de la salsa clásica y un crítico de la llamada salsa romántica. "A esos chiquitos les falló la fórmula. No sabían lo que era la clave y le quitaron todo el sabor a nuestra música, todos hacían lo mismo y eso espantó al bailador. Hasta decían que la clave era un atraso en la música".El aporte a la música y el profesionalismo de los integrantes de la orquesta inspiraron a varias generaciones de músicos salseros y cantantes como Gilberto Santa Rosa, quien ha confesado que su sueño fue integrar la banda. Otras figuras del género como Rubén Blades declaran su admiración: "Lo que el Gran Combo demuestra es la posibilidad no solo de durar, sino de mantener la calidad".Después de cinco décadas de trajín musical, casi 100 discos grabados, de ganar múltiples premios y discos de oro y de llevar la música latina a todos los rincones del mundo, los veteranos músicos no piensan en el retiro. Se sienten con vitalidad para seguir cocinando la mejor salsa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad