ENTRETENIMIENTO

El ‘Gato con botas’ se estrenará en diciembre en Colombia

Noviembre 07, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Alberto Posso Gómez, Especial para El País

Se exhibió ayer a la prensa en Bogotá, la primera salida en solitario de uno de los personajes más amados de ‘Shrek’. Vuelve más osado, más gatuno, más enamorado.

Del cuento original de Charles Perrault, el gato del hijo de un molinero que convenció a su dueño de fabricarle un par de botas y salió caminando y hablando como un ser humano, para terminar convertido en primer ministro del reino, sólo queda la erguida postura y su habla desparpajada.De hecho, el argumento de la saga ‘Shrek’ tuvo su ligereza para recrear al personaje original de ‘El gato con botas’, cuya esencia textual es el ingenio que tuvo para hacer pasar a su humilde amo por “el marqués de Carabás”, cuando le pidió desnudarse y luego convenció al rey de que le habían robado sus lujosas vestiduras mientras se bañaba en un lago. Así logró introducirlo al castillo y convertirlo en noble.En ‘Shrek 2’ (2004), el talento del gato fue enfocado más allá de este simple engaño. Su postura de tierno minino necesitado de cariño escondía la desfachatez de un sicario, vividor y asaltante de caminos. El felino color naranja hizo su primera aparición justo en ‘La manzana envenenada’, una taberna exclusiva para villanos, a donde el monarca de Muy Muy Lejano y padre de Fiona va a contratarle para que mate a Shrek.Como recordaremos, Gato con Botas termina rogándole a Shrek que no lo mate a él, y luego se hace su amigo inseparable, lo cual enfurece a Burro y disminuye un poco la maldad del colorido felino experto en poner ojos tristes para desarmar a sus enemigos.La aparición de Gato fue un suceso. Antonio Banderas, su voz oficial, lo describió en su momento como una mezcla entre sus personajes de ‘El zorro’ y ‘El mariachi’, pero en versión gatuna. Y el público quedó maravillado con este ‘tipo’ que muestra muchas de las características reales de los gatos: ‘asolapados’ y traicioneros, pero de conmovedora ternura.En su segunda salida, en ‘Shrek tercero’, el principal show del filme es que debido a un truco de magia de Merlin, Gato y Burro cambian sus cuerpos durante buena parte del metraje. Aunque la película fue considerada un ‘fiasco’ por un 40 por ciento de la crítica, ya se rumoraba entonces que Gato era demasiado para formar parte de un simple elenco. Había ascendido a la categoría de las estrellas y como tal, merecía su propia película.Dreamworks no tenía por qué dudarlo más. El ‘spin off’ (película de un protagonista emergido de otra en la que fue secundario), estaba servido. Por eso la historia se devuelve hasta recrearnos el tormentoso nacimiento de Gato, y de cómo se convirtió en forajido. Poco más puede contarse para no revelar enigmas argumentales claves, pero la nueva cinta comienza mostrándonos a un personaje que se dedica a huir siempre de la justicia, pernoctando aquí y allá, y dejando indelebles huellas en todas las gatas que pasan por sus destrezas amatorias.Conquistador empedernido, óptimo esgrimista y vagabundo eterno, el objetivo de Gato en esta oportunidad, aliado con un amigo de la infancia y una exquisita gata salvaje que esconde su rostro tras una máscara tipo ‘Gatúbela’, será conseguir tres semillas de fríjol mágico para ascender hasta un palacio en los aires, donde una pequeña gansa tiene la facultad de poner huevos de oro. Es decir… ¡lo que busca es hacerse millonario!A diferencia de la saga ‘Shrek’, en principio basada en historia de Nicolás Arellano y libro ilustrado de William Steig, ‘Gato con botas’ no hace uso de una conjunción de personajes de cuentos de hadas tradicionales (el ogro, el hada madrina, los tres cerditos, etc.), sino que se lanza a constituir una historia original, escrita por David H. Steinberg y Jon Zack, y convertida en guión fílmico por Tom Wheeler, con un aire de western y fantasía que le sienta de maravilla.Posiblemente tenga cierto trazo similar al cuento de Hans Christian Andersen, ‘Las habichuelas mágicas’, pero no hay duda que ‘Gato con botas’ tiene una alocada y peculiar personalidad, estrafalaria y vertiginosa, con matices de súper héroes y un trasfondo de historias encantadas y románticas.Tras su estreno en Estados Unidos, el viernes pasado; y la frenética reacción de los pequeños invitados al preestreno de prensa ayer en Bogotá, ‘Gato’ promete ser uno de los taquillazos de diciembre en Colombia, y desde ya se vislumbra que lo tiene todo para convertirse en la próxima saga de Dreamworks.Hay que destacar la agilidad con que transcurre la narración, los notables ‘backgrounds’ que enriquecen objetivamente la imagen y la iluminación y su trucaje que producen momentos sumamente graciosos. Por último, aunque podría suponerse que el efecto 3D resultaría innecesario, es un hecho que produce una sensación de realismo que nos hace vivir de primera mano saltos al vacío, persecuciones espectaculares, panorámicas aéreas y momentos de cámara subjetiva realmente asombrosos. Para volar con estos encantadores personajes al son de sus travesuras gatunas.El Gato con BotasTítulo original: Puss in boots.Género: Aventura, fábula. E.U. Todos. 90 min.Dirección: Chris Miller.Interpretación (voces en inglés): Gato con Botas (Antonio Banderas), Salma Hayek (Kitty), Zach Galifianakis (Humpty Dumpty), Billy Bob Thornton (Jack), Amy Sedaris (Jill), Constance Marie (Imelda), Guillermo Del Toro (Comandante).

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad