El director del 'Cartel de los Sapos', Carlos Moreno contó los detalles de esta producción
ENTRETENIMIENTO

El director del 'Cartel de los Sapos', Carlos Moreno contó los detalles de esta producción

Octubre 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel | Editora de domingo El País.
El director del 'Cartel de los Sapos', Carlos Moreno contó los detalles de esta producción

Premier El Cartel De Los Sapos. Manolo Cardona, Juanita Acosta y Carlos Moreno realizaron el lanzamiento de la película.

Por lo menos 70 personas estuvieron bajo la dirección del realizador caleño Carlos Moreno para el rodaje de ‘El Cartel de los Sapos’, filme de talla internacional.

Este fin de semana debió ser decisivo para la tranquilidad de Carlos Moreno, director de ‘El Cartel de los Sapos’ y para los productores del filme, entre ellos el actor Manolo Cardona, porque luego de su estreno en las salas de cine el pasado viernes, debieron advertir qué tanta acogida puede tener esta historia de gánsteres entre el público colombiano, el mismo que ya la había seguido con furor en la televisión nacional.La historia de amor de Martín González (Manolo Cardona) y Sofía (Juana Acosta), enmarcada en un mundo de traquetos (del Norte del Valle), balas, traiciones, excentricidades y delaciones, fue presentada a periodistas de Cali el pasado miércoles, con la presencia de sus protagonistas y director. Minutos antes de la proyección en horas de la mañana en una sala de cine de Chipichape, Moreno confesó sentirse nervioso de presentar el filme en Cali, capital donde se desarrolla parte de esta trama basada en el libro ‘El Cartel de los Sapos’, de Andrés López. El director habló con El País en la terraza del Hotel Now: ¿Ya está un poco más tranquilo?No, no estoy tranquilo y no voy a dejar de estarlo porque esta es una película que ha sido muy complicada y hay muchas expectativas de los productores ahora que va a salir en cartelera. Existe la aspiración de que le vaya muy bien y eso de alguna manera es una responsabilidad mía. El compromiso con el filme y con las personas que trabajaron en él es lo que me tiene intranquilo.¿Qué le significa el hecho de que ‘El Cartel de los Sapos’ fuera escogida para representar a Colombia en la lucha por los premios Óscar?El camino para llegar a una nominación en los Óscar es muy largo, exige un ‘lobby’ muy grande y en el apartado de Mejor Película Extranjera compiten películas muy buenas. No es que mi película no lo sea, ni tenga posibilidades, pero creo que no es el asunto esencial de la película estar o no en los Óscar. Lo principal es que la gente la quiera, que económicamente sea rentable, eso hablará de la buena salud del cine colombiano, y que sea un modelo de producción que se repita para que haya una industria de cine en Colombia.A diferencia de su filme ‘Perro como perro’ que al ser escogido por Colombia a los Óscar tuvo una gran aceptación, con ‘El Cartel de los Sapos’ no ha sucedido lo mismo. Analistas ven la decisión como improvisada, absurda, errática. No le dan posibilidad siquiera de ser seleccionada porque -dicen- no tiene un fuerte trasfondo sociológico, filosófico o espiritual como las que llaman la atención en Hollywood...No sabría decirte qué tipo de película es coge la Academia como Mejor Película Extranjera porque yo no conozco muy bien qué se escoge en los Óscar. Probablemente esas críticas tengan razón, no podría debatirlas porque yo no conozco cuáles son los parámetros. Para mí el parámetro principal de la Academia de los Óscar es que premia el cine que es industrial, el de las multitudes, el de las grandes pantallas, el de los ‘blockbuster’ y todo eso. Entiendo que se premian aquellas que hacen que la industria cinematográfica goce de buena salud. Yo no podría decirte que esta película es una de esas, pero si alguien tiene más conocimiento que la Academia y está diciendo eso, probablemente tenga razón. No sabría decirte. ¿Tuvo el pálpito de que ‘El Cartel’ iba a ser escogida para los Óscar?No, no lo sentía por una sencilla razón: la película jamás la hice pensando en eso. Es más, creo que todas las películas que se hacen en Colombia o en el mundo deberían hacerse pensando especialmente en que sean impecables, no que vayan a ser nominadas a los Óscar, a Cannes o a lo que sea. Por encima del valor que se aprecie en las academias o en los festivales, debe haber una aspiración a que estén bien hechas y que las historias se cuenten de una manera interesante. No es que desprecie lo de los Óscar, pero no son mi motivación para hacer cine.¿Es cierto que filmes como ‘El Cartel de los Sapos’ no le mueven el alma, que seguramente aceptó este reto para financiar sus otros proyectos? Yo hice ‘El Cartel de los Sapos’ no exactamente para financiar mis otros proyectos (risas) sino para financiarme a mí mismo. Para financiar mis otras cosas no está el cine, el cine no es el oficio que genere más dinero, o por lo menos no en Colombia. En ésta y en todas las películas en las que yo vaya a participar en mi vida, ojalá sean muchas, empeño mi corazón y mi alma. Y siempre lo haré y en esta lo hice, más pensando en la película que en las posibilidades que tuviera de ganar algo.En la función para prensa en Bogotá, al final hubo un prolongado silencio. En Cali hubo aplausos. ¿Qué sensaciones le transmiten lo uno y lo otro?Que estos momentos son de mucho nerviosismo, porque uno no sabe cómo le va a ir a la película; creo que son circunstancias demasiado ajenas a mí o al menos a lo que hice con la película. Para mí lo importante es que la película goce de una buena salud financiera y eso me parece importante por la salud de este tipo de propuestas en el cine colombiano, que son propuestas de grandes presupuestos. ¿Va a seguir casado con las películas de violencia: bala, muertos, mala imagen de Colombia? ¿Usted quiere especializarse en esta clase de filmes o ya optar por otro tipo de historias?No. Lo único que yo pienso es que voy a hacer películas de historias que me resulten interesantes, así puedan ser de amor, de violencia o de lo que sea. Lo que quiero aclarar es lo de la mala imagen de Colombia, porque la mala imagen de Colombia no la da el cine, hay representantes más sólidos de la mala imagen de Colombia y no necesariamente están en el cine. Y el cine colombiano no es tan fuerte ni tan importante en el mundo para darle una mala imagen al país. Daría mala imagen una película mal hecha, pero no una película que hable de un tema violento. A mí lo que me interesa es el asunto humano y si éste implica amor, humor o narcotráfico o violencia está muy bien.¿Se le mediría al humor en el cine?Sí, sí, claro que sí. ¿Por qué no? Por encima de ser un autor que se case con una temática o con una estética soy un narrador, o aspiro a ser un narrador que cuente historias, no pretendo seguir una línea específica cinematográfica. Que se ha dado por ese lado (de la violencia) es casualidad, pero realmente no es una exclusividad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad