El detrás de cámaras de Clara María Ochoa

El detrás de cámaras de Clara María Ochoa

Marzo 22, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Equipo de Vé | El País.
El detrás de cámaras de Clara María Ochoa

Productora caleña Clara María Ochoa Domínguez.

Clara María Ochoa "ha producido, dirigido y editado más de 3.000 horas de televisión, comerciales en cine, cortometrajes y documentales".

En su hoja de vida se lee que "ha producido, dirigido y editado más de 3.000 horas de televisión, comerciales en cine, cortometrajes y documentales", algo que no es exageración porque  Clara María Ochoa Domínguez empezó muy joven en la televisión colombiana, cuando apenas cursaba segundo semestre de Comunicación.

Lea también: Clara María Ochoa, la caleña tras los éxitos de la televisión y el cine colombiano.

Su inquietud por las humanidades  fue heredada de su abuelo Hernando Domínguez, fundador con los Hermanos Di Doménico de la primera empresa cinematográfica del país: Colombian Film Company. "Era un hombre al que le encantaba la poesía, tenía como hobby el teatro y me inquietaba saber cómo un ganadero tenía  debilidad por el arte, por la cultura, la literatura y el cine".

Y en el colegio, esas pasiones afloraron en Clara María, quien reconoce que fue mala estudiante. "Pasé por el Colegio Sagrado Corazón. Perdí primero, segundo y tercero de bachillerato.  Era  buena en literatura y deportes, pero no me gustaba  matemáticas,  aunque hoy   soy buena para eso, no sé como". 

Le pidió a su familia que la enviara estudiar a Estados Unidos. "Sentía que nunca me iba a graduar. Me fui para el  Mount de Chantal Visitation Academy   en Virgina, donde asistían las niñas a las  que no  les iba muy bien. Allá  tomaba cursos libres de fotografía y ahí me empezó a gustar el tema de la imagen, de comunicar sentimientos y sensaciones a través de ella".

La relacionista pública Guiomar Jaramillo fue su compañera de internado y con el tiempo construyeron una amistad que hoy ya suma 46 años.   "Hablábamos de que nos gustaba hacer cine, hacer fotografía y trabajar en los medios de comunicación". 

Y cuando Clara María se graduó  de bachiller  y visitó a Guiomar en Bogotá, esta última la persuadió parar entrar a la naciente  facultad de comunicación social de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Cursaba segundo  semestre y  "por cosas de la vida conocí a Gloria Valencia de Castaño y  a don Álvaro. Me invitaron a que trabajara como productora  en los programas culturales ‘Carta de Colombia’ y ‘Naturalia’. Estaba ahí de pura suerte y me fue bien", relata Clara María. 

Un buen día,  "Fernando Gómez Agudelo me dice: ‘Muchachita ¿usted qué quiere hacer?’ Yo le  dije que quería aprender técnica porque me interesaba hacer  ficción y documentales". 

Por esa época "habían venido unos cubanos a asesorar a RTI, Punch y Caracol porque estaban haciendo Gravi, que eran los estudios de TV a color. Gómez me dijo que fuera al entrenamiento de los ingenieros y de ahí me escogieron para hacer técnica de color y operadora de control central". 

Era la más joven y la única mujer en un mundo  de hombres, alternaba su trabajo con sus estudios universitarios y logró una beca  para estudiar cine y televisión, en España e Italia. En este último país  trabajó en RAI "donde aprendí de todo". 

Decidió regresar a Colombia. "La tierra llama,  sé que me hubiera ido bien, pero en la tierra de uno se tienen más posibilidades y la idea era llegar alto". Con su experiencia empezó a hacer cine junto a Pascual Guerrero y de ahí surgieron películas como  'El lado oscuro del nevado' (1980) y 'Tacones' (1982). 

También produjo comerciales y, durante 15 años, hizo parte de Proyectamos TV. Durante ese tiempo estuvo detrás de programas   infantiles, musicales,  concursos, dramatizados y  documentales.

Luego de manejar la producción y la programación de Caracol, Clara María se probó como representante de artistas por petición de Margarita Rosa de Francisco. "Trabajamos en la época de ‘Café’ y ‘Hombres’.  Fue  un momento muy bonito de la vida donde la pasábamos delicioso pero donde también camellábamos mucho. Se  trató de abrir MR Producciones  a otros artistas pero luego   no me llamó la atención seguir.  Lo mío es desarrollar ideas y llevarlas a las pantalla".

De vuelta a la producción, se encontró con Jorge Alí Triana y su proyecto ‘Bolívar soy yo’, gracias a este conoció a su actual socia. "Estábamos  en vueltas para presentar la película a festivales y Ana, quien trabajaba en la Dirección de Cinematografía, nos asesoraba sobre cómo hacerlo. Seguimos hablando y tiempo después de  fundar CMO Producciones, ella se asocia conmigo. Afortunadamente ha sido una unión que nos ha permitido movernos tanto en el cine como en la  TV".

CMO Producciones tiene en proyecto  una coproducción con Francia, Estados Unidos y México para la  película ‘The Foreigners', del director oriental Raya Martin.

El director vallecaucano Klych López, quien ha trabajado con Clara María  en varios proyectos asegura que el gran interés de la productora es "contar historias que tengan contenidos interesantes. Por ejemplo, ‘Correo de inocentes’ abordó el tema de los correos humanos; ‘La promesa’ era sobre la trata de personas; ‘La ronca de oro’ hablaba de la búsqueda de los sueños y  ‘Fugitivos’, sobre el conflicto familiar y la problemática de las cárceles".

Pero López también hoy es el cómplice de Clara María en el proyecto ‘Siempreviva’, adaptación de la obra de teatro ‘La siempreviva’ de Miguel Torres, que tocará situaciones relacionadas con  la toma del Palacio de Justicia y que aspiran estrenar en  octubre. Cuenta que "este proyecto ella lo tenía planeado para realizarlo con Carlos Mayolo, pero no alcanzaron a cristalizarlo. Y más allá de ser mi ópera prima, es acompañarla en el viaje de su regreso al cine, pues hacía ya varios años que Clara María no incursionaba y esa es su gran pasión".

"En sus producciones, Clara María busca,  además de ofrecer entretenimiento,  invitar a la reflexión, mostrar un fenómeno social que deje algo al espectador".Klych López,director
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad