El colombiano Simón Mesa ganó en Cannes con su cortometraje Leidi

El colombiano Simón Mesa ganó en Cannes con su cortometraje Leidi

Mayo 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AFP
El colombiano Simón Mesa ganó en Cannes con su cortometraje Leidi

El cineasta iraní Abbas Kiarostami entregó la Palma de Oro a mejor cortometraje en Cannes al colombiano Simón Mesa.

El cortometraje cuenta la historia de una joven que sale en búsqueda del padre de su hijo.

El cortometraje Leidi, del colombiano Simón Mesa Soto, ganó este sábado la Palma de Oro al mejor cortometraje en el 67º Festival de Cannes. La co-producción de Colombia y Gran Bretaña, de 15 minutos de duración, cuenta la historia de una chica que sale en búsqueda del padre de su hijo. "En su historia están condensados muchos aspectos de mi país y de América latina en su conjunto", dijo Mesa Soto tras recibir la recompensa en Cannes. "Intenté ser lo más fino y sutil que podía", agregó el colombiano. Mesa Soto estudió en la Escuela de Cine de Londres. Su filme fue seleccionado entre los 3.450 de 128 países que postularon para el concurso. La Palma de oro al corto en el rubro del cortometraje fue atribuida por un jurado que este año presidió el director iraní Abbas Kiarostami, de 73 años, ganador de la Palma de oro en 1997 por El sabor de la cereza.El filme de Mesa Soto competía con los cortometrajes siguientes: "A Passo d'Uomo" (Italia) de Giovanni Aloi, "The Administration of Glory" (China) de Ran Huang, "Ukhilavi Sivrtseebi" (Espacios invisibles, Georgia) de Dea Kulumbegashvili, "Happo-En" (Japón) de Sato Masiko, Ohara Takayoshi, Seki Yutaro, Toyota Masayuki y Hirase Kentaro, "Sonuncu" (El Último, Azerbaiyán) de Sergey Pikalov, "A Kivegzes" (La ejecución, Hungría/Rumania) de Petra Szöcs, "Aïssa" (Francia) de Clément Trehin-Lalanne, "Les Corps étrangers" (los cuerpos extraños, Bélgica) de Laura Wandel, y "Ja Vi Elsker" (Sí amamos, Noruega) de Hallvar Witzo.Winter Sleep, la gran ganadoraEl premio principal del festival fue para el drama existencial y clásico Winter Sleep (Sueño de invierno), del turco Nuri Bilge Ceylan, de 55 años. Rodada en un pueblo de Capadocia cubierto por la nieve, en el centro de Anatolia, Sueño de invierno, que está inspirada en tres relatos breves del ruso Anton Chejov, es protagonizada por tres personajes que debaten largamente sobre la moral y la vida. "Mi filme trata del empecinamiento de los hombres a seguir esforzándose sin jamás bajar los brazos y pese a la soledad, la tristeza y los acontecimientos tragicómicos que los llevan a su destino", comentó en Cannes el realizador turco, que había asistido cinco veces a Cannes sin jamás arrebatar la Palma de Oro. La acción de Sueño de invierno es mínima: un niño lanza una piedra contra un vehículo y quiebra el vidrio, dos turistas japoneses llegan al pequeño hotel Othelo, propiedad de Aydin, ex actor de teatro que vive allí con Nihal, su joven esposa y Necia, su hermana, y que escribe editoriales en un pequeño diario de la región y prepara un libro sobre el teatro.Pero, aunque al parecer nada sucede durante esta película que dura más de tres horas, las conversaciones, siempre intensas y a veces muy largas, envuelven al espectador, que se sumerge y se vuelve partícipe de ese encierro, gracias a la veracidad de los actores, cuya mínima expresión es recogida por el camarógrafo Gokhan Tirayak. La presidenta del Jurado, la cineasta neozelandesa Jane Campion, calificó el filme de "un verdadero poema", en la rueda de prensa tras la premiación.Aunque nunca había sido coronado con una Palma de oro, Cannes ha aplaudido a Ceylan desde sus comienzos, atribuyendo en 2003 su película Uzak con el Gran Premio, el más codiciado galardón después de la Palma de oro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad