El cine, un aliado clave para encender la pasión en la cama
ENTRETENIMIENTO
Hoy:

    El cine, un aliado clave para encender la pasión en la cama

    Febrero 26, 2017 - 01:52 p.m. Por:
    Meryt Montiel Lugo | Editora de Domingo
    Cincuenta Sombras

    Cincuenta Sombras más Oscuras Hay nuevas historias y nuevas reglas en la relación de dominación del magnate Christian Grey (Jamie Dornan) y la recién graduada universitaria Anastasia Steele (Dakota Johnson).

    Especial para El País

    Si hoy miles de jóvenes fantasean con ser los protagonistas de ‘Cincuenta sombras más oscuras’ —actualmente en cartelera y con buena taquilla en Colombia—, a mediados de los 80, los muchachos anhelaban estar en la piel de Elizabeth (Kim Basinger) y de John (Micke Rourke), las estrellas del drama erótico ‘Nueve semanas y media’.

    Para muchos son inolvidables la escena de John recorriendo con un cubo de hielo el escultural cuerpo de Elizabeth (desde el cuello hasta el bajo vientre). O aquella imagen en la que la pareja da rienda suelta a su pasión en un callejón de la ciudad, en penumbras, mientras un torrente de agua los empapaba.

    ¿Y quién se olvida del cruce de piernas de Sharon Stone en ‘Bajos instintos’? ¿De la candente escena íntima de Meryl Streep y Clin Eastwood en la mesa de la cocina en la película ‘Los puentes de Madison’? ¿La pasión desenfrenada entre Michael Douglas y Glen Close en el ascensor en ‘Atracción fatal’? ¿O a Richard Gere como prostituto en ‘El gigoló americano’?

    A través de los años, Hollywood ha regalado a los amantes del mundo escenas cargadas de erotismo, memorables. Y en opinión de expertos, lo ha hecho de forma más mesurada que en otras latitudes, como en Italia.

    “El cine de Hollywood no ha tenido un erotismo explícito, salvo el cine porno, que es un universo aparte”, explica el crítico de cine Sandro Romero.

    El sexo ha sido un gancho para vender, coinciden Miguel González, estudioso del séptimo arte, y Jerónimo Rivera, analista de cine y profesor de la Universidad de La Sabana.

    “El sexo ha sido un gancho para vender películas y muy pocas veces se han hecho filmes que aborden seriamente el tema. Hollywood ha contribuido a la cosificación sexual de la mujer y, posiblemente, a alimentar muchos mitos sobre la sexualidad masculina y femenina”, precisa Rivera.

    A pesar de ello, profesionales de la salud ven con buenos ojos que las parejas vean este tipo de películas por los beneficios que les pueden traer, aunque, advierten también, de algunas incomodidades que les pueden ocasionar.

    Doris y Luis, una pareja con cinco años de noviazgo, es de las que encuentran ventajas al ver películas eróticas como ‘Cincuenta sombras más oscuras’, que disfrutaron el pasado fin de semana.

    “Es una cinta para ver en pareja porque creo que a las personas sexualmente monótonas puede despertarles el interés de experimentar cosas nuevas en el sexo: juguetes sexuales, juegos en la cama, otras formas de seducción, para no caer en la rutina”.

    A mí, agrega Doris, de 27 años, me avivó más el interés por probar cosas nuevas. “Por ejemplo, con esos juguetes sexuales que vi en la película y no conocía”.  Su novio también se mostró curioso y motivado a experimentar con situaciones que vio en el filme.

    Beneficios

    •  Las películas con contenido erótico pueden darles ideas a las parejas para tener una sexualidad más creativa, para modificar sus guiones sexuales y no caer en la rutina, opina el psicólogo y sexólogo argentino Ezequiel López Peralta. Además, son en sí mismas un estímulo. “El hecho de ver estas escenas generan fantasía, un acercamiento físico y un gran deseo”.
    •  Sirven también para motivar un diálogo sincero en parejas emocionalmente maduras, porque si no lo son, tocar la temática de la intimidad se les vuelve un lío, asegura la psicoterapeuta clínica Giovanna Ramírez de Díaz.
    •  “Las películas de este tipo son un espejo donde me miro, una confrontación que nos permite revisar qué nos falta, qué nos sobra, de qué nos estamos perdiendo, con qué no quiero negociar, porque hay personas que rotundamente dicen ‘esa caricia no se la permito a nadie, ni a ti por más que te ame’. Entonces, surgen los conflictos, porque no se había discutido el tema y la película puso el dedo en la llaga y necesariamente hay que hablar de eso”, explica Ramírez de Díaz, egresada de la Univalle.
    •  Por eso, agrega Ramírez, es tan importante el diálogo en la relación, ya que, generalmente, “es más fácil desnudar el cuerpo que el alma. De ahí que haya tanta reserva en la intimidad: ‘si propongo algo me va a tomar a mal, pensará que tengo mucha experiencia, entonces, mejor me callo’. Todavía en la sexualidad hay muchos mitos que le hacen mucho daño a los matrimonios”.
    • De acuerdo con el médico familiar y sexólogo Jesús Arnaldo Reyes, las películas con una carga de erotismo pueden ayudar a hombres y mujeres a resolver problemas de su pasado, frustraciones y conflictos que hayan tenido durante su niñez.
    • Y además, pueden ayudar a resolver problemas asociados con el deseo sexual hipoactivo (no se tiene libido o interés sexual); anorgasmias (ausencia o insuficiencia de orgasmo sexual), vaginismo (malestar y dolor durante el coito).
    • Para patologías como el deseo sexual hipoactivo y anorgasmia en mujeres, recomendamos como parte del tratamiento ver películas de tipo erótico. Uno de estos filmes que aconsejamos es ‘Cincuenta sombras de Grey’, en donde priman las prácticas sexuales, como el sadomasoquismo, “lo que al final traduce es que el dolor y el sometimiento también pueden llegar a ser parte del placer sexual creando muchas fantasías a nivel femenino y ayudando en esas patologías”, comenta el doctor Reyes.

    Desventajas

    Muchas parejas salen de este tipo de películas frustradas, asegura la psicoterapeuta clínica Giovanna Ramírez de Díaz, porque, explica, en los filmes las escenas de erotismo son perfectas porque el director quiere cautivar a los críticos de cine y por eso, por ejemplo, los actores protagonizan situaciones como orgasmos exagerados que en la vida real no se dan con tal perfección.

    La película entonces se vuelve un espejo, un acto de comparación negativo y eso lastima mucho a la pareja.

    Como las personas son tan estimuladas, sobre todo los hombres, quedan con muchas inquietudes que los puede llevar a la pornografía de todo tipo: entre adultos, con niños, con animales y toda esta exposición pornográfica los puede inducir a otras conductas problemáticas, incluida la infidelidad.

    Las películas con carga erótica pueden provocar incomodidad en parejas en las que hay un cierto conflicto con el tema sexual, asegura López Peralta. Como tener una frecuencia sexual muy baja o diferencias de deseo, de estilo, desconectadas sexualmente, con vínculos muy fraternales. “Se sienten mal porque lo que ven en la pantalla no es lo que pasa o desean que pase entre ellos”.

    Aunque advierte López Peralta, “esto no es totalmente malo, porque una pareja que se sienta incómoda puede replantearse la situación y buscar una solución. Si saben aprovechar la situación puede ser algo inclusive positivo”.

    VER COMENTARIOS
    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad