El cantante Carlos Vives, un 'Colombianólogo'

El cantante Carlos Vives, un 'Colombianólogo'

Septiembre 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera, Reportera de El País
El cantante Carlos Vives, un 'Colombianólogo'

Carlos Vives con su compadre Egidio Cuadrado, su fórmula que le da esencia al vallenato.

Carlos Vives llegó en el mejor momento para la música vallenata, cuando el ritmo estaba perdiendo su fuerza. Tanto así que las disqueras no querían saber nada de ese género musical.

Las puertas de Sonolux fueron las últimas que tocó Carlos Vives buscando una disquera para su proyecto musical. “No vamos a trabajar más con vallenato, no estamos interesados”, le dijeron. Entonces él les rogó y les dijo que al menos hicieran el último intento y cerraran con él.Así recuerda Andrés ‘El Turco’ Gil, fundador y director de Los Niños del Vallenato, cómo Carlos Vives convenció a Sonolux y grabó Los Clásicos de La Provincia con las canciones de Escalona, Leandro Díaz y Carlos Huertas. “Eso fue un bombazo nacional e internacional. Carlos Vives fue quien nos abrió la trocha para entrar con la música vallenata a España, a Estados Unidos, un mercado difícil, incluso a Venezuela”, dice.Gracias a este colombianólogo y antropólogo de la música, como lo define su esposa Claudia Elena Vásquez, pudieron conquistar esos mercados más artistas vallenatos, incluso con más trayectoria en Colombia que el samario. La explicación del maestro Julio Oñate Martínez, erudito vallenatólogo, es que Carlos creció en una familia de parranderos por excelencia. “Los mayores de Vives fueron parranderos de talla”. De talla mundial como este artista que rescató del olvido absoluto a esos compositores que escuchó en su infancia cuando su tío Rodrigo llevaba a Leandro Díaz, Alejo Durán y muchos más a cantar a su casa.Y como su papá era médico, se llevaba a Carlos y Guillermo, de 7 y 8 años, al hospital a visitar pacientes y ellos les cantaban a los enfermos. “Las esposas de los artistas que él rescató hoy lo llaman a darle las gracias”, dice Claudia Elena.Para Oñate Martínez, Carlos ha sido el gran publicista del vallenato en los últimos años. Él tomó una música de la provincia y le dio el toque que faltaba: una sonoridad más contemporánea con elementos que no habían manejado los juglares y la llevó donde jamás había llegado un acordeón ni un canto vallenato. Para ‘El Turco’ Gil, Vives fue muy inteligente incorporándole nuevos instrumentos. En percusión, el vallenato se tocaba con una sola caja y la guacharaca y él le introdujo el bajo, el cencerro y les gustó a los jóvenes y a todas las generaciones, incluidos los mismos juglares tradicionales. “Eso se conjugó con la magia de su voz y lo sostuvo hasta el punto donde ha llegado”, dice Gil.El maestro Oñate recuerda que sólo lo había visto en las telenovelas y en las carátulas de los acetatos de ese rock ‘medioindescifrable’ que grabó en sus inicios. El artífice que rescató ‘los clásicos de la provincia’ de ‘la tierra del olvido’ sabía que Oñate Martínez había sido uno de los jurados en la demanda por supuesto plagio musical que le interpuso el compositor atlanticense Efraín Mejía, para quien en la canción ‘Décimas’, del cd ‘Déjame entrar’, tomaba tonadas de El Congo Grande y la Danza del Garabato, de autoría de Mejía.“Nosotros lo exoneramos y le quitamos esa carga de encima, y cuando nos conocimos en la calidez de una parranda en Bogotá, se fundió en un abrazo ‘quiebracostillas’ conmigo. Me dedicó un cd para mi hija, que es gran admiradora de él”, dijo el maestro Oñate desde Valledupar.Él, Gil, la cantante Adriana Lucía, y muchos cultores más del vallenato, aplauden el regreso de Carlos Vives a la escena musical luego de siete años en los que hizo proyectos infantiles exitosos como Pombo Musical o producciones de otros artistas, pero sin grabar en el género que le dio proyección mundial, que le permitió vender 12 millones de copias y ganar Grammy anglo y latinos, entre otros premios.Para Adriana Lucía “es renacer musical porque la gente lo va a ver y a escuchar, pero él nunca ha dejado de componer ni de hacer música, dejó de grabar tal vez, pero no de crear y las canciones que trae el disco seguro las compuso en este tiempo”.Vives renace para la industria musical de hoy con redes sociales Facebook, Twitter, I Tunes, Amazon, que antes no había, pero su esencia musical es la de siempre.Oñate confía en el talento y carisma de Vives. “La presencia de Carlos es una invitación a la vida, es un hombre que siempre está sonriente, de mirada franca, es un amigo cordial y tengo la seguridad de que su disco va a estar a la altura de la grandeza que él ha alcanzado”.Vea También:Primera parte: Carlos Vives vuelve al ruedo musical Tercera parte: Hombre de hogar

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad