ENTRETENIMIENTO

El caleño que prepara un LP en tributo a su padre, el bolerista Tito Cortés

Noviembre 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El caleño que prepara un LP en tributo a su padre, el bolerista Tito Cortés

Julio Cortés y su Corte agrupación que se abre paso con su música en Cali.

Este será su segundo trabajo musical luego de ‘Canta’, con el que ‘Julio Cortés y su corte’ se abren paso como una nueva agrupación local.

Próximo a cumplir 30 años de carrera musical, el pianista caleño Julio Cortés ya prepara un LP conmemorativo en el que también rendirá tributo a su padre, el bolerista Tito Cortés. Este será su segundo trabajo musical luego de ‘Canta’, con el que ‘Julio Cortés y su  corte’ se abren paso como una nueva agrupación local que le apuesta a la salsa criolla, esa que evoca los sonidos del barrio.  Para 2016 aspira a hacer el lanzamiento de su segundo LP, en el que además de salsa incluirá uno de los temas que hizo célebre a su padre:  ‘Alma tumaqueña’, en versión salsa. Lo interesante del trabajo es que por primera vez Julio se atreve a cantar.   “Yo no soy cantante como mi padre. Es cierto, en casa todos somos músicos, pero yo no me considero un cantante. Personalmente, no me gusta como me suena mi voz, pero los muchachos del grupo me decían que lo intentara y que dejara algunos temas en mi voz, ellos me dieron la confianza para hacerlo”, dice el artista en diálogo con El País. Realizar este trabajo le trae también muchas evocaciones de lo que ha sido su carrera musical, pues a los 17 años tuvo, por primera  vez, la oportunidad de grabar un LP con el grupo Sonero Clásico Calima y Discos Victoria.   Pero como artista, Julio y su Corte quiere darle un sello de autenticidad a su trabajo y ese es cantar en el barrio. De ahí su marcado interés por realizar los videos de sus canciones en las calles de sectores populares de Cali como Charco Azul o La Isla.  “Siempre me ha gustado compartir con la gente de los barrios y me gustaría algún día realizar uno en Siloé”, dice.   Reconoce que  tiene una deuda pendiente con el barrio Andrés Sanín, en el que creció en una casa de puertas abiertas y donde la música nunca  faltó.  Aunque sus inicios en la música  fueron explorando la percusión y como acompañante musical de su padre,  fue el maestro Alfredito Linares quien le vio talento para el piano y le dio sus primeras lecciones.  Hoy, con la madurez de los años, reconoce que por una necedad perdió una oportunidad de oro para formarse profesionalmente en el Conservatorio Antonio María Valencia; pero a cambio la vida lo premió con su paso por una universidad musical envidiable: el Grupo Niche, agrupación en la que se mantuvo durante doce años. A pesar del éxito y los aprendizajes, Cortés siempre tuvo un sueño pendiente por cumplir: tener su propio agrupación. Y luego de recorrer el mundo y los escenarios al lado de talentos como Son de Cali, sintió que ya era momento de dedicarle tiempo a su proyecto personal. Y  con su  primera grabación titulada ‘Canta’, “que ha sido de total aceptación por el público, aquí me quedo como dice el dicho porque el respaldo de la gente me dice que debo seguir por el rescate de la salsa criolla”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad