El amor ha rejuvenecido a Gilberto Santa Rosa, el 'Caballero de la Salsa'

Diciembre 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya y Merit Montiel
El amor ha rejuvenecido a Gilberto Santa Rosa, el 'Caballero de la Salsa'

Alexandra Malagón es la pareja de Gilberto Santa Rosa desde hace siete años.

El salsero está comprometido con la modelo, actriz y presentadora Alexandra Malagón, a quien le propuso matrimonio en un restaurante parisino, en junio pasado.

Gilberto Santa Rosa luce hoy más joven que años atrás. Las razones son varias: se quitó el bigote que lo acompañaba desde los 14 años; bajó algunos kilos por cuestiones de estética y de salud, ya que debe cuidarse del dulce y las harinas porque es diabético y se sometió a un trasplante de cabello, como se lo confesó en 2011 a la periodista Rebecca González, del periódico Primera Hora, de Puerto Rico.“Me puse un poco de pelo en la parte de atrás. Lo más que me dolió fue la anestesia, porque el procedimiento no duele tanto. Yo no tengo misterios y por eso lo digo sin problemas, porque se supone que de aquí a un año yo tenga una cola de caballo como la que usaba Luis Enrique”, manifestó entre risas.Pero seguramente lo que más lo tiene rejuvenecido es su joven pareja, la modelo, actriz y presentadora Alexandra Malagón, con la que sostiene una relación hace siete años y a quien le propuso matrimonio en junio pasado, en un restaurante parisino donde festejaron con champaña.Ella que se autoproclama “dominiqueña” porque nació en República Dominicana y vivió en Puerto Rico, ha manifestado que el matrimonio lo han planeado para marzo o abril de 2013, pero ha dicho, en broma, que hay que “cazar, con z, primero al novio”, aludiendo a la apretada agenda del cantante.Padre de cuatro hijos, Gilberto Santa Rosa se considera un bohemio en el sentido de compartir con sus amigos largas charlas, “pero sin nada de licor, cigarrillo ni otras cosas”.De acuerdo con su amigo Ley Martin, periodista, empresario y experto en salsa, ‘Gilbertico’ es un profundo admirador de Tito Rodríguez y de El Gran Combo de Puerto Rico.En los inicios de su carrera, cuenta Martin, “tomó como marco de referencia a Tito y hoy es un Tito Rodríguez moderno, integral, que canta salsa, bolero, guaracha, hace dúos, con buena aceptación en el mercado latino y americano”.Es tanta su fijación con Tito Rodríguez que Gilberto ha comprado muchas de las cosas que pertenecieron al artista: timbal, vestidos, audios, videos; adquirió los derechos discográficos de todo el catálogo del cantante e hizo en su casa, cerca de San Juan, un museo en honor a su ídolo. “Él dice que todo lo que le demuestren que es de Tito lo compra”.Asegura Martin, además, que uno de sus más grandes sueños, cantar con El Gran Combo de Puerto Rico, Gilberto lo cumplió en un show de Navidad que hicieron para un programa de Tv. “Cantó ‘Lamento jíbaro’ a dos voces con Charlie Aponte en vivo, era la primera vez que Rafhael Ithier permitía algo así, pues el director es muy celoso con su orquesta”.Pero Ithier conocía de sus excelsas calidades musicales desde hace años, desde antes de que Gilberto le mandara razones para que lo tuviera en cuenta como reemplazo de Andy Montañez en la Universidad de la Salsa, dice Martin.Yo no lo puedo meter en el Gran Combo porque esta es una cooperativa, le mandaba a decir Ithier, aquí no hay estrellas y sé que tarde o temprano él va a brillar con luz propia, él tiene que montar su propia orquesta. Y así fue. Ithier se convirtió en su padrino musical al recomendarlo para que grabara su primer disco como solista en Combo Records. Ya antes Santa Rosa había grabado con las orquestas La Grande, de José Canales; la de Tommy Olivencia, la de Willy Rosario, entre otras.Con gran capacidad para recargar baterías y renovarse, este ganador de Grammys latino y anglo, de Premios Lo Nuestro y más, es un astro de la salsa que sólo piensa en el retiro si suceden dos cosas: “si el público no me apoya o mis habilidades empiecen a fallar”. Por fortuna, ninguna está a la vista.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad