ENTRETENIMIENTO

El Águila Descalza trae su 'humor clínico' a Cali

Julio 26, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El Águila Descalza trae su 'humor clínico' a Cali

‘Historia clínica’ estará en cine en noviembre de este año o en enero del año entrante. Luego El Águila Descalza rodará ‘Vida de perros’ y el próximo año, ‘No vuelvo a beber’.

El alzheimer es uno de los temas que trata en su obra ‘Historia clínica’. El Águila Descalza, este sábado en escena en el Teatro Jorge Isaacs.

El Águila Descalza anida de nuevo en Cali, con la obra que llevarán próximamente al cine, ‘Historia Clínica. Una comedia a tu salud’, hoy, a las 8:00 p.m., en el Teatro Jorge Isaacs.“Esta obra la motiva ese ansia desmesurada que uno tiene por la salud, ese paraíso necesariamente perdido y obsecantemente buscado, ese paraíso al que todos queremos volver”, dice Carlos Mario Aguirre.Sobre esta obra que ha convocado a cerca de 20.000 espectadores en solo cuatro meses, afirma Carlos que “es la posibilidad de asistir a la quiebra de la salud, partiendo de la comedia, que se nutre de la tragedia”. Según Cristina Toro, esta obra que retrata la realidad del ser humano desde el momento en que el médico lo recibe con una palmada en la nalga, hasta la despedida en su estado terminal, la concibió Carlos Mario “en un momento difícil, el final de la vida de su padre, que estaba hospitalizado”.Y es que la obra habla no solo sobre el ya desprestigiado sistema de salud, sino también sobre la hipocondriaca madre, que en cuanto le mencionan una enfermedad se le pega inmediatamente; o del enfermo que cuando quiere tocar el timbre en el hospital termina enredado en los cables, y al que muchas veces en lugar de ponerlo cómodo en la cama, termina atrapado en en posición de sándwich. Aguirre, quien admite que le gusta que lo inyecten, que le hagan torniquetes y que lo esculquen por dentro, interpreta a Carlos Epidídimo. Su mamá no controla esfínteres y está recluida a una silla de ruedas, y termina convirtiéndose en una carga, por la cual todos los hijos se pelean porque ninguno quiere cuidarla y el que termina cuidándola le va a echar en cara toda la vida a los demás que lo dejaron solo con la responsabilidad.El Alzheimer es un pretexto para reflexionar sobre cómo se enfrenta la vida del paciente y para reírse de las incongruencias de la práctica médica. Sin embargo, Aguirre dice que a veces “perder la memoria es un alivio y no recordar es fuente de salud”.El Águila en frases“Quien logre el olvido será feliz, la posibilidad de olvidar es una de las fuentes más grandes frente a la enfermedad”.“No tengo miedo a la desmemoria, a la enfermedad o a mi fatal regreso a la nada, porque de la nada vine y a la nada volveré”, dice Carlos Mario Aguirre. “Uno es el mejor médico de sí mismo. Tiendo mucho a olvidarme de asistir a consultorios y a médicos. Soy dado a curar mis propias dolencias. No me gusta andar con frasquitos de un lado al otro ni con radiografías. Me gusta buscar enfermedades ilustradas en libros de medicina. Y como muchos quería ser médico”, dice Carlos Mario Aguirre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad