El adiós de Buena Vista Social Club
ENTRETENIMIENTO

El adiós de Buena Vista Social Club

Octubre 25, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Isabel Peláez / Reportera de El País
Buena Vista Social Club

Se despide la icónica agrupación cubana Buena Vista Social Club. Hoy y mañana, en cines, un documental para no olvidarlos jamás.

Cortesía para El País

La orquesta cubana que reúne a figuras como Omara Portuondo, Compay Segundo, Ibrahim Ferrer, Eliades Ochoa, Pío Leyva y ‘Barbarito’ Torres, se despedirá en los cines colombianos, jueves y viernes, con una serie de testimonios e interpretaciones en vivo recogidos en el documental ‘Buena Vista Social Club: el adiós’.

‘Chan Chan’, ‘Dos gardenias’ y ‘Candela’ son parte del repertorio que llegará a salas de Cine Colombia, a las 8:30 p.m.

Entre los que sobreviven está Bárbaro Alberto Torres Delgado, o ‘Barbarito Torres’, el laudista de la agrupación, famoso por sus virtuosos interludios que incluyen ejecutar el instrumento por la espalda.

Lea también: 'Con ópera se celebrarán los 150 años de la primera edición de 'María''.

En la década de 1970, este oriundo de Matanzas, antes de establecerse en La Habana tocó el laúd en bandas musicales de las fuerzas armadas cubanas.

'Barbarito' Torres

'Barbarito' Torres, laudista cubano.

Cortesía para El País

En 1997 el músico y productor Juan de Marcos González y el guitarrista estadounidense Ry Cooder incluyeron a ‘Barbarito’ en el proyecto Buena Vista Social Club y en el documental de dicho nombre.
‘Barbarito’ Torres habló con El País, desde Cuba.

¿Qué siente al despedirse del público, después de un proyecto tan importante como Buena Vista Social Club?


Ya era hora de una despedida, porque llevamos 21 años trabajando, se acaba de hacer una película recordando a los íconos fundadores de ese proyecto. Aunque nunca uno se despide, siempre se hará algo algún día, estamos vivos todavía. Esto sigue. Creo que les va a gustar mucho la película a la gente, porque van a recordar a Compay Segundo, a Rubén González, a Ibrahim Ferrer, a todos esos personajes que de alguna manera deleitaron en el mundo con su música, su arte y su simpatía.

"Habrá sorpresas en
mi tercer disco, que voy a hacer con Rolando Luna, actual pianista de Buena Vista Social Club. Será a piano y laúd solos y vamos a incluir música colombiana”.
‘Barbarito Torres’,
el laudista de la agrupación.

¿Cuándo fue la última vez que se reunieron los integrantes de Buena Vista Social Club que están vivos?

Nos reunimos en mayo del año pasado en dos tremendos conciertos de Carlos III Mall, en La Habana.

Cuéntenos un poco sobre sus inicios y su encuentro con el laúd, su instrumento...

Bueno, mi laúd y yo chocamos cuando yo tenía la edad de 10 años. A los 14 años me hice músico profesional, trabajé con la meca de la música campesina que se llamaba doña Celina González, que ustedes bien la conocen en su país. Yo fui muchas veces a Colombia con Celina. Primero estuve en un grupo de la nueva trova que se llama Manguaré, y en 1992 fundé mi propia agrupación. Hasta el día de hoy he llevado a la par el trabajo de Buenavista con mi orquesta.

¿Por qué escogió el laúd?

Ese instrumento, desde que surge en Cuba, que lo traen los canarios, lo introducen en la música campesina, y en mi casa se hacía música campesina, mi papá era poeta y mi hermana, quien todavía trabaja conmigo. Me enamoré de ese instrumento, podría haberme enamorado del tres, de la guitarra, pero a mí me cautivó fue el laúd, me enamoró.

Buenavista Socia Club

Omara Portuondo, cantante, y Eliades Ochoa, guitarrista.

Cortesía para El País

¿Pero usted hizo del laúd algo revolucionario, no?

Logré hacer una cosa con este que no se había hecho nunca y fue trabajar la música campesina, lo he llevado a todo tipo de música y de formato.

He construido una carrera fabulosa de 46 años de trabajo con el laúd, yo toco la guitarra, el tres, el contrabajo, pero siempre le he dedicado mi vida al laúd.

"Pensé que iba a hacer un disco normal con un productor famoso. Pero cuando pasó lo que pasó, dije: “¿Qué yo hago aquí?”. No lo creía",
‘Barbarito Torres’,
refiriéndose al éxito arrollador del proyecto Buena Vista Social Club.

Además es un virtuoso, puede tocar el laúd poniéndoselo en la espalda. ¿Cómo lo logra?

Ja, ja, ja, esas son cosas que van surgiendo solas, a veces hay que hacerlas por necesidad. Eso lo hice en Colombia, en un teatro en Barranquilla, me surgió de pronto, le dije a un cantante “aguántame aquí”, entonces cuando me lo aguantó le dije toqué con él en la espalda y el público me aplaudió. Más nunca lo había hecho, pero como estaba en un video, Juan de Marcos González, quien formó y dirigió Buenavista Social Club, lo vio, y cuando estábamos grabando la película quiso que yo lo hiciera.

¿Cómo llegó usted a Buenavista Social Club?

Buenavista Social Club se cocinó en Inglaterra. Allá Juan de Marcos le dio a un productor la idea de grabar un disco con músicos cubanos mayores y menos mayores. Y ese productor, que ahora es el dueño de la disquera, sugirió a Celina y al que tocaba el laúd con ella, que era yo. Y en Cuba se incorporaron algunas personas más que fueron surgiendo por el camino, pero yo venía en la lista original: músicos como Israel ‘Cachao’ López, Rubén González, Manuel ‘Guajiro’ Mirabal, y cuando llega Ry Cooder como productor dice: “Quiero un laúd” y Juan de Marcos se aparece con un casete y dice: “yo tengo un laudista, vamos a ver si se ajusta al estilo”. Y vamos a ver, era yo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad