ENTRETENIMIENTO

Edgar Vittorino regresa como ‘El Pibe’ en la segunda temporada de ‘La Selección’

Enero 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

Tiene nueva novia y quiere que en el amor le vaya tan bien como en el trabajo.

Después de ‘La Selección’ lograr un promedio total de 14.8 de rating, está confirmada la segunda temporada de la serie que estuvo entre los 20 programas más vistos de la televisión nacional.Edgar Vittorino, quien interpreta a ‘El Pibe’ en la serie, le confirmó a El País que las grabaciones, que empezaron este mes, van a un ritmo acelerado con el fin de poder estrenarla en abril, antes de que empiece el Mundial de Brasil. Este actor, a quien de niño le decían ‘Carebarbie’, ya se acostumbró a llevar peluca y a que la gente le pregunte chismes de ‘El Pibe’. Este barranquillero, que perteneció a los 13 años a la Selección Atlántico de Básquetbol, desde esa edad hacía teatro en las calles donde le pagaban $500 y $1000. A los 16 salió de su ciudad para probar suerte en Bogotá. Pero ya había pasado por los talleres actorales de Jorge Cao, Edgardo Román, Ronald Ayazo, Vicky Hernández y Laura García. Esta última le aconsejó que estudiara actuación en Nueva York.Estaba en esas cuando Hernán Correa, jefe de casting, lo llamó a decirle que lo necesitaba para que hiciera de Carlos ‘El Pibe’ Valderrama. Su novia de ese entonces, la actriz Ana Jaraba, lo ayudó a montar la escenografía a buscar una peluca y enviaron la prueba por correo. Su personaje no sólo tuvo el visto bueno del mismísimo futbolista, sino del padre de este y de sus seguidores. Tanto que vuelve y juega en este papel que le ha dado el reconocimiento.¿Cómo es su balance de la primera temporada de ‘La Selección’?Positivo. La gente quedó contenta y está esperando la segunda temporada, eso nos deja claro lo que se consiguió con esta serie, que apenas se acabó ya estaban preguntando: ‘¿Bueno, y cuándo empieza otra vez?’. Una señora me contó que llegaba a casa y se ponía a ver la serie con sus nietos todas las noches y apenas se acabó, cada uno coge para su cuarto y ya no puede hablar con ellos. Entonces ya está esperando que empiece la segunda, a ver si los recupera. ¿Y, verdad, cuándo empieza?La idea es que la serie esté al aire en abril. Ya empezamos a grabar, los planes de grabación están terribles... son muchas escenas diarias, para poder alcanzarla antes de que empiece el Mundial de Brasil.¿En qué aspecto tiene que trabajar para hacer ‘El Pibe’ más maduro?Estoy trabajando en lograr un poco más de edad en él, porque en esta segunda parte él va a crecer, y va a tratar de controlar más ese ánimo tan fuerte que tiene. Se va a tratar de que no reaccione a los gritos, sino que se controle más. Y tengo que trabajar en que el tono se parezca más a la voz de ‘El Pibe’.¿Esperaba ese éxito que tuvieron la serie y su personaje?No me esperaba tanto de lo que ha sucedido. En 2012 yo estaba en Nueva York estudiando, cogiendo el metro a las 6:00 a.m. con el frío más horrible del mundo y ahora, un año después, estoy en mi país con un reconocimiento grandísimo por mi trabajo como actor y a veces no me creo todo lo que ya pasó en solamente 12 meses. Entonces no hago más que agradecerle a Dios y tratar de seguir dando lo mejor de mí.¿Después de vivir un tiempo sin peluca, es difícil volverse a acostumbrar?Mira, eso es un quite y ponga de peluca a cada rato y me pintan el lunar y me lo borran. ¿Pero sabes que no me molesta? Me siento raro cuando me quito la peluca, pues me quedo con el bigote, me miro al espejo y digo ‘no ese no soy yo’ (risas).¿La serie hizo que a gente que no le gusta el fútbol le empezara a gustar?Claro, su gran éxito es que hizo un balance entre el fútbol y la vida privada de los futbolistas y sus mujeres. La gente no se aburre de ver solo fútbol, también ven lo que las familias sufrían y se alegraban cada que ellos pasaban por un momento importante en sus carreras deportivas.¿Le siguen diciendo ‘Pibe’ en la calle?Todo el tiempo, ese mismo cariño que le tienen a ‘El Pibe’ la gente lo está poniendo en mí. Cuando me ven me dicen ‘Pibe’ y me felicitan, me preguntan por él. Yo hablo mucho con él y con su hijo y le cuento a la gente cosas que quieren saber de su ídolo. Y se van contentísimos como si hubiesen hablado con ‘El Pibe’ de verdad.Lo vimos en Casa Ensamble en la obra ‘De madrugada’ muy ligero de ropa...(Risas) Oye, sí. Mira que una de las cosas más impresionantes que nos pasaron es que una señora muy hermosa fue a vernos seis veces. Se sentaba en primera fila y siempre llevaba a alguien nuevo. El último día ella se me acercó, me miró a los ojos y me dijo “es que me encanta la obra” y yo (se ríe) “ah, bueno está bien, está bien”... Estoy contento, porque fue una oportunidad que se dio con Casa Ensamble. Ahora todos están mirando hacia el microteatro, una nueva manera de hacer teatro, de 15 minutos.¿Cómo logra mantenerse en forma?No quiero sonar prepotente, pero el sexo es muy bueno para eso.¿Está estrenando novia?Apenas estamos empezando con una persona (la actriz Katherine Escobar, a quien ya presentó en Twitter como su novia) y esperando a ver qué pasa. No quiero decir ‘tengo una novia y se llama tal’ y dentro de dos semanas salir diciendo que las cosas no funcionaron, no quiero arrepentirme. Démosle tiempo al tiempo.¿Qué le pide a Dios para este año?Amor. Este año fue duro, terminé mi relación de tres años con una persona con la que había vivido (Ana Jaraba) y pasaron muchas cosas que me afectaron. Espero que el lado sentimental funcione tan bien como el laboral.La Selección 2 parteEntre las novedades que traerá La Selección 2 está, según Edgar Vittorino, el personaje de Iván René Valenciano, “que estuvo siempre a la sombra de ‘El Tino’ Asprilla. Vamos a ver cómo Valenciano luchaba desde el banco, porque subía y bajaba de peso. Y seguimos con la historia de USA 94, y el suceso más triste que ha tenido el fútbol colombiano, que es la muerte de Andrés Escobar”.Otro papelEn ‘Bazurto’En la serie de Caracol interpreta a Candelario, un ladrón que cae preso después del intento fallido de robo a un banco. Cuenta que para el papel tuvo entrenamiento de combate escénico y además conversó con presos en las cárceles. “Me preparé muchísimo, pero pedí que me dejaran golpear y arriesgarme, sin dobles. Un día nos tocó caminar por los techos de una penitenciaría donde estábamos grabando y por el borde de un muro angosto, fue un poco miedoso”. Su coach ha sido Carlos Ramírez, profesor de la escuela de Caracol.Trabajó en Oye Bonita, El Cartel de los Sapos 2, Tierra de Cantores, Amar y Temer, Amor de Carnaval, Bazurto y La Selección. En teatro ha actuado en obras como El Oso, Pedido de Mano, Las Brujas de Salem y De Madrugada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad