Donald Trump en el amor y los negocios

Julio 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Edwin Giraldo Ruiz, Corresponsal en Washington.
Donald Trump en el amor y los negocios

Trump en 1996, junto a la gigante letra ‘T’ de su apellido y de la ‘Trump Tower’.

Perfil del magnate que esta semana estuvo en el ojo del huracán por sus declaraciones sobre los inmigrantes mexicanos.

La línea dura de Donald Trump en su lenguaje contra los inmigrantes contrasta con su origen. Para comenzar, nació en 1946 en Queens, Nueva York, donde viven más de dos millones de personas, de las cuales un cuarto son de origen latino. Su padre, Fred, fue de descendencia europea y de hecho se casó en Alemania con la  madre de Donald, Elisabeth Christ, una inmigrante escocesa con quien se instaló en la ‘Gran Manzana’ desde comienzos del Siglo XX. En su juventud, Trump fue enviado a la academia militar, pero después ingresó a la  universidad a estudiar finanzas y negocios, inspirado por los proyectos de su padre en el sector inmobiliario, con miles de apartamentos para familias de clase media y baja en Nueva York. Trump se graduó como economista en la facultad de Wharton  de la Universidad de Pensilvania, en donde un estudiante paga hoy por un programa  de maestría más de US$200.000. Cuando completó sus estudios, ya había pasado varios años trabajando con su padre  en la conocida Organización Trump, la cual logró expandir notablemente gracias a su inmersión en los grandes proyectos de construcción de Manhattan, a donde se mudó en 1971. Allí comenzó a presentar innovadores diseños arquitectónicos y modelos de negocios que, aunque muchas veces cuestionados, nunca han tenido problemas con la justicia y en cambio le han reportado enormes cargas de reconocimiento público. Pero tal reconocimiento también está íntimamente ligado a las cámaras de  televisión y su mediática vida privada. Primero, por su controversial separación y  después divorcio de su esposa Ivana, una checo-americana que fue famosa en el mundo del diseño y el modelaje.  Después, se casó con la actriz Marla Maples, de quien se divorció también después de tener una hija, y a quien le correspondieron  más de US$2 millones por la separación. Para mantener la línea, el tercer matrimonio fue en el 2005 con la modelo Melania Knauss. En medio de altos y bajos en su rendimiento financieros, sus matrimonios y  controversias políticas, Trump protagonizó desde el 2003 un reality llamado ‘El Aprendiz’, en donde enseñaba cómo triunfar en el mundo de los negocios a  ambiciosos emprendedores que en cada programa debían presentarle un proyecto. Siempre con voz firme, seguro de sí mismo y dispuesto a enfrentar el rechazo de mundo entero, Trump no cambia su estilo directo.  En el 2009, demandó al periodista Timothy L. O'Brien porque en un artículo publicado en la revista Time lo calificó de millonario y no de multimillonario. Esto porque Trump le dio acceso a  O'Brien a datos sobre sus finanzas, frente a lo cual el reportero concluyó que la fortuna ascendía a los US$250 millones y no a los US$3.500 millones que Trump esperaba ver publicado. El juez en New Jersey negó la demanda porque no encontró malicia en las letras de O'Brien, pero dijo: “Trump es demasiado famoso. Es tan famoso que la gente tiene el derecho a decir lo que quiera de él”.Quizá por eso Donald Trump siempre anticipa lo peor.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad