Dime cómo besas y te diré qué tan bueno eres en la cama
ENTRETENIMIENTO

Dime cómo besas y te diré qué tan bueno eres en la cama

Junio 15, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Verónica Gómez | El País.
Dime cómo besas y te diré qué tan bueno eres en la cama

El sexólogo Ezequiel López, da una cátedra en su monólogo ‘Confesiones de un Besólogo’.

La boca es el primer lugar donde se asienta el deseo sexual. Por eso, besar no es tan solo un preámbulo del sexo, sino una parte del mismo y, para algunos, hasta más importante que el encuentro íntimo en sí.Lo asegura Ezequiel López Peralta en ‘Confesiones de un besólogo’, una puesta en escena con la que el sexólogo argentino busca instruir al público sobre el arte de besar.Ya la presentó en Quito, donde ha llenado teatros, y antes de finalizar el año la traerá a Cali. Pero antes pasó por El País para poner a los caleños “labios a la obra”. ¿Cuáles son los indicadores de un buen beso?Primero química, porque uno puede haberse leído el Kama Sutra y todos los libros que hayan sobre técnicas para besar, pero si el beso no dispara esa química, no hay nada que hacer. Segundo, que te guste y disfrutes besar. Conozco personas a las que no les gusta, yo los llamo los ‘besadores precoces’, que son los que besan rápido porque quieren es tener sexo ya. Tercero, la creatividad. Si uno es creativo es un muy buen besador, porque con la boca se pueden hacer muchas cosas eróticas.¿Cómo se sabe que hay química en un beso?Eso se siente. El momento del beso es un torrente químico muy impresionante.¿Qué sustancias químicas se liberan?Si se trata de un beso excitante, claro está, se libera testosterona, la hormona del deseo; dopamina, un químico relacionado con el placer y la gratificación sexual; oxitocina, la hormona del cariño que estimula el apego; endorfinas, unas sustancias que mejoran el estado de ánimo; y adrenalina, que aumenta la frecuencia cardíaca y la tensión muscular.¿Si el primer beso no cumple con las expectativas que teníamos, se puede mejorar con la práctica?Un beso en una primera cita puede ser la primera página de una historia que deje una huella en tu vida o la crónica de una muerte anunciada. No obstante, a veces hay oportunidad de reivindicarse. Es importante que le muestres a tu pareja cómo te gusta besar y ser besada, y que le expliques si hay algo que particularmente no te gusta, mordidas fuertes, saliva en exceso, ansiedad. Si del otro lado hay alguien que desea aprender y que además disfruta de los besos, siempre es posible mejorar.¿Además del besador precoz, con cuáles otros podemos encontrarnos?Está el besador impotente, el que da besos sin ganas, porque piensa que le va ir mal en el sexo. Quien normalmente no disfruta el sexo, besa sin ganas porque piensa que lo que viene a continuación va a ser disfuncional. El otro es el besador descontrolado, quien no mide las consecuencias de lo que hace; es aquel que muerde muy fuerte, que te mete la lengua hasta el fondo de la garganta y te asfixia.Y el besador de hielo, que son quienes no mueven la boca, medio la abren, son demasiados pasivos al besar.¿Cuánto debe durar un beso para que no sea ni aburrido ni muy simple?Lo importante no es la duración del beso, sino la situación y el momento en que se da, por ejemplo, algo sorpresivo e inesperado. Un buen beso debe ser creativo y el punto de encuentro de todos los sentidos.¿En qué parte del cuerpo son más excitantes los besos para las mujeres?En los labios, detrás de las orejas, así como en el cuello y en la espalda. Claro, una vez que sensibilizamos su cuerpo ya es el momento de ir a las zonas erógenas más excitantes, como los pezones y el clítoris. Se dice que el labio superior de una mujer tiene conexión con el clítoris, produce una sensación a nivel de excitación  genital.¿Y para los hombres?A un hombre no es necesario sensibilizarlo, y en nosotros sin dudas es el sexo oral lo que más excitación y placer nos produce. Aunque nos vamos a negar a un beso en los labios o en el cuello.¿Hay relación entre como uno besa y como responde en el sexo? Sí la hay. Si te besan bien, tienes alta posibilidad de pasarla bien en la cama. Así que el que da besos de hielo difícilmente será un acróbata en la cama. El que es precoz para besar es precoz en el sexo, porque no tiene control de su cuerpo.  Además, a través del beso uno lee lo que la otra persona quiere, siente o necesita, porque la boca es un instrumento de comunicación.Tipos de besosBeso broche: Uno de los dos sujeta con sus labios los de su pareja y los succiona. En este tipo de beso lo importante son los labios, se acarician mutua y suavemente sin usar la lengua. No es un buen beso cuando el hombre tiene bigote. Beso lucha de lenguas: acaricie levemente con su lengua los dientes, las encías, la lengua y el paladar de su amante.Beso palpitante: con besos cortos recorra toda la boca y las comisuras de su pareja.Beso húmedo: antes de empezar humedezca ligeramente sus labios, de esta forma logrará trasmitir una grata sensación de calor. Recorra toda la boca de su pareja con su lengua en busca de la de ella. Disfrute con la mezcla de sensaciones.Beso filipino: es un beso suave que mientras se da, se acompaña con caricias con la punta de la nariz.Beso superior: uno de los dos toma con sus dientes el labio superior y el otro le devuelve el beso besándole en el labio inferior. Uno toma la iniciativa y el otro se limita a responder.Beso con un dedo: cuando se recorre la boca de la amada por dentro y por fuera con un dedo.Besos en los pezones: los hombres creen que no tienen sensibilidad en los pezones pero no es así, esta parte del cuerpo tiene terminaciones nerviosas, por lo que no debe despreciarse este tipo de beso.Los enemigos1. El mal aliento. Por más de que esa persona le encante y haya química entre ustedes, no hay nada que valga frente a un más mínimo olor desagradable. El alcohol, el cigarrillo y ciertas comidas agravan el mal aliento. ¡Cuidado! 2. La torpeza. Morder los labios un poco más fuerte de lo deseado, chocar los dientes unos contra otros, abrir y cerrar la boca con desesperación no excita a nadie. “Hay personas que de una abren la boca y empiezan a jugar con la lengua desesperados. Para las mujeres eso es un mal referente sexual”, dice Ezequiel. ¡Contrólese!3. Un hombre mal afeitado. Esa barba ‘filosa’ de dos o tres días es muy incómoda para las mujeres. ¡No queremos marcas en la cara!4. La monotonía. Ser muy mecánico, siempre la misma clase de besos, abrir la boca, meter la lengua y moverla para el mismo lado, aburre a cualquiera. Muchos creen que la creatividad solo funciona en las posturas sexuales y se olvidan de aplicarla en otros aspectos eróticos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad