Diez estrategias para mantener a raya las tentaciones y prevenir la infidelidad
ENTRETENIMIENTO

Diez estrategias para mantener a raya las tentaciones y prevenir la infidelidad

Marzo 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Diez estrategias para mantener a raya las tentaciones y prevenir la infidelidad

Procure que su mejor cita del día sea con su pareja, eso quiere decir, saque tiempo para desayunar, almorzar y comer juntos y no cada uno por su lado. Eso fortalece la relación.

El sicólogo clínico Luis Eduardo Peña, explica que “ser fiel no es una misión imposible pero tampoco es fácil. La fidelidad es posible en la medida que se tenga un serio compromiso con la relación”.

unque la infidelidad es el segundo motivo de consulta que atienden los terapistas de pareja y la primera razón por la que muchas parejas deciden darle punto final a su relación, existen todo tipo de estrategias para evitar que un tercero se cuele en su matrimonio. El sicólogo clínico Luis Eduardo Peña, quien ha dictado la conferencia ‘Cómo prevenir y afrontar la infidelidad’, explica que “ser fiel no es una misión imposible pero tampoco es fácil. La fidelidad es posible en la medida que se tenga un serio compromiso con la relación”.Es difícil decir cuánto va a durar una pareja, según Peña, pero “se pueden hacer esfuerzos para que la relación sea satisfactoria y perdure en el tiempo. Ese trabajo, el de cultivarla, debe ser diario y constante”. Recalca que “no hay una fórmula que garantice blindar a la pareja de una infidelidad al 100%”.Y es que al revisar el tema con cuidado, existen varios tipos de infidelidad: puede ser de tipo sexual (en donde hay relaciones esporádicas), emocional (porque la persona se siente a gusto con el otro), una combinación de las dos primeras; así como crónica, que implica adicción al sexo y también ocasional. Atrás queda el mito de que la infidelidad es exclusiva de las parejas en crisis. “Una relación disfuncional sí hace más probable que se produzca una infidelidad, pero no todas las relaciones disfuncionales llevan a ser infiel, y no todas las infidelidades se dan en relaciones disfuncionales”, expresa Peña. Otra adalid de la fidelidad es la estadounidense Jill Savage, quien fundó Hearts at Home (Corazones en el Hogar), un servicio que propone multiplicar las precauciones para fortalecer y proteger el vínculo afectivo matrimonial. Ella recomienda, como estrategia, controlar los pensamientos que se tengan sobre la pareja. “Si todo el día está pensando en los fallos de su cónyuge, si el tiempo que dedica a pensar en él o ella se centra en defectos y reproches, es fácil que cualquier otro pueda parecerle mejor y le atraiga. Haga una lista por escrito de los puntos fuertes que le atrajeron de su pareja. Ponga énfasis en animar y apoyar y disminuya las críticas”.Advierte que no es sano comparar. “Todos tenemos malas costumbres, manías y errores. Es muy tramposo comparar a tu esposa o esposo con un recién llegado, porque no lo estamos viendo en el mundo real, en la cotidianidad de compartir techo, cuidar niños a las tres de la mañana, cuadrar cuentas y demás”.Pueda que estas estrategias sean la respuesta para aquel proverbio anónimo que dice: “Cuando una pareja de recién casados sonríe, todo el mundo sabe por qué. Cuando una pareja de diez años de casados sonríe, todo el mundo se pregunta por qué”.1. Aplique los siete principios del éxito John M. y Julie Gottman desarrollaron siete principios básicos que son esenciales y que distinguen una relación satisfactoria. El primero es conocer muy bien al otro con sus gustos, aspiraciones y hasta con los conflictos del pasado para saber cómo lidiar con ellos y no herir susceptibilidades; así mismo, hacer la tarea diaria de cultivar el cariño y la admiración. “Hay que reconocer las cosas buenas y positivas que la pareja hace por el otro o le aporta. Lamentablemente, estamos en una sociedad donde somos muy buenos para celebrar lo malo pero muy malos para celebrar lo bueno. Al cónyuge hay que expresarle que lo quieres, que lo admiras y hay que hacerlo de una manera frecuente y constante”, explica Luis Eduardo Peña, sicólogo clínico. Pero John M. y Julie Gottman piden ir más allá del elogio y las palabras bonitas, pues desde su óptica es vital apoyar al otro, ser flexible y estar dispuesto a escuchar, atender los problemas y resolverlos, reinventarse cuando el estancamiento asoma y crear un sentido de trascendencia.2. Compañeros de trabajo y no mejores amigos“Hay una realidad y es que la mayor parte del tiempo la pasamos en el entorno laboral y rodeados de compañeros, más que en nuestra casa. Obviamente, hoy es factible que en ese ambiente se conozcan personas que les parezcan atractivas e interesantes; pero el secreto está en saber dónde se pone la línea. Hay que saber qué tanto se comparte, dónde se comparte y cuáles son las intenciones con esa persona si es una amistad platónica o cruzar la línea para pasar de la amistad platónica, a la amistad romántica y con involucramiento sexual. Es necesario aclarar que un 'affaire' no solo se constituye cuando hay involucramiento sexual porque también hay infidelidades emocionales que pueden resultar muy destructivas en una relación matrimonial”, explica Peña. Para aquellos que son débiles en su compromiso de respeto y fidelidad hacia la pareja, lo mejor es no salir siempre con el mismo al tomar café o salir a almorzar; y cuando salga de viaje con un compañero de trabajo, reunirse en lugares públicos y no en un cuarto con una cama.3.Compromiso: Sinceridad ante todoSegún la sicóloga Chiquinquirá Blandón, directora de la Clínica del Amor, para evitar la infidelidad es clave que ambos miembros de la pareja “se comprometan con la relación y como parte de este compromiso, elijan estar en las buenas y en las malas con el otro”. Eso implica ser sincero (a) frente a aquellos aspectos de la relación con los que se sienten insatisfechos, en vez de buscar un tercero (a) para contárselo o para satisfacer dicha necesidad y preocuparse por hacer feliz a la pareja. En muchas relaciones, la infidelidad no es el problema sino el símbolo manifiesto de otros muchos conflictos y problemas que ya existían en la relación, las aventuras en algunos casos sirven para sacar a la luz conductas negativas de su vida que había en ellos mismos y en su relación. Por eso hay que estar dispuesto al diálogo, antes y después del engaño. Si el otro se niega a este, puede considerarse otro abandono, quizás más doloroso como para seguir con la relación.4. Rodearse de los amigos de la fidelidad “Hay que rodearse de buenos amigos de la relación matrimonial y de la fidelidad”, dice Peña. Es común, como señala el sicólogo, encontrarse en el camino con personas que incitan a la infidelidad, especialmente en el caso de los hombres. Menciona que entre los mismos hombres es común oír cosas como: '¿Por qué no le caes a esa mujer?'; o cuando la persona está próxima a casarse, sus conocidos le dicen: ‘Para qué te casas, no pierdas el tiempo’. Recomienda entonces que “lo ideal es encontrar amigos que no estén incitando a la infidelidad sino que apoyen y ayuden en la conservación de la relación, no solo con buenos consejos; sino como modelo de una relación ejemplar”.5. Mente abierta: Opte por el poliamorLa sexóloga brasileña Flavia Dos Santos propone en su libro ‘Poliamor, más allá de la infidelidad’ el poliamorismo y la polifidelidad, dentro de las cuales “aceptamos que nuestra pareja pueda sentir cariño por alguien más, sin que necesariamente tengan una relación sexual y por supuesto que nosotros también lo hagamos, pero siempre siendo leales a los acuerdos”. La idea del poliamor es no sentir celos, no controlar, no castrar la vida del otro, vivir un amor incondicional sin tener que desistir de otros.6. No sea el redentor de su amor platónico“Evite tener intimidad emocional con personas que le atraigan y no trate de ser el salvador de quien esté en problemas. Se ha encontrado que la principal motivación para tener un 'affaire' no es qué tan atractiva te resulte la otra persona, aunque en muchas ocasiones ese sí puede ser el caso, pero lo que más se ha encontrado es cómo esa persona te vé. Y en un 'affaire' se genera una situación muy distorsionada porque recibes una aceptación casi que incondicional de la otra persona. El hecho de sentirse aceptada es algo que fortalece mucho esa relación. Y si adicional a eso hay una química sexual, se juntan dos necesidades”, explica Luis Eduardo Peña, sicólogo clínico.7. Paredes cerradas y ventanas abiertasEl sicólogo Peña explica que se deben mantener las “paredes cerradas” con extraños y las “ventanas abiertas” con el cónyuge. “Eso significa que hay cosas que compartes solo con tu pareja pero no con otras personas. Cuando se invierte la ecuación es más factible que haya una infidelidad”. La sicóloga Blandon asegura que es importante presentar a la pareja en los grupos de amigos que se tengan. Pero los miembros de la pareja deben evitar compartir sus preocupaciones, intereses, sueños, intimidades a terceros, pues contrario a lo que se cree muchas infidelidades no se dan porque inicialmente se gustaron o se desearon sino porque empezaron a compartir su mundo interior (intereses, sueños, intimidades, etc), con personas cercanas o desconocidas.8. Ante la tentación: hágase preguntasSi usted es quien se siente tentado a engañar a su pareja, pregúntese qué es lo que ve en la otra persona que usted no puede obtener o no obtiene de su pareja, si él o ella en realidad puede satisfacer esas necesidades. Sea honesto con sus expectativas. Evalúe si vale la pena dejar atrás su relación actual por algo posiblemente pasajero. Si la atracción es simplemente física, trate de imaginar a su ‘tentación’ diez años más vieja y 20 kilos más pesada. Acto seguido, escriba una lista de las cosas que ama de su pareja, dígaselas y fomente esos aspectos. Y si busca evitar sentirse atraído por alguien distinto a su pareja, evite reuniones íntimas sin su pareja o con algún amigo, como almuerzos, fiestas o reuniones de parejas.9.Evite una venganza: cumpla sus fantasíasHay un tipo de infidelidad, la física, en la que no se compromete el afecto, sólo se trata de una aventura que se da como producto de una curiosidad, una fantasía o una etapa saltada en la vida. El sexo es esencial en la pareja y si no es satisfactorio puede llevar a la infidelidad. Suele pasar, dice la sicóloga clínica Frauky Jiménez, que a pesar de sentir amor por la pareja, en la cama no encuentren nada excitante, y uno de los dos o ambos quieran vengarse teniendo relaciones sexuales con otro, porque se sienten enojados con su pareja que no quiere cumplir sus fantasías.10. Libérese: aplique el perdónToda pareja debe estar dispuesta al perdón, “sino estarán siempre atados a la relación”, dice la sicóloga clínica Frauky Jiménez Mazo. Por eso, luego de un engaño, es esencial sanarse a sí mismo y a la relación mediante el perdón para resolver los sentimientos, así decidan separarse o seguir juntos, recomienda ella. “Sin el perdón seguiremos con el sufrimiento y la rabia, con el corazón muerto para el amor. Con el perdón recuperamos la capacidad de amar y sentirnos vivos otra vez. Al quitar las capas de sentimientos es posible que quede al descubierto el amor y el deseo de ser amado”.Aunque ambos miembros de la pareja estén dispuestos a perdonar, surgirá de vez en cuando el mal genio y tristeza. Es necesario y sano para las relaciones de pareja que haya espacio para los enfados. Cada persona necesita la libertad de expresarse sin la amenaza al rechazo o el abandono emocional. En una relación que promueve el desarrollo y el respeto, ninguno de los dos ha de reprimir sus sentimientos para ser amado. Todos necesitamos libertad para expresar el dolor y el temor, así como la alegría. Sin embargo, es importante no recaer en preguntas acerca de la infidelidad que ya han sido respondidas pues esto no nos hace avanzar hacia el futuro de la relación.Si es el engañado no se le ocurra volverse el chantajista de la relación. El “desliz” que cometió su pareja no debe motivar a un chantaje perpetuo que limite su actividad, es decir no amigos(as), no salidas, etc… el camino a recuperar la confianza puede ser largo pero confiar es clave para no sufrir.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad