Diego Cadavid habla de su última película, 'El Callejón'

Diciembre 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Johan Giraldo, especial para El País.
Diego Cadavid habla de su última película, 'El Callejón'

‘El Callejón’ es la primera película de terror en la que participa el actor y fotógrafo Diego Cadavid.

Diego Cadavid se mete en los zapatos de un psicópata en el filme de terror colombo-español que acaba de ser estrenado.

Diego Cadavid se sigue redescubriendo a sí mismo como actor. Esta vez, en su nueva película, ‘El Callejón’, encarna un personaje único y difícil de interpretar, que lo llevó al límite de sus habilidades.‘El Callejón’ es un filme español con producción colombiana dirigido por Antonio Trashorras, reconocido por largometrajes como ‘El espinazo del diablo’ y películas como ‘Jugar a Matar’. Esta cinta narra cómo durante una noche invernal en una localidad costera, Rosa se ve obligada a hacer la colada en una lavandería autoservicio situada en un oscuro y desierto callejón. Allí la joven sufre por sorpresa el acoso de un asesino en serie. Aislada y sin poder salir del reducido espacio de la lavandería, Rosa se verá inmersa en el sádico juego del gato y el ratón a que la someterá el psicópata. ¿Dónde reside el encanto de 'El Callejón'?El Callejón es una historia de terror escrita y dirigida por un español (Antonio Trashorras) que ocurre en las calles de Barcelona. Es una historia sencilla, con vampiros y ellos han trabajado sobre este tipo de películas en varias oportunidades, son muy buenos en eso. En general, fue una buena experiencia para mí, que nunca había participado en un filme de terror.Háblenos sobre su personaje, ¿qué puede decirnos sobre sus características? El personaje se llama Gabriel y pasa por tres etapas: primero es un tipo dulce, colombiano, recién llegado a Barcelona; después se convierte en un psicópata y finalmente se transforma en este vampiro que sólo busca sangre para alcanzar la vida eterna.¿Qué aprendió de esta experiencia con el género de terror?Es un género bien extraño. A mí, personalmente, como espectador nunca me ha llamado la atención, pero como actor exige un reto de alto nivel, pues por más fantástico que sea lo que estés haciendo, primero te lo debes creer. Transmitir miedo y terror es realmente difícil y aún más cuando interpretas algo que ni siquiera conoces ni has visto en tu vida: un Vampiro. Por eso acepté hacer la película, por el reto de asumir una responsabilidad diferente y que me saque de la zona de comodidad como actor.¿Cómo se prepara un actor para un papel de terror? ¿Cuál es la clave para que esa interpretación de un ser de fantasía resulte creíble?Realmente no hay referente para un personaje de estos, solo lo que hemos visto en cine, así que me basé en un animal salvaje. Soy amante de los documentales de animales y me ‘clavé’ a verlos todos. Mi personaje es un animal que sólo quiere comer, sin importar las consecuencias.¿Qué retos tuvo en cuanto a la caracterización y el maquillaje? Las máscaras no me dejaban ni respirar bien ni ver bien, así que usé eso para construir al personaje: respira jadeando, babea regularmente y se guía más por el olfato que por la vista.Desde hace un tiempo, muchas producciones internacionales se han fijado en Colombia como un destino apto para realizar películas...Es un fenómeno que viene sucediendo hace algunos años, y es una suma de factores. Primero, que aquí los costos siempre serán más baratos, pues hoy en día tenemos los equipos y las locaciones para hacerlo. Y, segundo, que en Colombia existe demasiado talento y el mundo no lo sabe. Así que me parece excelente que exploten todo lo bueno que tenemos para ofrecer, los que quieran venir y filmar en nuestro país.En casi 20 años de carrera, ¿qué es lo más importante que le ha dejado la actuación?Son tantas cosas, pero yo creería que la multiplicidad de la vida. He sido mafioso, gay, médico, policía, hasta vampiro, y todo con el mismo cuerpo y en la misma vida. Esto lo agradezco de corazón.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad