ENTRETENIMIENTO

Descubra cómo expresan su amor los hombres y las mujeres

Agosto 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Luca Braci, Especial para El País
Descubra cómo expresan su amor los hombres y las mujeres

El psicólogo y conferencista John Gray, autor de ‘Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus’, habla en exclusiva con El País sobre comunicación y pareja. El 2 de septiembre estará en Cali, en el marco de Exposer 2012.

El psicólogo y conferencista John Gray, autor de ‘Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus’, habla en exclusiva con El País sobre comunicación y pareja.

El autor estadounidense John Gray, quien revolucionó la industria editorial de los años 90 con un libro sobre relaciones amorosas que no sólo estaba dirigido a las mujeres como era usual, sino también a los hombres que querían comprender y ser comprendidos, estará en Cali el 2 de septiembre en el marco de Exposer 2012.Desde su hogar en San Francisco, nos dio un adelanto de la charla y el taller que les permitirá a los caleños acortar la brecha romántica que los separa. Háblenos sobre su próxima visita a Cali, ¿cuáles son los tópicos que abordará en su charla en nuestra ciudad? Me siento muy emocionado de visitar su ciudad para hablar sobre cómo mejorar la comunicación entre hombres y mujeres. Es muy usual que haya malentendidos que necesitan ser clarificados porque hombres y mujeres dan diferentes prioridades al amor y al entendimiento, lo que conduce al conflicto. ¿Qué ha hecho su libro ‘Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus’ para mejorar las relaciones de pareja en el Planeta Tierra? Sin lugar a dudas ha sido un libro muy importante para muchas personas. Nos hace comprender con mucho detalle las diferencias entre hombres y mujeres a partir de situaciones muy cotidianas. Por ejemplo, por qué algunas mujeres se molestan por ciertas cosas que para los hombres son incomprensibles. Con las técnicas y herramientas que doy los hombres pueden entender mejor a las mujeres, y al entenderlas mejor las amarán mejor. Las mujeres, por su parte, pueden comprender por qué los hombres a veces dejan de hablar, y así podrán mejorar su comunicación con ellos.¿Cómo cree que las relaciones han cambiado desde el año 1992, cuando fue publicado su libro?Las relaciones han cambiado dramáticamente desde que escribí el libro, pues nuestros roles como hombres y mujeres han sufrido profundas transformaciones. Las mujeres están de lleno en el mundo laboral y están ganando más dinero que nunca. Eso ha cambiado la dinámica de las relaciones porque las expectativas de las mujeres se han elevado pero todavía no han logrado comunicarles a ellos lo que les gustaría recibir. Cuando la mujer trabaja todo el día, llega a casa con niveles de estés superiores a los del hombre, por eso es importante enseñarle a él cómo ayudarla a bajar su estrés y a ambos cómo alimentar el amor, el romance, la pasión. ¿Todas las mujeres son de Venus, incluso las modernas? Las diferencias en la estructura cerebral de hombres y mujeres lleva miles de años evolucionando, eso no cambia en unos cuantos años. Pero la cultura sí está cambiando de forma dramática, y parte de mi mensaje es que hay que crear una red de conocimientos que soporte mejor los cambios que están enfrentando ellas y ellos durante esta etapa de transición.¿Como hombre, qué le han dicho sus congéneres sobre su trabajo? Cuando recién iba a publicar el libro mi editorial me dijo que este tipo de obras solo eran leídas por mujeres. Incluso me propusieron escribirlo solo para ellas, pero yo había dado seminarios sobre relaciones de pareja por más de 20 años, así que me constaba que alrededor del 20% de los participantes eran hombres. Resultó que los varones amaron este libro porque les enseñaba a comprender y a amar a sus parejas. La mayoría de los libros sobre este tema buscan ‘feminizar’ a los hombres haciéndolos perder su particularidad masculina. Yo no hago eso. También ayudo a las mujeres a entender a los hombres en sentido positivo.¿Cuál cree que es la principal causa de fracaso matrimonial hoy? La razón por la que se están incrementando los divorcios en todo el mundo es porque las parejas no han sabido adaptarse a los cambios que están ocurriendo. Las mujeres tienen cada día más responsabilidades y ambiciones laborales y los hombres no han entendido que tienen que volverse mucho más hábiles para darles a ellas el soporte que necesitan para moverse en diferentes esferas. Igualmente, ellas deben aprender a manejar mejor su estrés y darles a los hombres el apoyo que ellos necesitan en esta nueva situación.¿Cuál es el gran error que cometen las parejas? El gran error, si vamos más allá de la infidelidad y el abuso, es decir, si hablamos de relaciones normales, tiene que ver en gran medida con una deficiente comunicación. Las mujeres suelen hablar en unos términos que molestan profundamente a los hombres, y visceversa. Adicionalmente, como el estrés de las mujeres ha aumentado, y su tiempo en el hogar se ha reducido enormemente, los hombres no han entendido lo que ellas necesitan. Por ejemplo, a las mujeres les gustan las grandes muestras de afecto y romance, pero para los hombres esa etapa concluye cuando la conquista está consolidada. Lo malo es que son esas pequeñas y constantes muestras de romance y emoción las que despiertan unas hormonas fememinas del afecto, que son únicas y exclusivas. Eso no requiere un gran desgaste por parte de los hombres, sino conocimiento, que es lo que yo intento proporcionar.¿Cuál es su mensaje para todas las caleñas que andan por ahí buscando al hombre correcto sin poder hallarlo?La razón por la que las mujeres no encuentran al hombre ideal es porque sus expectativas no son, para nada, realistas. Al entender cómo funcionan la mente y las emociones de ellos, que es lo que yo enseño en mis talleres, las mujeres no los van a presionar al límite para luego hacerlos a un lado y concluir que están con el hombre equivocado.¿Cómo cree que serán las relaciones del futuro?Van a cambiar, y mucho. Creo que las mujeres descubrirán más su lado masculino sin perder feminidad, y que los hombres seguirán siendo masculinos pero desarrollarán mayores niveles de compromiso y compasión al reconciliarse con su lado femenino.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad