'Demental', la nueva película colombiana que llega a cartelera este jueves

'Demental', la nueva película colombiana que llega a cartelera este jueves

Agosto 14, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S. | Reportera de El País
'Demental', la nueva película colombiana que llega a cartelera este jueves

Laura quiere ser escritora y trabaja en su libro, ‘El Tercer Hermano’. En su libro combina la leyenda creada alrededor de los mellizos Tentorio y un tercer hermano con el asesinato real de una pareja y la desaparición de su bebé, hace más de 20 años. Junto a Diana, Mauro y Paulo, sus amigos, busca descubrir el enigma.

Si está indeciso sobre qué película ver, sepa que este jueves llega a cartelera ‘Demental’. La dirige un colombiano de solo 24 años.

Debutar como director en la pantalla grande con 24 años, y rodar una película en siete días con un presupuesto de solo $30 millones, es el récord que David Bohórquez quiere imponer con su película ‘Demental’, que este jueves llega a las salas de cine de Colombia. Asegura que su película “es la peor de la historia”. Otra cosa piensa Cinecolor, la distribuidora de producciones de Disney y Marvel, quien hará que la ópera prima de Bohórquez llegue a 50 salas a nivel nacional. “Eso sobrepasa cualquier pretensión inicial”, dice David. ‘Demental’ cuenta la historia de Laura Zuluaga, una escritora que realiza la investigación para su novela sobre un sicópata que da muerte a 14 estudiantes.David, su director, quería seguir el ejemplo de realizadores que admira como Christopher Nolan, Peter Jackson o Quentin Tarantino, “que empezaron a hacer películas con sus amigos y sin un peso”. Apostó por el suspenso “porque tengo la facilidad para conectar momentos de caos, y siempre me han gustado los ‘thrillers’ inteligentes donde nada es predecible, esos que nos hacen armar rompecabezas y empezar a dudar de todos”. Con intuición y recursividad, se lanzó a crear y empezó por el final. “Uno primero escribe y luego mira cómo produce lo que se inventó. Pero hice una lista de los elementos que tenía disponibles para realizar la película y no quedarme varado”. Tenía claro cómo iba a terminar su película “porque así es más fácil armar todo”. Su apuesta fue echar mano de lo que le rodeaba, tanto en locaciones como en personas. Empezó mirando los perfiles de sus amigos, gente de su familia y conocidos que pudieran ser parte del elenco y del equipo técnico y que, por supuesto, estuvieran dispuestos a regalarle una semana de sus vacaciones de la universidad para la realización de una película. Dice que en el proceso de convencimiento recurrió a discursos motivacionales. Les decía: “Esto es algo que así no lo pongamos en cines, se la pondremos a nuestros hijos cuando seamos viejos y les mostramos que hicimos una película”. Y admite: “Era un juego, pero de fondo había una responsabilidad y una aventura grandota. Fue una broma que se fue volviendo algo serio”. La labor de convencimiento también la hizo con sus padres, a quienes les propuso que no le pagaran más semestres en el New York Film Academy, donde estudiaba dirección de cine, y que con ese dinero le permitieran comprar una cámara y luces para hacer la película.Su equipo de producción no superaba las diez personas, los actores no fueron más de cinco y hasta el propio David, junto a su hermano y su novia se metieron a actuar. Con el elenco listo, con locaciones campestres en Chía, la cercanía a lugares como el embalse del Neusa y la población de Tabio, Cundinamarca, todo daba para una historia de misterio, “un argumento gringo cliché, con bosque y lago incluido, eso me ayudaba a darle un look juvenil e internacional. Quería una película barata pero que no lo pareciera”. Reconoce que durante el rodaje, él fue “como el Jack Sparrow del barco, el loco con la espada, que no pensaba en nada y mi productora era la que aterrizaba todo”. Todo fue medido, preciso, todos hicieron hasta de utileros y los actores recibieron un pago simbólico que salió de los propios ahorros de David y de sus padres. Un fenómeno viral Con la película ya hecha, venía la prueba de fuego: ver si gustaba. “Yo hice la película con la intención de que me gustara a mí, a alguien de mi edad y de pronto a mi hermano. Y quería comprobar si lo había logrado, así que lo compartimos con un amigo que es blogger para ver qué opinaba la gente: el tráiler lo empezaron a compartir y en seis meses recibimos 300.000 visitas”.Con esta motivación crearon su página en Facebook y para hacerla más particular “un supuesto sicópata la maneja y cada día los seguidores reciben frases atrevidas. Eso nos ha conectado con el público joven, ellos comparten las imágenes y gracias a ellos somos virales”. Hoy tienen seguidores en México, Ecuador y Argentina, que esperan la llegada de ‘Demental’. La película la terminó en casa y con ayuda de amigos en un proceso de ‘Hágalo usted mismo’ pues para la postproducción llegaron a pedirle hasta $200 millones que no tenía. Sin embargo, para la promoción, tuvo que adquirir una deuda de $56 millones, la cual debe saldar con la asistencia a salas de 20.000 espectadores este fin de semana “para quedar en ceros con el banco”. “Muchas veces escuché, que la película no iba a salir en ningún lado. Y hoy se hace realidad mi sueño”. De todos depende apoyarlo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad