Deepak Chopra: perfil del gurú de la medicina alternativa
ENTRETENIMIENTO

Deepak Chopra: perfil del gurú de la medicina alternativa

Junio 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Paola Guevara | Editora de Vé, El País
Deepak Chopra: perfil del gurú de la medicina alternativa

Deepak Chopra.

Chopra es conocido por fusionar medicina occidental, medicina oriental, espiritualidad de varias religiones, pensamiento positivo, exitología y física cuántica.

Es difícil imaginar que, en los años 80, Deepak Chopra no era más que un médico gris envuelto en una bata blanca. Confiesa que cada vez sentía menos conexión con sus pacientes, a quienes veía llegar al New England Memorial Hospital, Massachusetts, en busca de alivio, para luego regresar una y otra vez sin poder hallar una cura definitiva para su sufrimiento. El estrés de su trabajo como Jefe de Staff del hospital lo llevó a tener problemas con la bebida y el cigarrilo. Su situación financiera tampoco era la mejor cuando su esposa Rita le anunció que estaban esperando un hijo. Tomaba litros de café para mantenerse en pie.En aquellos días vivía a la sombra de un endocrinólgo muy prestigioso, de quien temía desprenderse. “Él era un doctor maravilloso, muy respetado por sus colegas. Mientras estaba trabajando con él, fue un gran reto para mí personalmente, pero sentía presión de quedarme por su prestigio”, nos explica el propio Chopra. Un domingo cualquiera, encontró un libro sobre meditación trascendental y decidió tomar clases para relajarse, pero encontró mucho más: un cambio radical en su forma de comer, de dormir, de trabajar. “Después de mucho buscar, decidí dejar mi puesto. Me di cuenta con esta experiencia que puedes ser un doctor magnífico y al mismo tiempo ser un mal ser humano. Este fue un gran salto a lo desconocido para mí, y finalmente me guió a donde estoy ahora”, explica.Chopra se interesó entonces por el potencial de la medicina oriental, que entiende que la salud no sólo es la ausencia de enfermedad, sino el equilibrio integral del hombre. “Empecé a buscar algo que ofreciera un enfoque más integrado y encontré ‘Ayurveda’, que significa “ciencia de vida”, es el sistema médico tradicional de India que integra mente, cuerpo y espíritu, como un todo”, explica Chopra. Fue entonces cuando conoció a su socio, David Simon, un reconocido neurólogo especialista en medicina ayurvédica, con quien fundó el Centro Chopra de Bienestar en La Jolla, California, en 1996.La receta de este Centro, que tiene tantos aliados como detractores, es ofrecer programas para la sanación del ‘cuerpomentespíritu’. Para esto, Chopra fusionó medicina occidental, medicina oriental, espiritualidad de varias religiones, pensamiento positivo, exitología y física cuántica. No en vano, la revista Forbes lo calificó como “el último de una serie de gurúes que han prosperado combinando ciencia pop, psicología pop e hinduismo pop”. Para Alfredo Bessoa, director del Mind Body Spirit International Institute, este no es un título despectivo: “Chopra tradujo los principios de la medicina y la sabiduría oriental a un lenguaje que pudiera ser comprendido por los occidentales. Y en eso, ha sido el mejor”.Encuentros cercanosDías antes de la trágica muerte de Michael Jackson, a causa de una sobredosis de medicamentos, el ‘Rey del pop’ había llamado a Deepak Chopra, su gran amigo, para pedirle un favor: que le ayudara a escribir la letra de su nueva canción dedicada a la Tierra. Aún hoy, Chopra guarda en su mesa de noche el último ‘demo’ de Jackson, a quien descibió -en diálogo con El País- como un ser “puro e inocente”. Es tal la certeza que tiene Chopra sobre la bondad de Jackson, que permitió que uno de sus hijos acompañara al ‘Rey’ en una gira de conciertos, desoyendo los rumores de la prensa sobre las supuestas inclinaciones sexuales del cantante. Como padre, la regla de Chopra ha sido dejar a sus hijos en libertad para tomar decisiones. Él mismo ha revelado en sus charlas que, desde que sus hijos tenían 4 años, les explicó que ellos tenían una misión en la vida, un don único y especial que debían descubrir para poder servir a la humanidad. Les pidió que no se preocuparan nunca por ser los mejores estudiantes o por ganar dinero. “Si no pueden mantenerse cuando sean adultos, yo los mantendré”, les dijo, una frase que sacaría de quicio a cualquier pedagogo actual. Pero Chopra obtuvo un resultado inesperado: “Mis hijos siempre fueron los mejores estudiantes, entraron a las mejores universidades”, y dos de ellos fueron económicamente autosufcientes desde la universidad, explica.Una de sus más grandes influencias ha sido su padre, el doctor Krishan Chopra, un cardiólogo de Nueva Delhi que crió a su familia de la forma más “occidental” posible.En una entrevista concedida por Chopra a la revista india Life Positive, narra un episodio real de su infancia, a los 4 años de edad. Su padre quería llevarlos a él y a su hermano al circo, pero el pequeño Chopra respondió: “prefiero quedarme a mirar los árboles y los pájaros”. Su padre le replicó: “pronto se hará de noche”, y el niño le respondió “entonces miraré las estrellas”.Pero al lado de esa respuesta de corte contemplativo, hay otros episodios que reflejan su ambición material: a los 3 años, su padre le peguntó en cuál de los dos carros que tenía la familia quería salir a pasear. Y el pequeño Chopra le respondió: “Estos son tus carros, elige el que quieras. Cuando yo sea grande y gane mucho dinero, me compraré uno muy grande”. Como estudiante de la escuela St. Columbus, en Delhi, quizo ser periodista, pero provenía de una familia de médicos así que tomó el camino de trazado por ellos. Muy pronto se desencantó al oír hablar a sus profesores de enfermedad, no de salud. En 1969 se graduó y viajó a los Estados Unidos con su esposa Rita, para ejercer la medicina. Chopra ha dicho en sus charlas que 1985 fue un año clave en su vida, pues conoció a Yogi Maharishi Mahesh, un iluminado hindú que le propuso conocer y ayudar a difundir el ayurveda, la milenaria “ciencia de la vida” hindú, que tiene más de 7.000 años. A Rita no le atrajo la idea de ver a su marido convertido en un quebrado experto en ayurveda, ¡tenían hijos qué mantener! Pero el Maharishi sonrió, le guiñó el ojo y le aseguró que a Chopra le iba a ir muy bien económicamente con el ayurveda. Palabra de profeta.Eventualmente, a mediados de los años 90, maestro y alumno se distanciaron. El Maharishi se sentía incómo con Chopra, a quien consideraba demasiado “ecléctico” para su gusto. Miembros de la comunidad científica también vieron con malos ojos la tendencia impartida por Chopra, por considerar que tenía dudoso sustento científico, y que “podía crear falsas esperanzas entre pacientes de enfermedades terminales como el cáncer, interfiriendo con el tratamiento probadamente efectivo”, explica el virólogo e investigador Carlos Jaramillo. Para el doctor Santiago Rojas, autoridad en medicina alternativa, quien ha compartido escenario con Deepak Chopra en varias oportunidades, es normal que siempre haya críticas, “probablemente muchos han abusado de su método, pero él fue un pionero a la hora de tender puentes entre la medicina oriental y la occidental. Mostró que la medicina es una sola, y que las dos pueden coexistir”.Fuentes: Agecias EFE, AP. Revista Forbes. Revista Time. Revista Life Positive (India). www.chopra.com. Obras completas de Deepak Chopra.Lea aquí la entrevista exclusiva de Chopra con El País.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad