ENTRETENIMIENTO

De corresponsal de guerra a presentador de un reality show

Septiembre 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya
De corresponsal de guerra a presentador de un reality show

Harris Whitbeck, conductor de ‘The amazing race’.

El reportero Harris Whitbeck es el conductor del programa 'The amazing race' que se estrenó este domingo en su tercera versión.

Harris Whitbeck no se considera un hombre extremo. Asegura que todo lo hace por aventura y para vivir experiencias que le enseñen quién es él. Por eso, no se arrepiente de haber dejado los micrófonos de corresponsal de guerra de CNN para ser el presentador de ‘The amazing race’, ‘reality’ que estrenó este domingo su tercera temporada. Dedicado a su compañía de producción con la que realiza programas para el canal Utilísima, un espacio de corte social en Guatemala y ‘realities’ para México, este guatemalteco no aspira ser “el hombre de los ‘realities’, solo el que sabe utilizar la comunicación para dejar una huella”. Pero por ahora prefiere correr, aunque muy a su manera, junto a los participantes de ‘The amazing race’ en una aventura por América. Este domingo, a las 7:00 p.m., de manera simultánea los canales Space y TNT tendrán el capítulo de estreno de la tercera temporada de ‘The amazing race’. En esta oportunidad Colombia estará representada por dos equipos: la pareja de novios Juan del Mar y ‘La toya’ Montoya; y los amigos Alejandro Soler y Felipe Castro.Durante 18 años fue periodista de CNN y corresponsal de guerra, ¿Cuando cambia el chip a presentador de ‘reality’?Cuando decido experimentar otra forma de comunicar. Nunca había hecho entretenimiento, decidí crear una productora de televisión y me hablaron del proyecto de ‘The Amazing Race’. Creo que las cosas se dieron de una manera muy orgánica, por eso lo disfruto y me lo tomo en serio como un trabajo. ¿Y cómo se siente en medio de la competencia?Soy el que más se divierte porque soy al que más cuidan, el que está bañadito, peinado y fresquito. Pero debo admitir que cada vez descubro una América Latina más profunda, que no conocía antes. En lo emocional, ¿qué le aporta al programa?Como comunicador me gusta observar la experiencia humana, pero en este caso se puede sentir porque hay pasión, entrega, sufrimiento, satisfacción, risa y llanto; aunque debo mantener las distancias con los concursantes. Fuera de cámaras, ¿qué tan competitivo es?Soy muy competitivo y creo que eso fue lo que me llevó a tener una trayectoria como periodista en CNN. Para mí no es importante estar en primera fila, sino vivir experiencias y aprender algo de ellas.Lo más extremo que ha vivido...Cuando fui corresponsal de guerra para CNN estuve en Afganistán, en Iraq y en el Congo. Veía combates, situaciones difíciles, pero nunca sentí miedo, sólo cuando al tiempo ya reflexionaba.¿Ha visto de cerca la muerte?Sí, en Brasil, al cubrir una competencia de surf. Era en un río al norte de Brasil donde hay una ola que entra del mar y puede durar unos 45 minutos. Tuvimos un naufragio y estuve cerca de la muerte.¿Participaría en ‘The amazing race’?Después de ver cómo llegan al final los participantes (risas), no sé.¿Cuál es su próxima aventura?A final de año me voy con unos amigos a escalar el Kilimanjaro. Será un reto físico importante, pero lo hago solo por descubrir algo nuevo en mí.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad