‘Volver al oscuro valle’, la novela de Santiago Gamboa que llega a la Feria del Libro de Cali

‘Volver al oscuro valle’, la novela de Santiago Gamboa que llega a la Feria del Libro de Cali

Octubre 29, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Paola Guevara | Editora de Vé El País
‘Volver al oscuro valle’, la novela de Santiago Gamboa que llega a la Feria del Libro de Cali

'Volver al oscuro valle' de Santiago Gamboa es una novela rica y polifónica, retrato de un mundo hostil, en el que el único reposo posible parece ser la búsqueda, el viaje, la ida y el regreso, la exploración sin tregua.

Gamboa apostó por la Feria del Libro de Cali como primer escenario de encuentro con sus lectores.

Santiago Gamboa lleva un año y medio en Cali, ciudad que eligió como residencia tras  su regreso a Colombia, depués de vivir en   Madrid, Roma, Delhi y  París. “Me gustan las ciudades de dos sílabas”, nos explicó con el sentido del humor que lo caracteriza, recién desempacaba maletas y, por supuesto, cajas y cajas repletas de libros.

Viajero incansable y coleccionista de ciudades, sus novelas lo llevan de forma constante y casi imparable por el mundo, pero a la hora de presentar su más reciente novela, ‘Volver al oscuro valle’, apostó  por la Feria del Libro de Cali como primer escenario de encuentro con sus lectores. 

‘Volver al oscuro valle’ tiene un interesante entramado de personajes, entre los cuales se encuentra una poeta caleña que le narra su vida conflictiva a su psicoanalista y que busca, de forma desesperada, escapar de los recuerdos de su infancia desgraciada a través de los libros y la poesía.

También están Juana y el Cónsul, dos personajes que retoma de su novela ‘Plegarias nocturnas’ pero que no implican, de ninguna manera, una continuación. 

 Manuela Beltrán (la poeta caleña), Juana y el Cónsul, terminan por establecer un complejo vínculo que los conduce a planear una venganza conjunta. 

 Eso  -el proyecto de consumación de una venganza- trae a los personajes de regreso a Colombia, un país renovado que Gamboa imagina como un “paraíso” del posconflicto, donde el perdón está de moda y que al fin se plantea como una alternativa viable ante el desencanto por una Europa en crisis, sacudida por el terrorismo impredecible de grupos como Isis, y llena de renovada hostilidad contra los inmigrantes.

 En últimas, esta novela gira en torno al drama del regreso. ¿Es posible regresar realmente? Incluso si uno regresa, ¿regresa al mismo lugar del que se ha ido? O la cruel realidad es que la vida está diseñada para no tener regreso, para ir siempre hacia adelante y nunca hacia atrás. 

 En ese sentido, explica Gamboa citando al filósofo español Fernando Savater, “todos somos extranjeros desde el momento mismo del nacimiento. Nacer es llegar a un país distinto. Venimos de la nada y solo regresaremos a ella, es decir, a nuestro país de origen, al morir”. 

 Y así como no se regresa nunca al mismo lugar, ni al mismo país, ni a la misma ciudad que dejamos, la literatura se erige, en sí misma, como una alternativa frente al eterno desarraigo, explica el escritor, cuyas novelas no solo están llenas de historias y personajes tejidos como una delicada y compleja trenza argumental, sino que hablan sobre aspectos universales y, de hecho, espirituales, como el desarraigo, el no regreso, la extranjería emocional. 

Se añade a este entramado el retrato casi realista que hace de la Europa contemporánea y señala la gran paradoja: que muchos latinoamericanos hayan emigrado en busca del futuro cuando resulta, oh sorpresa, que Latinoamérica resultó ser el verdadero futuro. 

Su novela también imagina -con agudo y por momentos negro sentido del humor- a una Colombia nueva que acoge a sus hijos  dispersos por el mundo con  promesas publicitarias: “¡Bienvenido a Colombia!, a la naturaleza y las aves, a las orquídeas, ¡a los cinco pisos térmicos!, the country where the only risk is wanting to stay, el cóndor y la anaconda, el jaguar, el precioso colibrí y las aguas transparentes de Caño Cristales...”. Se lee en un fragmento de la novela.

  Y, sin embargo, los que regresan no lo hacen del todo felices. En cambio se topan con un país pacificado, una Colombia donde “Más que recibir el perdón todos querían perdonar. En eso consistía pasar a la acción. El nuevo prototipo aspiracional era el estatus de víctima, real o simbólica, y nunca como entonces haber sufrido cosas horrendas había tenido tanto prestigio”,  se lee en otro aparte de esta  novela que anoche fue presentada por el autor en el Bulevar del Río Cali, y que sin duda este fin de semana se convertirá en otra gran razón para ir a la Feria del Libro.

   El panorama lo completa un personaje llamado Tertuliano, predicador argentino que asegura ser hijo del papa Francisco, y que evidencia el nacimiento del “fundamentalismo ecológico”. Pero esa parte no se las anticipo. Hay que leer a Gamboa.

Este sábado en la Feria del Libro: 10:00 - 8:00 p.m. Apertura de la muestra editorial. 11:00 - 11:45 a.m.  Carolina Sanín (Colombia) Presentación del libro 'Ponqué y otros cuentos' (Laguna Libros).2:00 - 2:45 p.m.  Jorge Cevallos (Ecuador) Presentación del libro 'Un hombre muerto a puntapiés' (Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador).4:00 - 4:45 p.m.  Alberto Valencia (Colombia) Presentación de los libros 'En el principio era la ética. Ensayo de interpretación del pensamiento de Estanilao Zuleta' (Siglo del Hombre Editores y Programa Editorial de la Universidad del Valle) y 'Acción, ética y política. Nuevos parámetros de reflexión en ciencias sociales' (Siglo del Hombre Editores).6:00 - 6:45 p.m.  Alberto Manguel (Argentina)7:00 - 7:45 p.m.  Yolanda Reyes (Colombia) Presentación de la novela 'Qué raro que me llame Federico' (Alfaguara). 
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad