Vistazo a los artistas plásticos de las Becas Locales de Creación

Diciembre 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Ricardo Moncada Esquivel I Periodista de El País
Vistazo a los artistas plásticos de las Becas Locales de Creación

Sym-Bio-Sis, la propuesta de Juan Melo, exhibida en Proartes.

Las propuestas artísticas seleccionadas en las Becas Bloc abordan cuatro temas: política, memoria, cotidianidad y tecnología. Conozca en qué consiste cada proyecto.

El rescate de una película caleña de la década de los años 80, la exaltación de objetos cotidianos y olvidados para reflexionar sobre la sociedad, la construcción de robots que reunen ciencia, arte y tecnología y una instalación visual y sonora con un fuerte contenido político constituyen las cuatro propuestas que fueron seleccionadas este año por las Becas Bloc.El jurado, conformado por Carolina Ponce de León, Carlos Jiménez Moreno y Santiago Rueda, seleccionó como ganadores las propuestas ‘Tacones (In the making)’, de Mónica Restrepo, ‘Variaciones mínimas’ de Verónica Lehner, ‘Sim-Bio-Sis’, de Juan Melo y ‘Plomo (yo pienso positivo)’, de Leonardo López. Los proyectos ya están exhibidos en Casa Proartes, Lugar a Dudas, Alianza Francesa y el Edifició Garcés.Leonardo Herrera, coordinador de la convocatoria señaló que del total de trabajos presentados el jurado hizo una preselección de 30 de ellos para elegir a los cuatro ganadores. “Lo que nos dice esta situación es que no solo hubo cuatro buenos trabajos que resultaron ganadores sino que hubo un alto número de trabajos de muy buen nivel, lo cual resulta revelador frente a lo que está sucediendo en la actividad artística local”, aseguró.GACETA hizo un recorrido por las cuatro exhibiciones y dialogó con sus autores, para contarle a sus lectores de qué se tratan estas propuestas.Película olvidadaUna de las propuestas seleccionadas es ‘Tacones (In the making)’, de Mónica Restrepo, que se está exhibiendo en el Edificio Garcés de la Avenida Colombia con Calle 11. A modo de un documental performático, la artista sigue el rastro de la película 'Tacones', del director Pascual Guerrero, realizada en 1981 y que deja entrever la lucha de clases sociales y el racismo latente que ha caracterizado a la sociedad caleña.Las limitaciones técnicas y artísticas del filme, que fue doblado en México, fueron algunos de los factores que contribuyeron a que fuera un total fracaso en la taquilla y cayera en el olvido.Con ausencia de la película propiamente dicha y valiéndose de archivos documentales y de entrevistas con personas que participaron en el filme, Mónica Restrepo reelabora parte del guión y realiza un video de 45 minutos en el que un grupo de actores intentan reeditar los audios de la película. Sobre su propuesta Mónica Restrepo explica que surge por su interés en la historia del arte de Cali. “Toda mi obra está relacionada con la memoria y, sobre todo, con productos culturales que a nadie le importan, que no entran a formar parte de una ‘historia oficial’ de Cali o de Colombia y que me permite retomar problemas que todavía observo que están presentes en nuestra sociedad”. El poder del lenguajeUna alocución presidencial sirve de excusa al artista Leonardo López para realizar ‘Plomo (Yo pienso positivo)’, una instalación visual y sonora que puede apreciarse en Lugar a Dudas. López explica que al escuchar en el 2012 unas declaraciones del presidente Juan Manuel Santos, en las que prometía dar “plomo” a la guerrilla de las Farc como respuesta a un ataque del grupo subversivo en el que murieron varios militares, se conectó con una preocupación que ha tenido frente al significado de esta palabra en nuestro país, asociada a la muerte y a la violencia. “Me pareció que escuchar la palabra plomo en voz del primer mandatario del país le daba una fuerza impactante, en cuanto se hacía a través de los medios de comunicación y como producto de una estrategia para crear un discurso institucional que es avalado por esos mismos medios. Eso lo asocié con otros hechos políticos que han ocurrido en el país como los falsos positivos, que hacen parte de esa realidad violenta del país”. El artista retomó el fragmento del discurso en el cual el mandatario pronuncia la palabra ‘plomo’ haciendo que el espectador vea y escuche hasta saturarse, a través de tres monitores de video y 60 bafles intercontectados que dan como resultado una suerte de instalación sonora. “Mi propuesta está abierta para ser confrontada con el espectador, quien puede hacer sus propias asociaciones frente a la obra”, agregó el artista. Universo cotidianoVerónica Lehner fue seleccionada en las Becas Bloc con su propuesta ‘Variaciones mínimas’, un trabajo que presupone una aguda mirada al mundo cotidiano para reflexionar sobre aspectos de la realidad. La artista recogió estivas y canastas de madera que se usan en los mercados para portar todo tipo de mercancía, para hacerles leves intervenciones y luego disponerlas como una instalación de objetos seriales en lugares públicos de la ciudad y que luego la gente se va llevando poco a poco. “Para esta obra me tomé cinco meses en el proceso de recolección y de análisis de las cajas y estivas de madera y así definir el tipo de intervención que haría. Algunos los pinté, otros fueron lijados o se les acentuó una curva. Finalmente, los ubiqué en la calle en un orden determinado y, poco a poco, la gente se fue llevando los objetos hasta que desaparecieron. El registro de esa acción está plasmado en fotografías que se exhiben en la Alianza Colombo Francesa”, asegura Lehner. La artista explicó que su propuesta gira en torno a su interés por trabajar con objetos tomados de la calle e intervenirlos de acuerdo al contexto de su procedencia y sobre la posibilidad de trabajar una obra serial en la que cada pieza sea autónoma. “También me interesaba que no fuera convocada la gente como a una exposición en el sentido tradicional, ante un público ‘educado’, sino que las personas fueran sorprendidas en su cotidianidad”.La obra también apunta a dar una mirada a una serie de objetos que resultan casi invisibles porque están destinados a soportar otras cosas. “En el caso de las canastas y las estivas de mercado, que son elementos que pasan inadvertidos, busco devolverlos al espacio como un trabajo escultórico o pictórico, para que sean reutilizados”, agregó la artista. Arte y tecnologíaUnos robots encargados de cuidar plantas es el complejo ejercicio que se propuso el artista Juan Melo con su instalación 'Sym-Bio-Sis', propuesta que reune las artes plásticas con disciplinas como la ingeniería electrónica, mecatrónica y la robótica.Para este propósito Melo contó con el apoyo de Precariustecnológico y del Grupo de Tecnología para las artes de la Universidad San Buenaventura. “La idea principal es la generación de un universo simbólico en donde unas máquinas anacrónicas —por lo obsoletas y disfuncionales— se encargan de cuidar unas plantas. Pero la propuesta busca dar una mirada distinta a la que se suele tener de la tecnología y las máquinas como cosas posapocalípticas y nocivas reforzadas por la ciencia ficción y el cine, sino hacerlo en un sentido más profundo”, dijo Melo.Diversas lecturas nutrieron la propuesta del artista. “Una de ellas fue el libro ‘El universo en un átomo’, del Dalai Lama, que plantea que debe existir un equilibrio espiritual con la tecnología porque ahora somos seres biotecnológicos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad