Video: lo mejor de la tercera noche de Ajazzgo con Deborah Carter

Septiembre 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya, reportera de El País
Video: lo mejor de la tercera noche de Ajazzgo con Deborah Carter

Deborah Carter conoció el jazz en Japón, donde estudiaba, pero le gustó porque es abierto, espontáneo y ecléctico, lo cual la hace identificarse con el género.

La célebre cantante estadounidense Deborah Carter hizo vibrar a los caleños en la tercera noche de Ajazzgo. En entrevista con El País Deborah dijo que "Cali aprecia el Jazz". Prográmese hasta el domingo con jazz.

En la noche de este miércoles, quienes la oyeron cantar en el Teatro Municipal compararon su apasionada interpretación con la de artistas legendarios como Bessie Smith, Billie Holiday, Ella Fitzgerald, Sarah Vaughan o Dinah Washington, que aún refulgen en el firmamento del jazz. Es Deborah Carter, tan estadounidense como ellas, aunque vino al Festival Ajazzgo 2011 en representación de Holanda. Con voz dulce pidió hacer esta entrevista en español, para practicarlo. Asegura que apenas aterrizó en Cali sintió “alivio, porque ahora sí puedo hablar en español”. ¿Le sorprende que en una ciudad tan salsera como Cali, guste tanto el jazz? El subtítulo del Festival es ‘jazz fusión’ y eso es el jazz: una fusión de estilos. Para mí, el público ideal es el que tenga una actitud abierta hacia la música, porque el jazz es música espontánea.¿Qué hace una texana como usted dedicada al jazz?Ah, yo nací en Texas y viví sólo 7 meses allí. Incluso, fui concebida en Japón, donde mi padre prestaba el servicio militar. Se fueron para El Paso, cuando mi madre estaba embarazada de siete meses, porque ya dos hermanos míos habían nacido en Japón y ellos no querían que otro hijo suyo fuera japonés. Me crié en Hawaii y luego viví en Japón. ¿De dónde son sus padres?Mi padre venía de Nueva Orleans y mi madre de Alabama.Por allí debió llegarle el jazz...Debe ser por sangre, porque ellos se divorciaron cuando yo tenía 3 años. ¿Dónde le gustó?En Japón fui a una escuela con alumnos japoneses y estadounidenses. Allí había alumnos amigos míos (bueno, yo quería ser su amiga) que se interesaban en el jazz. Entonces quise ser muy ‘cool’, para poder estar cerca de ellos. No sabía qué música escuchaban, pero empezó a gustarme.¿Qué le gustó de esa música?El jazz me gusta porque va con mi personalidad. Me gustan tantas cosas, siento tanta curiosidad por otras, incluso la manera como vivo con mi marido: él es vegetariano, yo cocino japonés, chino, indio, italiano. Me gusta un poco de todo, nada puro. Y el jazz es una mezcla de muchas cosas.Su esposo es el bajista holandés Mark Zandveld... Yo vivía en España cuando nos conocimos y él tuvo planes de quedarse allí, pero cometimos el error de pasar un par de vacaciones en Amsterdam y yo me obsesioné con la sensación de que mi destino era vivir allí. Ya han pasado 26 años y todavía no sé por qué pensé así, pero ejerce un magnetismo muy fuerte en mí.¿Es difícil para una mujer hacer carrera en el jazz?Ya me he acostumbrado, pero sí es un mundo muy de los hombres. Hay que pensar un poco como hombre y otro poco con cabeza de mujer. ¿Se considera una leyenda del jazz?Yo vivo del hoy, no de lo que pueda pasar. Pienso un poco en el futuro cuando enseño a los jóvenes a sacar lo máximo de su creatividad. Hay que abrirlos como flores y les digo que si hay una clase de flamenco, yo soy la primera en inscribirme, para conocer todas las posibilidades que uno tiene con la música. Si mañana cruzo una calle y me atropella un camión, pensaré que ya he hecho mucho.¿Cómo ve el panorama del jazz?Debemos lograr que sea más apreciado. Aquí en Cali sí lo aprecian, pero he trabajado en sitios donde lo valoran menos porque piensan que es fácil, no le dan importancia ni imaginan cómo sería si no lo tuviéramos. Por la crisis económica mundial, muchos creen que el jazz es sólo para ganar dinero y nada más. No es eso. ¿Cómo amar el jazz?El jazz surgió en los Estados Unidos, pero tiene mucha mezcla musical e influencias de Latinoamérica, aunque hoy en día le han puesto etiquetas. Hay gente en China que habla mandarín pero quiere cantar ‘Summertime’ como Billy Holiday, y eso está bien como ejercicio de nostalgia. Pero para disfrutar del jazz y aprenderlo hay que llegar sin ideas preconcebidas.PrográmeseConciertos anunciados para jueves, viernes, sábado y domingo:JUEVES 83:00 p.m., Proartes: taller de percusión con Samuel Torres. 8:00 p.m., Teatro Salamandra: Third Level, dirección de José Gallegos (Colombia).VIERNES 9 6:00 p.m., Centro Cultural Comfandi: Andrés Ortiz Trío (Suiza-Colombia).8:00 p.m., Teatro Municipal: Samuel Torres con la Orquesta Filarmónica de Cali, bajo la dirección de Ricardo Jaramillo (Colombia).SÁBADO 106:00 p.m., Centro Cultural Comfandi: Karlos Rotsen Quartet (Martinica, Antillas Francesas)8:00 p.m., Teatro Municipal: Cigala & Tango Sexteto (en foto)DOMINGO 116:00 p.m., Centro Cultural Comfandi: Luigi Cinque Ópera Duet (Italia) 8:00 p.m., Teatro Municipal: John Scofield Cuarteto (EE.UU.).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad