Valeriano Lanchas, el bajo-barítono que hará un canto de amor en Cali

Septiembre 25, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Valeriano Lanchas, el bajo-barítono que hará un canto de amor en Cali

Valeriano Lanchas viene de una temporada operística esplendorosa, en la cual cantó al lado de Plácido Domingo, Ángela Gheorghiu y Ramón Vargas, entre otros.

El bajo-barítono Valeriano Lanchas cantará este martes en una de sus ciudades favoritas, al lado de una revelación caleña del canto lírico.

"Cada vez que puedo ir a Cali, voy", asegura el bajo-barítono bogotano Valeriano Lanchas, quien en la noche de este martes cantará en el concierto anual de la Fundación Amigos de la Policía, en la Sala Beethoven a partir de las 7:00 p.m.“Cali es una de mis ciudades preferidas en Colombia. Siempre me la he pasado tan bien. Tiene un público maravilloso y tengo buenos amigos”, asegura. Por eso repetirá, pues el año pasado también cantó en el concierto de beneficencia.Lanchas compartirá escenario con la soprano caleña Karolyn Rosero y estarán acompañados al piano por el caleño Alejandro Roca, “mi gran amigo”, dice el cantante.También el coro y la orquesta Desepaz actuarán con temas como ‘Sombra en los médanos’, ‘La llorona loca’, ‘Obertura 1812’ (Tchaikovsky), ‘Valsa abrasileirada’ y ‘Days of York’.Y prosigue el cantante: “En mi experiencia en Cali siempre he tenido un público cálido y conocedor. Aquí me he sentido como en casa. Es muy distinto en Bogotá, donde sueño con llegar a mi apartamento y ver la ciudad por la ventana. En cambio en Cali es un plan delicioso salir a disfrutar de la brisa”.¿Qué va a cantar?Es un repertorio nuevo, que nunca he interpretado en Cali. La primera parte será con arias de Mozart y de Rossini. Luego con Karolyn haremos un dúo de la ópera estadounidense ‘Porgy and Bess’, de Gershwin, y cerraremos con temas de musicales. Para el bis tenemos una sorpresa, que no le voy a decir. Es muy especial.Déjeme adivinar: es una canción a Cali.No tiene nada qué ver con Cali. Sólo le adelanto que es a dúo.Hay expectativa por ver también a la soprano, que no es muy conocida...Karolyn ha estado estudiando en España. Acabo de cantar dos óperas con ella: ‘Manon’ y ‘Las bodas de Fígaro’. Para mí ha sido una sorpresa increíble encontrarme con su talento. Es una soprano que promete llegar a las ‘grandes ligas’. Se lo digo, de verdad.¿Le falta mucho?Karolyn ya está un paso arrriba y lista para emprender una carrera con todas las de la ley. Por eso me alegra mucho cantar con ella en Cali, porque para mí ella ha sido la revelación de la temporada de ópera de Bogotá. Usted llega después de una buena temporada de ópera en Europa.Sí. Canté ‘Cyrano de Bergerac’, al lado de Plácido Domingo; ‘Las bodas de Fígaro’ y ‘La bohemia’ con Ramón Vargas, Ainhoa Arteta y Ángela Gheorghiu; ‘La cenerentola’ y ‘Tosca’, junto a Marcelo Álvarez. Ha sido una temporada rica, lo cual me permite volver al país en buenas condiciones. Usted es bajo-barítono, una voz escasa...No mucho, porque en ‘grandes ligas’ hay muy buenos cantantes para ese repertorio. Sí es más escasa que la de tenor, y nunca he sabido bien la razón. Pero me encanta que sea así, porque hay trabajo para mí.Pero en Colombia sí escasean...Eso sí. Aquí y en Latinoamérica son más frecuentes los tenores, porque la gente es más bajita y con la voz más aguda. El idioma nativo también influye, así como la manera en que se canta.¿Cuál es su compositor de óperas favorito?Yo adoro hacer papeles bufos de Rossini y cantar Mozart y todo el repertorio belcantista, pero este año he sido versátil. ¿Para los papeles bufos se necesita preparación especial o sólo actitud?El papel bufo exige una tesitura amplia para hacer los agudos con comodidad, agilidad para vocalizar el texto y capacidad de hacer comedia. Eso es más escaso.También hace papeles dramáticos...Tengo la suerte de hacer un repertorio amplio, aunque es bueno ser identificado por un género en particular.Ya hace unos años grabó temas populares. ¿Volverá a cantarlos?No he vuelto a grabar y hay muchas cosas que me interesan en ese campo. Me gustaría hacer un disco con canciones de Agustín Lara. Son preciosas.¿Y cantar óperas colombianas?Hay dos con letra de Rafael Pombo, ‘Ester’ y ‘Florinda’. La primera la vi en el Colón de Bogotá y no me llamó la atención, porque me pareció un pastiche de muchos estilos, no muy musical. No vale la pena el esfuerzo de resucitar una ópera sólo porque sea colombiana. Es más interesante mirar hacia el futuro y encargar óperas a compositores jóvenes. ¿Y su futuro cercano cómo está?Iré a cantar ‘Iván el terrible’ (Prokofiev) en La Coruña, que me tiene muy entusiasmado. Después vendré a cantar ‘Carmen’ (Bizet) en Bogotá. Luego ‘Agrippina’ (Händel) en Oviedo, ‘Tosca’ (Puccini) en Bilbao y Barcelona, y ‘La fuerza del destino’ (Verdi) en Washington. Son géneros muy distintos, ¿cómo hace?Es puro trabajo. El secreto es meterse en cuerpo y alma en lo que se está haciendo, sin pensar en las veinte óperas que ya están contratadas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad