Una de las últimas entrevistas que Mutis concedió a un medio colombiano

Una de las últimas entrevistas que Mutis concedió a un medio colombiano

Septiembre 24, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Sergio Villamizar | Colprensa
Una de las últimas entrevistas que Mutis concedió a un medio colombiano

El poeta y escritor colombiano, Álvaro Mutis, estuvo acompañado en la Feria del Libro de Guadalajara, México, en el 2007 por su hijo y editor Santiago Mutis.

Mutis accedió a tener un breve encuentro con la prensa. Esa vez, de la mano de su hijo y editor, Santiago Mutis, los más de 500 periodistas de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara pudieron dialogar, durante 50 minutos.

En la edición de 2007, Colombia fue el país de honor en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, y dentro de los escritores invitados estuvo Álvaro Mutis. Fue uno de los últimos eventos literarios en el cual el creador de Maqroll estuvo presente.Allí vivió un emotivo encuentro con su amigo Gabriel García Márquez y tuvo la fuerza y el ánimo suficiente para realizar una rueda de prensa. Colprensa reproduce lo que fue dicho encuentro en la principal feria del libro de América Latina.Con un caminar pausado y difícil, Mutis accedió a tener un breve encuentro con la prensa. Esa vez, de la mano de su hijo y editor, Santiago Mutis, los más de 500 periodistas de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara pudieron dialogar, durante 50 minutos, con el poeta y escritor colombiano.Era un día especial para la familia Mutis. El mayor de todos, Álvaro, recibiría un homenaje en la feria en la noche del domingo (26 de noviembre 2007), por lo cual no podía dejar de sonreír, y dejó de lado la imagen de 'ogro' que venía cultivando durante las últimas décadas.Del homenaje dijo poco, “ojalá sea la excusa perfecta para que los pobres libros olvidados encuentren nuevos lectores”, aseguró, pero también se sintió feliz porque era un motivo para reencontrarse con viejos amigos, como Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez y Fernando del Paso.“Las maravillosas cosas que nos guarda el destino, son las que siempre quedan en el corazón. Que en un fin de semana compartamos con Fernando del Paso homenajes, es una dicha única que solo queda agradecer”, continuó el escritor.Atendió las preguntas a medida que podía escucharlas, mientras el movimiento de su mano izquierda aumentaba. “Es el estrago que en los seres humanos produce el paso de los años”, afirmó. ¿Hay planes para volver a escribir? Desde la edad de los 15 años he escrito, pero también dejo temporadas para pensar, para que los temas maduren. No tengo prisa para escribir, nunca la he tenido. Solo escribo cuando buenamente me sale.¿Cómo mantiene esa postura en un mercado editorial que exige al escritor lanzar nuevos escritos?Tengo una agente literaria que no me molesta para nada (risas). Ella no me llama, yo la llamo si necesito algo. No tengo mucha relación con la industria editorial.¿Cómo es su proceso creativo literario?Se quiera o no, en la cabeza se van maquinando cosas. Algunas son bobadas sin sentido, otras son bobadas más serias que vas pensando. Cuando hay algo claro en mi cabeza, es hora de sentarme al frente de la máquina de escribir y dejar que fluya. ¿Continúa fiel a la máquina de escribir?Sigo con la máquina de escribir, pero no por querer serle fiel, es que no puedo con los computadores (risas). En la feria de nuevo está junto a Gabriel García Márquez…De nuevo juntos no, es que nunca nos hemos separado. Llevamos 60 años pendientes el uno del otro, con total armonía y lealtad. Es algo tan fraterno que requiere sus espacios y nos extrañamos, para luego encontrarnos en Guadalajara y disfrutar de estar en compañía. ¿Si han cumplido el pacto de no realizar elogios entre sí? No, y de eso nos dimos cuenta hace años. Lo que ahora acordamos es que no haríamos las veces de críticos profesionales de nuestras obras, porque es complicado no elogiar la obra de un maestro de la literatura como ‘Gabo’, quien además, es mi mejor amigo.¿Cómo ve la nueva literatura colombiana?Me caen bien, son muy interesantes escritores. Ahí está William Ospina y Juan Manuel Roca, tienen mucho qué decir y lo hacen muy bien.¿Ha pensado escribir sus memorias?Jamás. Una parte de mi vida la ha sacado a la luz Maqroll el Gaviero. Además, siempre he dicho que en mis poemas y novelas siempre hay algo de mí.¿Algo de las aventuras de Maqroll el Gaviero, le hubiera gustado vivir?Muchas, pero qué bueno que él las vivió, porque las disfrutó al máximo, al ser más sinvergüenza que yo (risas).¿Dónde nació Maqroll?Creo que en un puerto belga, pero nunca me ha dicho. ¿Y dónde está ahora?No lo sé, sospecho que estará en Budapest, pero tocaría preguntarle a la policía del lugar.¿Volverá?Sospecho que Maqroll volverá. No me lo ha confirmado, él nunca llama, pero espero que donde esté, esté vivo para poder yo seguir viviendo.¿Sigue las noticias que llegan de Colombia, la violencia y los intentos de paz?Siempre. Que no vaya a un lugar, no significa que deje de pensar en él. Siempre está presente mi Colombia, pero la violencia no es un problema exclusivo de mi país. Es un problema del mundo, y lo más grave, estamos en una liquidación de la especie humana y parece que no nos importa.Su hijo Santiago Mutis es poeta y editor. ¿Le ha dado a él algún consejo sobre el oficio de escribir?Ninguno, eso se lo dejo a la vida que le dará lo que tiene que darle.¿Cómo es la relación padre-hijo, escritor-editor entre ustedes?Santiago es quien más ha hecho por mi obra, descubriendo poemas y narraciones en pequeños papeles que yo he olvidado y botado por ahí. Es el dueño de mi obra.Aunque no está escribiendo. ¿Existe un proyecto editorial?Santiago Mutis: Sí, publicar las traducciones de poesía que hizo mi padre, son inéditas, textos que escribió a los 26 años sobre artistas mexicanos, y una recopilación de textos para diarios de México.Dice que en este momento no está escribiendo. ¿A qué se dedica? Cuando alguien que escribe, no lo está haciendo, debe estar leyendo. Me la paso leyendo y pensando en qué escribir. No tengo prisa, ese es el lujo de los que no somos escritores profesionales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad