Un 'Delirio' que se volvió marca caleña

Un 'Delirio' que se volvió marca caleña

Diciembre 14, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Un 'Delirio' que se volvió marca caleña

El espectáculo de salsa 'delirio' fue elegido por los lectores de El País como el protagonista cultural de este año.

El espectáculo de salsa fue elegido como el protagonista cultural del año por votantes de nuestra fan page. En lista, Gloria Castro, Fernando Montaño y Óscar Murillo.

Un espectáculo al nivel de los de Las Vegas. Un emprendimiento cultural con inteligencia empresarial. Así ven los analistas del arte a Delirio, ese proyecto cultural que potencializó el sabor de la salsa de Cali ante Colombia, el mundo y los mismos caleños.Y el público, naturalmente.El 53 % de los usuarios de nuestra fan page El País Cali, al votar para elegir el protagonista del año en el área cultural, mostró su preferencia por esa mezcla delirante de orquesta, danza y circo al ritmo de la salsa, esa música que espontáneamente se volvió parte de la caleñidad.Desde esa noche de viernes 5 de mayo de 2006, cuando hizo su tímido debut en la Carpa de Circo para Todos, han delirado más de 370.000 espectadores en más de 320 funciones en Cali, en otras ciudades de Colombia y en 18 países, con un espectáculo que tiene el sello de ‘Hecho en Cali’ y hoy es un símbolo de la ciudad, cuyo lenguaje es el baile y su código, la salsa. Lea también 'Opinión: Delirio, de Cali para el mundo'El antropólogo Manuel Sevilla, profesor investigador de la Universidad Javeriana de Cali, analiza a Delirio como un emprendimiento cultural de largo aliento. “Es un proyecto importante porque combina calidad artística, puesta en escena e inteligencia empresarial”, comenta. Una combinación, en su opinión, que no es muy frecuente en muchos emprendimientos culturales a nivel nacional. “Por eso, hoy Delirio es una referencia en el concierto nacional e internacional”, comenta.De hecho, solo en 2014 Delirio hizo cuatro de sus 18 giras internacionales, esta vez a Argentina, México, Tailandia y Costa Rica. El crítico y curador de arte Miguel González argumenta que Delirio ha logrado gran reconocimiento porque es una organización que se ha profesionalizado y ha hecho un espectáculo de cabaret con la música popular, pero con un altísimo nivel.“Me quedé muy sorprendido cuando vi Delirio, porque es como cuando uno va a un espectáculo de Las Vegas, no es nada provinciano, nada local, es de una factura internacional”, explica.De hecho, Delirio trascendió del baile a una crónica rumbeada, con diez seductores montajes. Entre ellos se destacan ‘De 33 a 45’, ‘Pasos de Libertad’, ‘Orulla’, ‘Bombo’, ‘María’, ‘La Pinta’ y el que preparó para este diciembre, ‘Mulier’, siempre alusivos a un distintivo de la cultura caleña. En su concepto, este espectáculo se ha posicionado, tiene prestigio y quienes acuden a sus presentaciones quedan muy satisfechos y quieren volver. “Eso es muy importante, que la gente no diga, ‘ah bueno, yo ya lo vi’, sino que las personas están pendientes de las nuevas producciones para asistir y es gracias a su gran profesionalismo”, afirma.Sueño de ciudad que rescata la cultura popular de barriada y lo eleva al profesionalismo por iniciativa de Andrea Buenaventura, Eleonora Barberena, Ángela Gallo y Liliana Ocampo. Logro con el que además han promocionado la identidad festiva de la ciudad ante el mundo y han contribuido a crear un modelo de industria cultural que facilite un espacio cultural donde los artistas se convierten en lo que quieren ser y hallan en su talento, su arte y su oficio, el reconocimiento profesional.Los otros protagonistas de la culturaGloria Castro, directora Fundadora Incolballet

Es una gran líder cultural que ha hecho del ballet una profesión respetable en Cali y en Colombia, dice el crítico y curador de arte Miguel González: “Logró amarrar un proyecto sólido de escuela de ballet (bachillerato artístico), la compañía de ballet (la única profesional en el país y referente en él y en Latinoamérica), y el Festival de Ballet, con excelentes resultados. “Es una líder de un perfil único, que combina la convicción de creer en su apuesta e inteligencia administrativa en términos de gestión de recursos”, dice Manuel Sevilla.

Con lo abstracto intenta mostrar su niñez en La Paila, donde nació, pero se formó en Londres. Expositor de las más importantes galerías de Londres y Nueva York, es más conocido por el impacto mediático de los precios de sus obras, pues no ha expuesto en su país, dice Miguel González. Su vertiginoso ascenso “permite reflexionar sobre su figura e historia de superación en condiciones de exclusión y la polémica sobre la compleja relación entre calidad artística y mercados del arte, que responden a una lógica de economía distinta a la primera”, dice Manuel Sevilla.

Un artista de Buenaventura vinculado a uno de los estamentos de ballet más prestigiosos del mundo como el Royal Ballet of London, en opinión de Manuel Sevilla, permite reflexionar sobre “el balance que se puede dar entre la educación artística, las oportunidades para formarse en artes y para expresarse como tal y el valor del acompañamiento familiar”. Miguel González resalta su técnica prodigiosa como bailarín clásico. “Por su condición afrodescendiente de familia humilde, es el nuevo Billy Elliot, la historia del hijo de obreros que llegó a ser un gran bailarín”.

El autor antioqueño (‘Rosario Tijeras’), tuvo el favor de los lectores caleños al darle el quinto puesto del sondeo, al ser el ganador del Premio Alfaguara de Novela 2014 por su libro ‘El mundo de afuera’. El periodista y escritor Ricardo Silva pondera de Franco su técnica de “elegir cada palabra con el cuidado de un cirujano, que jamás concede nada a nadie aparte de su necesidad de explorar el mundo con su escritura, pero siempre logra ser cercano a los lectores”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad