Un bogotano, el nuevo dueño de la batuta en la Filarmónica de Cali

Un bogotano, el nuevo dueño de la batuta en la Filarmónica de Cali

Agosto 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Un bogotano, el nuevo dueño de la batuta en la Filarmónica de Cali

El director Eduardo Carrizosa opina que las orquestas deben tocar el alma de la comunidad para la cual trabaja y llevarle un mensaje de paz y armonía.

La Orquesta Filarmónica de Cali tiene nuevo director titular: el bogotano Eduardo Carrizosa. Conozca su enfoque y sus planes.

Con el propósito de reivindicar el repertorio de los compositores latinoamericanos y colombianos, y de llevar la música a todos los rincones, el maestro bogotano Eduardo Carrizosa asumió como director titular de la a Orquesta Filarmónica de Cali en la Segunda Temporada del 2014.Carrizosa, un consagrado a la investigación de las músicas colombianas y latinoamericanas es un ‘viejo conocido’ de la Orquesta caleña. Tras su debut como director titular ocurrió el pasado 14 de agosto en el concierto de inicio de la nueva temporada, el maestro dialogó con El País. ¿Cómo ha encontrado la Orquesta ahora en su calidad de director titular? Ha sido fantástico. Yo he tenido el privilegio de dirigirla en distintas épocas, incluso desde el siglo pasado, he crecido y envejecido con ella. Esta orquesta es para mí una garantía de calidad, porque sé que cada uno de los músicos se entrega en forma total al trabajo artístico y eso me da la tranquilidad para dar lo mejor en cada concierto.¿Qué propuestas trae en los seis programas que dirigirá esta temporada?Mi propuesta surge de una necesidad personal de mirar un repertorio diferente de compositores latinoamericanos y colombianos. También de tener en cuenta a los solistas de la orquesta. Buscamos abrir espacios como son los conciertos escolares y de alto impacto. Las Orquestas deben salir de sus auditorios y llevar a las comunidades su mensaje de armonía y paz en sus diferentes posibilidades, eso para mí es fundamental. Es decir, que la orquesta debe tocar a Beethoven, Bach, Mozart, pero también debemos mostrar las creaciones de Antonio María Valencia, o Santiago Velasco Llanos. Incluso esa misma orquesta pueda tocar el ‘Cali Pachanguero’ o una sinfonía de Hydn. La persona que la escuche queda tocada por la música y será un nuevo oyente para la Orquesta. ¿Cuál es el papel que una orquesta de este tipo juega en la comunidad?Yo parto del principio de que un concierto casi sin excepción deja en los seres un resultado de bienestar personal, de paz, armonía. Es decir, todo lo que entrega a la comunidad es positivo.¿De dónde le viene tanto fervor por la música colombiana?Viene desde mi niñez. El primer instrumento que tuve entre mis manos no fue un violín sino un tiple. Tuve la fortuna de estudiar en 1960 en la Academia Luis A Calvo y de formarme en el Conservatorio de la Universidad Nacional eso me ha permitido conciliar dos mundos. Desde entonces mi compromiso ha sido el de extender la literatura de nuestra música nacional. Es importante dejar en partituras de nuestros compositores para que sean interpretados por cualquier orquesta en el mundo. Estamos sentados sobre una inmensa mina musical.¿Hoy en día el futuro de la Orquesta Filarmónica no es muy claro qué opina al respecto?Espero que la Filarmónica tenga el futuro que se merece como la orquesta de los vallecaucanos y del Suroccidente. Es imposible que una institución como esta se acabe, como dijo un robot, “no es computable. La Orquesta Filarmónica responde a una necesidad y a un derecho de todos los seres humanos, a ser melómanos.Carrera musicalEl maestro Eduardo Carrizosa ha sido director de la Orquesta Sinfónica Nacional, director asistente de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, director asistente de la Orquesta Sinfónica de Colombia, director titular de la Banda Sinfónica Nacional y director del Departamento de Musicología de la Escuela Superior de Tunja.Especialista en música colombiana, ha dedicado 30 años de su vida a la investigación y divulgación de los ritmos nacionales.Ha producido seis discos de la serie ‘Memorias musicales colombianas’ con la Orquesta Filarmónica de Bogotá, y dos con la Sinfónica Nacional, ‘Viaje musical por Colombia’.Ha sido profesor en las Universidades Nacional de Colombia, Pedagógica Nacional y de los Andes, en Bogotá.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad