Tres historias de jóvenes concursantes del Festival Mono Nuñez, que comienza hoy

Tres historias de jóvenes concursantes del Festival Mono Nuñez, que comienza hoy

Mayo 30, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Tres historias de jóvenes concursantes del Festival Mono Nuñez, que comienza hoy

El concurso se llevará a cabo de jueves a domingo en el Coliseo Gerardo Arellano de Ginebra, a partir de las 8:30 p.m.

Conozca las historias de tres concursantes jóvenes que no cambian la música colombiana ni por el reggaetón más popular y que participarán en el Festival de Música Andina Mono Nuñez.

Cero y van treinta y nueve. Número musical: 039. Son las ediciones del Festival ‘Mono Núñez’, que comenzará hoy en Ginebra e irá hasta el domingo 2.El País encontró tres historias de jóvenes que no cambian la música colombiana por nada, ni siquiera por los ritmos de moda de su generación. A todos ellos habrá que seguirles la pista en el Mono Núñez: 1. Les cantaba a las visitasJéssica Alejandra Jaramillo nació en Sevilla, Valle, hace 20 años. En 2008 entró por la puerta grande de Ginebra, al resultar elegida como mejor solista vocal del Mono Núñez. En 2011 obtuvo los máximos galardones en ‘Antioquia le canta a Colombia’ y el concurso ‘Luis Carlos González’. A su corta edad, Jéssica es cantante veterana, porque cuando era niña y llegaban las visitas la sacaban a cantar: “Mi papá es ebanista y viene de familia musical. Él siempre quiso que yo me dedicara a la música colombiana. Era el que me acompañaba a los concursos infantiles”.La joven se dio a conocer como representante del Quindío, porque allá “me ofrecieron patrocinio si concursaba por ese departamento y resulté la única clasificada al ‘Mono Núñez”, y con solo 16 años vino y ganó premio.Joven y todo, pero lo tiene claro: “Sigo prefiriendo la música colombiana, así sea menos comercial y haya que salir a rebuscar presentaciones. Estamos en un país que no valora lo propio”, dice.2. Una cantante muy precozLa antioqueña Juliana Escobar Herrera causó una revolución el año pasado en Ginebra, porque no tenía la edad mínima para participar, pero ya tenía voz de adulta. Con 13 añitos fue mejor solista vocal y pocos después ganó igual premio en ‘Antioquia le canta a Colombia’. “Por mi corta edad en Ginebra hubo muchas críticas y discordias, pero tengo la voz ya madura, qué hago”, dice. Trabaja mucho la técnica vocal porque “cantar es mi pasión y pienso ser profesional con la música colombiana, mis baladas y el pop latino”.3. Tímido pero musicalEl clarinetista cundinamarqués Alejandro Sánchez concursa desde 1994 en cuanto certamen haya y ha ganado 41 premios nacionales: “Ya ni sé en cuántos concursos he participado. Me gusta ir porque es donde la música colombiana crece, evoluciona y trasciende”, aclara.Y eso que es profundamente tímido, de hablar entrecortado y piensa mucho cada respuesta. Cierra los ojos al tocar: “De música es de lo único que puedo hablar. También de mi país, pero termino hablando de su música”.Es “muy reservado para estar pleno y tranquilo al mostrar mi música”. Cuando sale al escenario se transforma: “Estar arriba me tranquiliza”, dice.A Ginebra viene por el gusto de tocar, más que concursar: “Jamás me sentiré ganador, porque hay gente mejor. Para mí lo importante es que la música colombiana siga viva”, concluye.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad