Tom Hanks, el brillante actor que busca un nuevo Óscar en el mar

Octubre 20, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País*
Tom Hanks, el brillante actor que busca un nuevo Óscar en el mar

‘Capitán Phillips’ es protagonizada por Tom Hanks, Barkhad Abdi y Barkhad Abdirahman. El filme está en cartelera nacional.

Tom Hanks sorprendió al mundo al declarar sobre su diagnóstico de diabetes tipo 2. El brillante actor, que ahora interpreta al ‘Capitán Phillips’, busca un nuevo Óscar en alta mar.

“¡Tengo diabetes tipo 2! ¡les ofrezco la sensación mediática del día!”, gritaba emocionado Tom Hanks mientras brincaba en la silla del Late Show With David Letterman, uno de los programas más vistos en Estados Unidos. No hubo lágrimas ni gestos de tristeza en esta confesión. Tom es un niño grande. Tras la explosiva revelación se esconde su eterna lucha por permanecer ‘bajo perfil’ como persona. A pesar de ello, es sorprendente su capacidad para hablar de cualquier tema, en un tono muy tranquilo.Y es que en ese sentido, nunca se ha comportado como estrella. Doble ganador del Óscar, y por dos años consecutivos, Hanks es fácilmente accesible a las entrevistas. Es más, hace más de dos meses que no para de hablar de ‘Capitán Phillips’, su nueva película, cuyo estreno ha suscitado el aplauso de la prensa y el público. Pero el tema ‘diabetes’, que puso de improviso en el tapete, le obliga a aceptar la pregunta con su ya célebre locuacidad.¿Qué cambios habrán en su vida después del diagnóstico de diabetes?Tengo 57 años, soy mortal (risas), de algo me tengo que morir. La verdad es que no se trata de dietas o desmanes, he sido una persona sana y activa. El trabajo del actor incluye sacrificios. Tuve que ganar peso para ‘A League of Their Own’ y luego perderlo todo para ‘Náufrago’, donde terminé hasta los huesos. El cuerpo pasa su factura y aquí estoy. ¿Cambios? No volveré a aceptar papeles que comprometan mi peso.Usted, que ha vivido todo el proceso tecnológico del cine, ¿cómo se sintió rodando en alta mar?Fue una de las cosas que me atrajo de ‘Capitán Phillips’. Íbamos a hacer una película en un barco de verdad, con todo lo que ello implicaba. Vivimos golpeándonos la cabeza en todas partes, tuvimos que acostumbrarnos al vaivén de las olas, al olor a sal, al dolor en los pies por mantener el equilibrio sobre pisos metálicos, fue difícil. He hecho muchas películas en estudios decorados muy reales, pero es distinto estar en el sitio verdadero. Te ayuda mucho a fortalecer tu interpretación. Todo fue real como el encuentro con los actores somalíes...Casi todos los rodajes dedican un tiempo a acercamientos humanos antes del rodaje. Pero los actores que estamos en el barco, conocimos a los somalíes justo en la escena cuando toman por asalto nuestro puente. Yo los vi por primera vez cuando se acercan en sus lanchas, y tengo los prismáticos en los ojos. Alcancé a sentir miedo real. ¡Quién lo creyera! Tenemos mucho que aprender de los nuevos realizadores. ¿Qué hay de Tom en Capitán Phillips?Siempre hay algo tuyo en cada uno de los personajes. A medida que envejeces, las similitudes van cambiando. Pero de este personaje copio el sentido de la justicia. Muse, el líder de los piratas, creció en un país desgarrado por la guerra, tiene toda la razón para hacer lo que hace y la violencia es la única forma que él conoce. Phillips descubre eso y su óptica sobre los atacantes cambia.¿Qué le dijo el verdadero Richard Phillips?Me invitó a almorzar y hablamos sobre lo que ocurrió. A él le encanta la película, pero no quería tanta figuración, así que no estuvo de acuerdo con el título. Me explicó que la lucha fue de toda la tripulación del barco Maersk Alabama, y no solo de él. Me dio un consejo: ganar un poco de peso y mejorar mi aspecto (risas). Y me confesó que al ver en la pantalla la mirada de Barkhad Abdi, quien hace de Muse, había visto la misma mirada de hace 4 años. Hicimos un buen trabajo.¿Considera a Phillips como un héroe?Sin duda, lo es. Todo fue producto de las circunstancias, pero ante una situación similar, muchos resultarían cobardes. Tengo una teoría: un tercio de la humanidad es malvada, el otro es cobarde, y el restante son héroes. Richard pertenece a este último porque su comportamiento pudo cambiar el curso de los acontecimientos. Y en la mejor medida.¿Entonces es cierto que estamos ante una de las mejores películas bélico-históricas del cine?Por supuesto. Yo entiendo que el cine tiene una licencia de ficción válida, por aquello del lenguaje cinematográfico. En ‘Apollo 13’, por ejemplo, el guion añadió algunas tonterías hechas para divertir a la gente, para relajar la tensión. Pero en ‘Capitán Phillips’ todo es real, y la tensión es excesiva. A Paul no le interesaba relajar a nadie, solo contar el hecho con toda la angustia que generó. Dicen quienes lo conocen que usted no se toma la vida muy en serio...Es una forma de decirlo, la cuestión es que la alegría en la vida es trascendental para cualquier cosa. Todos tenemos momentos difíciles, pero enfrentarlos no significa bajar la guardia de tu actitud. Una vez alguien me dijo que la clave de vivir era hacer de cuenta que estabas siempre en vacaciones y me quedó sonando. Puedes estar de trabajo hasta la cabeza, pero todo debes hacerlo a modo de jugarreta.Más cerca del ÓscarUn nuevo encuentro entre Óscar y Tom podría darse a inicios del 2014, si el ‘Capitán Phillips’ lo permite. Pero como apuntan desde ya las predicciones de los críticos de cine, es un hecho que Tom Hanks completaría su tripleta de Óscares el próximo año. El cinco veces nominado en la categoría a mejor actor por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, interpreta esta vez a Richard Phillips, capitán del buque carguero Maersk Alabama que fue secuestrado en 2009 por piratas somalís.Además de darle vida a un personaje real, un reto para cualquier actor, a Tom le tocó vivir 60 días en altamar y algunos dentro de un claustrofóbico bote salvavidas, pues el 75% de la filmación de ‘Capitán Phillips’ se realizó en escenarios reales. Es más una de las escenas más dramáticas de la película, que fue el asalto al Alabama, se realizó sin usar efectos generados por computadora. “Ni siquiera ensayábamos las escenas, sólo las encontrábamos. Nos reuníamos en la mañana, analizamos la escena durante dos horas y después la filmábamos completa, de principio a fin, una escena de 8 minutos, una secuencia de 12 minutos, en vez de desglosarla en varias tomas”, reveló Tom. La decisión de filmar en altamar y usar el mismo tipo de navíos en los que se desarrolló el drama de la vida real significó cargar la producción con retos logísticos. Pero Hanks, según el director Paul Greengrass, adoptó cabalmente el proceso y el resultado fue una interpretación de gran dominio y muy veraz. “Pasó horas y horas en el bote salvavidas y todos nos sentimos conmovidos de cuánta dedicación le puso a su trabajo. No se trata sólo de su talento, también fue importante su disposición para explorar cada matiz de la humanidad de este hombre y la precisión con la que Tom lo hizo y lo expresó plenamente fue magnífica. Mi recuerdo perdurable de la película siempre será el de Tom en el momento final. Simplemente fue tan humano”, aseguró Greengrass. La capacidad del actor de interpretar grandiosos papeles de hombres aparentemente ordinarios que afrontan crisis extremas hizo que los realizadores cinematográficos lo visualizaran desde un principio como Richard Phillips, el veterano marino mercante. El estadounidense ha interpretado grandiosos papeles de hombres aparentemente ordinarios que afrontan crisis extremas: desde el abogado que sufre sida y debe pelear por una demanda de despido injustificado en ‘Filadelfia’; el astronauta que se esfuerza por regresar a la Tierra después de que una misión a la Luna sale mal en ‘Apollo 13’; el capitán de la Segunda Guerra Mundial que busca a un soldado perdido en ‘Rescatando al soldado Ryan’, y el ejecutivo de FedEx que queda abandonado en una isla desierta en ‘Náufrago’. Su interpretación de Richard Phillips no es la excepción. Y por este podría obtener su tercer Óscar y hasta una doble nominación si se tiene en cuenta también su actuación en ‘Saving Mr. Banks’, donde encarna al mismísimo Walt Disney en la pelea por los derechos del personaje de Mary Poppins. Pero si logra o no esta vez otro premio de la Academia poco le preocupa a Tom, al fin al cabo ya tiene una parte de Óscar en su casa. * Entrevista facilitada por Sony Pictures Colombia Vea la segunda parte de este especial "La diabetes, un problema 'agridulce' que tiene Tom Hanks" AQUÍ.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad