"Todos tenemos la capacidad de hacer comics", César Carrizo

Junio 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción Gaceta

Cesar Carrizo, pedagogo argentino.

Este destacado pedagogo y especialista argentino pasó por Cali invitado por Calicómix. Aquí dictará una serie de talleres que buscan aprovechar el cómic y la historieta como herramienta didáctica en los centros escolares.

¿Cuál es la potencialidad que tiene el cómic en el aula escolar?Es una gran herramienta pedagógica que toma mayor fuerza cuando el docente logra comprenderla. Entonces va a estar ante un abanico de posibilidades, con el que puede captar la atención de los alumnos para que desarrollen sus propios proyectos, motivándolos a que se documenten e investiguen y se apropien de las áreas de conocimiento.¿Qué cosas se pueden contar a través del cómic?En el caso de áreas como la historia, significa darle la oportunidad al alumno para que pueda ver con una mirada distinta esos acontecimientos. Por ejemplo, que intente contar la Batalla de Boyacá desde el punto de vista de un soldado; podrá hacerlo escribiendo una historia de aventura increíble. ¿De eso se tratan los talleres?En el taller los docentes aprenden el proceso para hacer cómic, pues antes que dibujar ellos deben empezar por pensar en el concepto de lo que quieren hacer, crear la historia para elaborar un guión y hacer unos bocetos que finalmente darán origen a la historieta. Al final, los participantes terminan haciendo su propio ‘fancine’ que es una publicación sencilla y económica de cuatro a ocho páginas que pueden hacer en la escuela o publicarla en línea aprovechando las nuevas tecnologías. Así el docente descubre su propia potencialidad para hacer historietas y para trabajar con ellas las diversas áreas del aprendizaje.También sus charlas giran alrededor del muralismo...El muralismo es una tradición que tiene sus raíces en el movimiento revolucionario en México en 1910. Quienes trabajan este tema de la pintura en espacios urbanos deben estudiar esas raíces, para que lo que hagan tenga un sentido estético. De lo contrario se corre el riesgo de andar en una línea muy delgada entre el arte y el vandalismo.  En mi caso soy muralista de escuelas de contenidos históricos. Pienso que mientras exista el cuidado por no dañar un monumento histórico, el docente puede trabajar ese campo también con sus alumnos.¿En qué consiste el programa que usted realiza para el gobierno de Tucumán?Presido la Fundación Artística Dibutopía y desde el 2011 soy asistente técnico y capacitador de la Coordinación Provincial TIC del Ministerio de Educación de Tucumán. Esta entidad me contrató para capacitar grupos de docentes en el campo del cómic como herramienta pedagógica para que sean multiplicadores en las escuelas. Esta es la primera experiencia de este tipo en América Latina. Los profesores, al final de la capacitación, reciben una certificación que les da puntaje para su escalafón. Hace parte de un programa para aprovechar las nuevas tecnologías. Y en el caso de los temas de cómic tenemos el sitio www.tictucuman.netDicen que si no se sabe dibujar no se puedes hacer cómic...Es un prejuicio común entre los docentes y por eso desechan trabajar con el cómic en el aula, pero, no es cierto. Todos tenemos la capacidad de hacerlo.¿Qué opina de la labor que desarrolla Calicómix?Vine en el 2010 al evento y me encontré con un grupo humano con el que tenemos en común una visión latinoamericanista. Calicomix es un  espacio de intercambio entre los cultores de este género gráfico. Por eso estamos trabajando en conjunto con la fundación Dubotopía para desarrollar esta propuesta de llevar el cómic como herramienta pedagógica a las escuelas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad