‘The paperboy’, el lado más oscuro de la pasión

Diciembre 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Rojas Arbeláez I Especial para GACETA
‘The paperboy’, el lado más oscuro de la pasión

La excelente actuación de Nicole Kidman en el papel de mujer salvaje se lleva todos los aplausos.

La película protagonizada por Zac Efron, Nicole Kidman y Matthew McConaughey es un thriller que se desarrolla a mediados de los años 60 en un pueblo de la Florida.

Las vidas de dos hermanos vuelven a unirse el día en que uno de ellos, Ward (Matthew McConaughey) regresa a su pueblo natal con el propósito de investigar el asesinato de un viejo sheriff racista. Allí se encuentra con Jack (Zac Efron), su hermanito menor, quien ha regresado a vivir con su padre tras haber sido expulsado de la universidad. El joven Jack, quien pudo haber sido un gran nadador, ahora se dedica a repartir los periódicos de la empresa familiar. Corre el verano del 65 y, acompañando a un enigmático periodista de Miami, los hermanos emprenden una investigación con la que pretenden demostrar la inocencia de Hillary Van Wetter (John Cusack), cazador de cocodrilos que se encuentra condenado a la silla eléctrica por la muerte de dicho comisario. Los hombres se empeñan en defender la causa de este hombre que no parece estar muy interesado en salir de prisión. La vida que ha llevado en su pasado da cuenta del oficio que él y su familia han desempeñado durante toda su vida: cazar y desollar cocodrilos que habitan el pantano. La región donde están y la época en que ocurre la historia no podría ser más complicada. La tensión racial está en su punto más agudo y la intolerancia marca el día a día. Las cosas no tardan en complicarse. Pronto aparece en escena una mujer llamada Charlotte (Nicole Kidman), quien disfruta escribiéndoles cartas a los presos, buscando encontrar en ellos el amor que la vida no le ha dado. En su búsqueda ha terminado empatándose con Van Wetter a quien nunca ha visto pero de quien se declara perdidamente enamorada. La cosa, por supuesto, es una cuestión que involucra más el deseo y la prohibición que otra cosa. Ansiosos por huir de su pasado y de sus frustraciones de ayer, los cuatro se juntan y empiezan a liderar una investigación con la que pretenden liberar al condenado de la cárcel. Sin embargo, en realidad cada quien se mueve más por satisfacer sus propios deseos y esos tienen que ver más bien con el olvido. ¿Raro? Un poco, esto sin embargo es solo el comienzo de una historia que sin duda se complica y ensombrece a medida que avanza la trama. Acompañando a estos hombres nos adentramos en el mundo del centro de la Florida, a sus húmedos pantanos y a la sórdida vida de unos protagonistas que resultan ser cada vez más complejos y enmascarados. La cálida vida de los chicos de familia choca de manera violenta con la que ley bajo la cual se vive en el pantano. Entonces la película que, en apariencia pretendía ser un enigmático thriller, empieza a transformarse en algo más enmarañado. La tensa calma que se vive en el aquel pueblo y en la familia empieza a mostrar lo que se mueve bajo las aparentes aguas quietas del pantano. Así las pasiones emergen y los protagonistas dejan caer sus máscaras y se vuelven vulnerables con sus deseos. Unos movidos por la ambición de poder y fama y lujuria y otros un poco más ingenuos dan tumbos contra todo en su búsqueda ciega por el amor, o por algo que al menos se le parezca. Las escenas suben de color y allí es donde la película ‘The paperboy’ (‘El chico de los periódicos’ en otros países) ha recibido una buena recepción de parte de la crítica, pero también ha estado acompañada de fuertes señalamientos por cuenta de sus escenas polémicas y fuertes. Muchas por cuenta de Nicole Kidman (‘Ojos bien cerrados’ 1999, ‘Los otros’ 2001, ‘Dogville ‘ 2003) quien se lleva todas las palmas, en su papel de una mujer tan salvaje como frágil. Junto a ella está John Cusack (‘2012’, ‘Cómo ser John Malkovich’ e ‘Identidad’) y con ellos Zac Efron, el joven a quien hace unos cuantos años veíamos cantar y bailar en la trilogía de ‘High School Music’. Este, que podría considerarse el primer papel dramático de Efron lo deja bien parado en una película en la que sin duda mostró de que está hecho. Una jugada inteligente que no le permitirá encasillarse en el camino que pudo hacerlo por cuenta de su cara bonita. Es cierto, ‘The paperboy’ es una historia en la que los actores se prueban y ¡de qué manera! Nada de extrañar si tenemos en cuenta que esta película está dirigida por Lee Daniels, el mismo director de ‘Preciosa’ (2008), una producción no menos fuerte y polémica que la que hoy nos convoca. Una cosa es cierta, este director sabe cómo poner el dedo en la herida y crear malestar en quien mira su obra. Despierta tanta conmoción que resulta imposible no mezclarse con sus personajes y sus desgracias. ‘The paperboy’ está basada en una novela homónima escrita por Pete Dexter, publicada en 1995. De ahí que la historia fluya de la manera en que lo hace, congruente, ácida y animal. Una película poderosa por la violencia de su narración y poética en la tristeza de sus protagonistas. Una historia de desesperanza y destino, porque aquel que se atreve a oponerse a lo establecido solo puede sucumbir.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad