'Testigo de oídas', la exposición que se inaugura este jueves en La Tertulia

'Testigo de oídas', la exposición que se inaugura este jueves en La Tertulia

Febrero 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
'Testigo de oídas', la exposición que se inaugura este jueves en La Tertulia

La exposición se inaugura a las 7:00 p.m. del jueves en la sala alterna del Museo con un performance de Ana María Millán.

Testigo de Oídas es la nueva exposición temporal que se inaugura este jueves en la Sala Alterna del Museo La Tertulia. El evento que iniciará a las 7:00 p.m. tendrá un performance de la artista Ana María Millán. La exhibición curada por Éricka Flórez, presenta el trabajo de los artistas Ana María Millán, Mónica Restrepo y Wilson Díaz, los cuales investigan la historia local y nacional a través de documentos inusuales, hacen hablar a objetos, imágenes y sonidos en vivo, frente al público; explorando, a través de este recurso, la dimensión performativa del documento. “Testigo de oídas” es un término jurídico que designa a aquel que no presenció un acontecimiento pero que conoce algo de éste a partir de narraciones de terceros. Es ese relato sobre el que no se tiene certeza el que resulta fundamental para esclarecer el caso investigado.La exposición está conformada por cuatro eventos distribuidos a lo largo de un mes y una muestra en la Sala Alterna del Museo La Tertulia, en la que se ofrece al visitante una experiencia que privilegia la escucha y la lectura. Se formuló a través de la reflexión de los encuentros, tertulias o audiciones, donde muchas personas compartían conocimientos que formaban alrededor de un tema a los oyentes, en los espacios de ocio entre las amistades (encuentros de música de salsa entre otros). En esta exhibición se insiste en lo efímero y en lo inmaterial de una obra de arte entendida como acontecimiento (como algo que “sucede” y no que “es”).En esta exposición resalta el valor de eso que uno ha oído, de eso que no se presenció, pero de lo cual uno se arma una imagen en la cabeza a partir del relato de un tercero. Por eso el término judicial “testigo de oidas”. La manera en que la realidad se construye a partir de rumores y no de certezas, de versiones (relatos) y no de hechos. En últimas, la figura del testigo lo que pone de relieve es que la evidencia no es un hecho sino una interpretación, que para construir una historia se necesitan de indicios sobre los cuales se construyen hipótesis, y que las hipótesis no son más que un ejercicio de ficción, de apostar por un mundo posible, entre tantos otros.La curadora Éricka Flórez, crea una constelación de ideas a partir de cosas que le han contado de las cuales no está segura, los artistas cuentan historias de acontecimientos que no presenciaron, y el público es testigo de otro bucle que se le da, en vivo, al relato. 27 de Febrero. Apertura de Exposición y PerformanceTour 2004. El cancionero, por Ana María MillánLa artista guardó una serie de videos de conciertos de punk realizados por sus amigos en Cali durante los noventa. También re-hizo en pintura una serie de afiches que divulgaban estos eventos. Esa serie de trabajos realizados hace diez años se llamó Tour 2004. Para esta ocasión la artista hace una proyección pública de esos videos mientras reflexiona en público las razones por las cuales ella vio alguna vez un documento en estas imágenes y sonidos. Ese ejercicio de autocrítica se mezcla con declaraciones acerca de la historia de la ciudad durante la década en que esos conciertos tuvieron lugar; pero esta historia se hace desde un punto de vista muy particular: ¿Cuáles son las razones para que una ciudad como Cali guarde una relación tan estrecha con el punk? ¿Qué tipo de ideales se promueven a través de esta estética, y cómo se relaciona eso con la historia de la ciudad? Si bien Cali tiene una relación estrecha con sus lugares de encuentro ocioso, amistoso y cultural; este trabajo revisa la manera en que esos espacios se construyen desde una cultura escondida y autoexcluyente.En la sala alterna, la artista deja trazos de su discurso, de las letras de las canciones, y de los logos usados en los afiches. Para la proyección de estas letras se crea un ambiente genérico, como de proyección de power point de oficina o de universidad. Los logos de los afiches, realizados inicialmente con letras dramáticas y llamativas son transformados en la genérica fuente arial. Tanto el evento como la intervención que la artista realiza sobre estos documentos parecen estar atravesados por la pregunta: ¿Qué pasa si uno despoja el discurso underground de toda su dimensión espectacular?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad