"Tengo la suerte de fabricar sueños": director de cine Álex de la Iglesia

"Tengo la suerte de fabricar sueños": director de cine Álex de la Iglesia

Octubre 19, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Sergio Villamizar | Colprensa

“Los realizadores tenemos la suerte de vivir de fabricar sueños, de crear mundos para que el espectador viva en ellos”, dice Álex de la iglesia, director de cine español.

El director Álex de la Iglesia estará de visita en Colombia. Dice que su última película ‘Las Brujas de Zagarramurdi’ es una comedia en la que se burla de sí mismo.

Romper los moldes, esa es la constante en la cinematografía de Álex de la Iglesia, quien pasó de ser un personaje incómodo pero exitoso en el cine de su país, para luego comprometerse y llegar a ser el Presidente de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España, por algunos años.Sus visitas en los últimos tiempos han sido constantes a Colombia. El año pasado en el Festival Internacional de Cine de Cartagena, y en el 2014 en el Hay Festival. Ahora vuelve para realizar seminarios en diferentes ciudades.Su recorrido comenzará el 25, 26 y 27 de octubre en la Cinemateca La Tertulia de Cali. Luego, la cita será en Medellín el 29, 30 y 31 de octubre, para finalizar en Bogotá del 1 al 3 de noviembre. Esto después del estreno en España de ‘Las Brujas de Zagarramurdi’, una nueva comedia terrorífica donde unos ladrones cometen un atraco en el centro de Madrid e intentan huir en un taxi a Francia, sin sospechar que el botín cuenta con una maldición propia. Colprensa habló con Alex de la Iglesia vía telefónica, mientras se encuentra recorriendo diferentes países de Europa, donde ya se está estrenando su nueva comedia: ¿Cómo ha sido la experiencia acumulada con ‘Las Brujas de Zagarramurdi’? Ha sido una de las películas más complicadas y de las que más esfuerzo ha necesitado en toda mi carrera. Antes había sido ‘Balada triste de trompeta’, pero ahora vuelvo a la comedia y me ha costado, pero el resultado me ha dejado satisfecho, con una comedia negra y siniestra acerca de las relaciones que tenemos los hombres con las mujeres y los hombres con los hombres. Es una comedia que pretende divertir, con problemas y temores, pero en definitiva lo que busca es divertir a todos. ¿Por qué tan complicada? Es una película complicada visualmente, con un desarrollo narrativo muy rápido, con muchos planos y acción y muchísimos actores, lo que te genera mucho trabajo y te exige mucha concentración, lo cual no la hace ni mejor ni peor, solo más complicada. En este medio se tiende a pensar que las cosas más complicadas son las mejores, pero únicamente con el tiempo entiendes que si logras hacer interesante a dos tipos sentados en un sofá, es porque te has convertido en un mejor director. Eso, yo aún no lo he conseguido, por lo que sólo me queda volverme loco en la escritura y en el rodaje, para intentar volver loco al público también.¿Trabaja de nuevo con el actor Santiago Segura? Solo cuando lo considero conveniente, lo que ocurre es que a él lo suelo considerar conveniente muchas veces, por lo que trabajamos constantemente. Me gusta lo que hace y siempre me aprovecho mucho de su talento con papeles difíciles, pero quiero aclarar que es una relación estrictamente laboral, no estamos casados (risas). En una película tan difícil como esta, lo consideré conveniente, justo y necesario, por lo que era nuestro deber y salvación, porque la capacidad irónica, humorística y cínica de Santiago es inigualable, especialmente haciendo de mujer como lo hace en esta cinta. Una comedia terrorífica en momentos difíciles... La idea era hacer una comedia, una película de entretenimiento salvaje. Parece una película de terror, pero en realidad es una comedia loca, donde busco reírme de mis problemas y de mi mismo, a través de un grupo de pobres diablos que se enfrentan a un destino difícil, que es como nos encontramos todos. Es un grupo de personas que no han sabido bien adaptarse a la sociedad y que con grandes problemas buscan una solución rápida a todo, a través de atracar una tienda de compra de oro. ¿Cómo ve el cine español en tiempos de crisis? Nunca hemos tenido un buen momento, ni en la cultura ni en nada. España está en crisis por definición, lo cual es bueno, porque siempre estamos alertas para hacer las cosas, pensando que nuestro mundo se puede acabar, lo cual es genial. Somos un país que nos crecemos en la adversidad. Se necesita una crisis para generar un cambio y entender las nuevas maneras del negocio del cine. ¿Complicado seguir en esta labor con los recortes en los presupuestos? Más allá de esos factores, el cine se hace con placer para generar placer, pero este es un concepto interesante, porque el sufrimiento puede hacer parte del placer. ¿Qué hacer ante la crisis? Es el momento que en el cine hay que ser humildes, cosa que se me hace muy difícil porque soy soberbio y engreído. Todo lo que ha sucedido en los últimos años nos ha dejado la enseñanza, que no somos tan importantes como nos creíamos. Es un verdadero reto el sobrevivir en taquilla al menos una semana y arrebatarle unos cuantos espectadores a Hollywood, creado para devorarlo todo y no dejar nada. Incluso, quienes hacemos cine en España somos testigos de verdaderos milagros, cuando el trabajo de algún colega español llega hacer número uno en la cartelera. Hay que entender que no solo hay una manera de hacer cine, que existen muchas, pero no solemos contemplarlas todas. Ahí está el reto, el levantar la cabeza, verlas y utilizarlas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad