Teatro Salamandra de Cali celebra 20 años de artes escénicas

Teatro Salamandra de Cali celebra 20 años de artes escénicas

Febrero 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Teatro Salamandra de Cali celebra 20 años de artes escénicas

La maestra.Uno de los montajes más importantes de esta agrupación es esta obra escrita por el maestro Enrique Buenaventura. Esta pieza regresará al escenario de Salamandra el próximo 29 de marzo, como parte de la celebración de sus 20 años.

Una gran programación que inclute cine, recitales y talleres de teatro, hace parte del festejo.

Que veinte años no es nada, dice el célebre tango, pero para el Teatro Salamandra del Barco Ebrio dos décadas han sido tiempo suficiente para convertirse no solo en la sede de un grupo teatral, sino en un espacio en el que se han incubado proyectos pictóricos, literarios, audiovisuales y musicales.Basta con recordar que allí surgió el Encuentro de Música y Fusión Ajazzgo, uno de los eventos de ciudad más importantes.La historia de la agrupación teatral y de esta sede cultural surgió casi de forma espontánea en 1994, cuando un grupo de actores encabezados por Beatriz Monsalve, Hoover Delgado, Armando Murillo e Iván Montoya, entre otros, decidieron separarse del Teatro Experimental de Cali, tras una gira realizada por Europa con dicha agrupación.Para entonces el pintor y gestor Diego Pombo, esposo de Beatriz Monsalve, tenía su taller en una antigua casona en el Barrio San Fernando, que había pertenecido a su abuelo. Buscando un espacio para comenzar a ensayar con el nuevo grupo, Beatriz le solicitó al maestro Pombo que les permitiera trabajar en aquél lugar. Así comenzó a consolidarse el grupo escénico que Hoover Delgado, dramaturgo y poeta, tuvo a bien bautizar con el nombre de Barco Ebrio, inspirado en los celebres versos del poeta maldito, Arthur Rimbaud.Y como en aquella casona pululaban las salamandras, esos pequeños anfibios que se meten en las casas a perseguir insectos, el grupo decidió ponerle ese nombre, que además les gustó porque contenía la palabra “sala”. Así comenzó a tomar forma este cuartel general de creación: en la parte de abajo, el mundo del teatro bullía con los integrantes de El Barco Ebrio y en el piso superior, Pombo fantaseaba con sus multicolores pinturas.En poco tiempo, el pequeño espacio improvisado se convirtió en sala concertada del Ministerio de Cultura, programaba ciclos de teatro, recitales poéticos y conciertos. De aquellos eventos musicales Diego Pombo, amante del Jazz, comenzó a idear un encuentro entre los músicos locales del género y así se dio comienzo a Ajazzgo, cuyas tres primeras ediciones se realizaron en esa pequeña sala.Entre tanto, El Barco Ebrio construía su repertorio con obras como ‘Krápula Mácula’, ganadora de un premio nacional de Teatro a mejor escenografía y con la cual fueron invitados al Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz, en España. Siguieron montajes como ‘La maestra’ y ‘Orgía’, que han presentado también en diversos escenarios, y la pieza infantil ‘Caperucita Colorá’.Todos estos son motivos suficientes para que Salamandra inicie la celebración de sus 20 años a partir de mañana sábado 1 de marzo. Y qué mejor que hacerlo con música. Mañana, los sonidos del latin jazz se tomarán a Salamandra con el Concierto Celebración 20 años, a cargo de la agrupación Manteca Blue & The Latin Corner, la cual reunirá expresamente para esta ocasión a músicos de la talla de Wilson Viveros, uno de los fundadores de la banda original de los 70,  Daniel Gutiérrez, Jacobo Vélez, Felipe Medina, Diego Giraldo y Julián Carvajal.También mañana se dará apertura a la exposición ‘Novena de los misterios Gozosos’, la cual reune obras de nueve grandes artistas de la región, como son: Pedro Alcántara, José Horacio Martínez, María Thereza Negreiros, Omar Rayo, Fernell Franco, Mario Gordillo, Ever Astudillo, Gilberto Cerón y Diego Pombo. Esta exposición podrá ser visitada a partir del lunes 3 de marzo. Según afirma Diego Pombo, este es sólo el comienzo de la celebración. “Tenemos proyectado elaborar una serigrafía que vamos a vender y con ella conseguir recursos para remoledar la sala. También durante el Ajazzgo de este año queremos traer a aquellos músicos que más que venir a tocar a la ciudad se han convertido en miembros de una gran familia musical”, señaló.Por lo pronto, estos gestores de la cultura le responden al célebre tango de Gardel con una pregunta: ¿Que 20 años no es nada?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad