Teatro La Máscara estrena este sábado la obra ‘Por mi puta madre’

Teatro La Máscara estrena este sábado la obra ‘Por mi puta madre’

Agosto 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Teatro La Máscara estrena este sábado la obra ‘Por mi puta madre’

La hija hace lo que puede por complacer a su madre, incluso llevarle hombres a su casa, hasta que le lleva uno con el cual se establece un triángulo amoroso.

Llega a la sala del Teatro La Máscara una obra sobre lo que padece una hija con una madre díscola. Drama sin tapujos.

Si el título es fuerte, la obra lo es mucho más, pero no en el sentido escatológico de la palabra, sino en el drama que encierra para cualquier ser humano tener una madre en esas condiciones.‘Por mi puta madre’ es la obra que representará el Teatro del Valle Independiente en el Teatro La Máscara (Carrera 10 nº 3-40) esta noche a las 7:30 p.m.Es la ópera prima de Eddy Janeth Mosquera, actriz que a pesar de su juventud tiene trayectoria respetable, pues ha participado en festivales importantes de teatro, tanto en Colombia como en América Latina y también adelanta maestría en lingüística y español en la Univalle. La dramaturga se ríe cuando se le dice que el título podría sugerir una comedia ligera, pero aclara: “Por eso hay un subtítulo que dice ‘un drama sin tapujos”. Advierte que el sentido del título está en que “la mamá no es una madre convencional. No está dado por odio de la hija hacia la mamá, sino a su oficio”. Y añade: “Pero vea, por el título muchos se interesan y nadie se ha escandalizado. Luego hay gente que sale conmovida”.La historia trata del anhelo irracional del amor y es narrada por tres personajes: la madre, que busca un hombre que la haga sentir amada; la hija, que trata de que su madre la ame y un hombre que suscita un triángulo amoroso en el cual se reflejan los más oscuros y crueles deseos.Eddy Janeth dice que a pesar de tener parlamentos fuertes, “en la obra no hay ni un solo madrazo, ni palabras groseras”.Siente que el personaje central es la joven, quien “hace todo porque su mamá sea feliz y porque se siente ignorada. Por eso lleva a casa un hombre para su madre, pero la hija se sume en una lucha para no corresponder a lo que siente por él”.Es tan vívida la historia, aún narrada por su autora y directora, que parecieran episodios vividos por ella, a lo cual aclara: “Sí hay cosas que fueron consecuencia de lo que me estaba pasando a mí, pero la manera como terminó el argumento, no tiene nada que ver, porque los personajes piensan de una manera distinta a mí. De modo que por ahí no me desahogué”.Pero reconoce que la obra tiene “un trasfondo sicológico grande, porque hay quienes ven un complejo de Electra, pero no es una tragedia griega sino un drama actual”. Además, “Lucía está trastornada y toma decisiones poco coherentes”. Eddy Janet anuncia que al final “la hija descubre qué hace feliz a su mamá, algo que es inesperado”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad