Te llamarás Lili, crítica a película 'La chica danesa'

Te llamarás Lili, crítica a película 'La chica danesa'

Marzo 06, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Rojas Arbeláez | Especial para GACETA
Te llamarás Lili, crítica a película 'La chica danesa'

Basada en una historia real, 'La chica danesa' es una película que se centra en la vida de los pintores daneses Einar y Gerda Wegener, una pareja de esposos que asumieron juntos la primera operación transgénero de la historia. La película dirigida por Tom Hooper, no explora a profundidad la complejidad del asunto y se limita a ser una narración expositiva y tibia.

Un día, por esas cosas de la vida que algunos podrían interpretar como accidentes, la modelo de la pintora danesa Gerda Wegener no llega al estudio.

Como algo natural y sin precauciones ella le pide a su esposo, Einar Weneger, que ocupe su lugar, calzando medias y zapatos de mujer.  

Él, sin reparo, lo hace. Al fin y al cabo es artista como ella y sabe lo que significa tener la urgencia de acabar un cuadro. Pero lo que no sabe, ni se imagina, es que esta simple situación podría desatarle todo aquello que ha tenido contenido en el silencio de su corazón y que ha canalizado de alguna manera pintando paisajes que lo han convertido en uno de los pintores daneses más relevante de sus días.  

La situación acrecienta esa pasión que los ha mantenido juntos por varios años, esa amistad cómplice que le permite sincerarse y dejarse llevar en su curiosidad por aquel mundo femenino al que se ha acercado.  

La textura de las telas lo seducen y su esposa disfruta con la idea de seguir plasmando a ese personaje nuevo que ha creado y a quien le dan el nombre de Lili.  De otra parte sus obras empiezan a ser cada vez más valoradas en el mercado, y todos sienten curiosidad por saber quién es la misteriosa modelo. 

Días después, Lili sale del estudio y conoce a un hombre que se siente atraído hacia ella. El evento, por supuesto, se convierte en el gran detonante que pone en conflicto a Einar que ya no sabe quién es él en realidad: Si el hombre con el que ha lidiado durante sus veintitantos años o la mujer que le permite vivir y sentir tantas cosas maravillosas.

Aunque la situación aparece compleja, él no parece tener dudas y a medida que se convence de haber nacido con el sexo equivocado, decide seguir adelante con su intuición.

Pero lo que empieza siendo un  simple cambio de vestuario y de hábitos, pronto adquiere otras dimensiones. Entonces decide asesinar a Einar para darle vida a Lili.  De eso va esta película que lleva por nombre ‘La chica danesa’  y que está basada en una historia real.  

Esta es la vida del hombre que en su afán de seguir adelante con su propósito de transformarse en mujer se convertiría en el primero en ser sometido a una operación de cambio de sexo. 

La producción dirigida por Tom Hooper (‘El discurso del Rey’ y ‘Los miserables’) está protagonizada por Eddie Redmayne, quien hace un año ganaría muchas distinciones en su papel de Stephen Hawking en ‘La teoría del todo’, quien se enamoró del proyecto desde que lo leyó en el guión cuando estaba rodando ‘El ascenso de Júpiter’.

De ahí que su actuación en ‘La chica danesa’ esté en un justo punto de equilibrio que le permite moverse entre lo femenino y lo erótico sin empalagar con las formas reforzadas. Resulta, de hecho,  mucho más acertado que aburrido, aunque por momentos cansen sus gestos y sus moditos.

En esta ocasión Redmayne se acompaña con Alicia Vikander (‘Ex machina’, ‘El quinto poder’), quien en su papel de esposa,  explota al máximo su personaje permitiéndonos ver una  mujer enamorada y entregada,  capaz de sacrificarlo todo, incluso a ella misma en nombre del amor. 

La historia y el drama de Einar Weneger que en la vida real se desarrolló a lo largo de unos veinte años, en los que el artista danés se sometió una y otra vez a diferentes procedimientos médicos, se desarrolla solo a medias en esta producción.  No hablamos de los detalles quirúrgicos, sino de los verdaderos dramas que tuvieron que haber afectado el interior de este hombre, así como las complejas situaciones familiares y sociales de su entorno.  

La mirada que ofrece Hooper, sin embargo, es un tanto romántica y poco profunda a una historia que, sin duda, podría haberse explorado más desde las acciones y sus protagonistas.  

En este sentido estuvo más cómodo en  ‘El discurso del rey’ donde pudimos conocer un poco más a su protagonista, uno que por supuesto no se acerca en trascendencia al de Lili, cuyos conflictos pretenden despachar con unos cuantos psiquiatras y diagnósticos.    

Para resumir, en esta película usted no encontrará la verdadera historia de Einar (Lili) Weneger, tampoco conocerá demasiado del antes y del después de su vida íntima, ni de su obra, sin embargo podrá conmoverse con un melodrama ligero y lleno de fórmulas hollywoodenses con los que pretenden ganar reconocimientos y estatuillas.  

 En realidad ‘La chica danesa’ da una mirada rápida y poco seria a un drama que sin duda superó y supera los límites humanos más extremos. Eso sí,  Hooper, sin duda. hizo la tarea de entregar una película armada y emotiva, al punto que puede estar tranquilo. Pero esta historia daba para más.  

@kayarojas

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad