Santiago Gamboa presentó en la Filbo su ensayo 'La guerra y la paz'

Santiago Gamboa presentó en la Filbo su ensayo 'La guerra y la paz'

Mayo 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Sergio Villamizar | Colprensa
Santiago Gamboa presentó en la Filbo su ensayo 'La guerra y la paz'

Santiago Gamboa escribió su ensayo sobre el conflicto a raíz de una invitación que le hicieron para hablar del tema en España.

Bajo el título de la novela de Leon Tolstoi, el escritor colombiano debutó como ensayista.

Santiago Gamboa se encontraba, entre otras actividades, terminando una nueva novela. Para él y sus editores parecía el momento justo de presentarla luego de un libro de viajes, ‘Océanos de arena’, pero una invitación cambiaría por completo sus planes y sin proponérselo, escribiría su primer libro-ensayo. Se trata de ‘La guerra y la paz’, que presentó en la Feria Internacional del Libro de Bogotá, que culminó ayer.En el libro, titulado igual que la clásica obra de Tolstói, el escritor presenta una reflexión en torno a temas como el conflicto y la reconciliación, tan vigentes en Colombia como en el mundo y muestra cómo estas dos palabras (guerra y paz) han sido claves en la construcción de cualquier comunidad en el orbe. Gamboa es el autor de novelas como ‘Perder es cuestión de método’, que ha sido traducida a 15 idiomas y llevada al cine por el director Sergio Cabrera en 2005. También de ‘El síndrome de Ulises’ y ‘Plegarias nocturnas’. Tiene un libro de cuentos: ‘El cerco de Bogotá’. Y dos libros de viaje: ‘Octubre en Pekín’ y la ya mencionada ‘Océanos de arena’. “El paso de la guerra a la paz a través del diálogo o la capitulación es una de las pocas constantes en todas las etapas de la civilización y de cierta manera permite trazar la historia”, comentó el escritor, en diálogo sobre su obra.Luego de una invitación en Madrid, España, para hablar del conflicto colombiano, a Santiago se le ocurrió profundizar aún más en este tema, no solo por su constante análisis a la situación en Colombia, también por parte de sus lecturas, así como de todos sus viajes. “Por mis viajes he estado en lugares como Israel, pero también como corresponsal de un diario nacional estuve en Sarajevo”, continuó el autor en referencia a un cubrimiento que hizo en el año 1993. Sarajevo es la única guerra abierta y organizada que vio con sus propios ojos, viendo el conflicto civil más grande a tres bandas, entre serbios, croatas y bosniomusulmanes. Para ello tuvo que empacar en su equipaje un chaleco antibalas, que era una de las exigencias de la ONU para viajar. La guerra, un hecho culturalGamboa es contundente con sus afirmaciones: “La guerra es un hecho cultural y no es igual en todas partes. Cada sociedad imprime en ella su forma de ser, actuar y pensar”. El escritor agregó que en su opinión lo natural en el hombre es ser violento y egoísta, “pero es la sociedad la que se va encargando de educarlo, al incorporarlo a la civilización”. Según el autor: “Lo que hay en cada una de las guerras determina lo que será después la paz. El golpe que produce la guerra y la contundencia de ese golpe hacen que después la paz dure más o dure menos”, dijo. Gamboa aseguró además que la guerra siempre regresa. “Nunca deja de existir porque está absolutamente incorporada en la experiencia y en la cultura de la condición humana”.Para sustentar estas afirmaciones, el autor bogotano hace un repaso minucioso desde las guerras más antiguas, las guerras mundiales, así como la Guerra Civil Española, así como lo que llama “la guerra de las palabras”. “La guerra no solo forjó una identidad para los pueblos, además, contribuyó en la organización de la sociedad. Cada guerra tiene su paz: la que le es propia y le sirve solo a esta, no a ninguna otra”, señaló el autor en su reflexión.Gamboa dijo que en la investigación y análisis realizados en su libro llegó a la conclusión de que los grandes conflictos, a través de la cultura, se transforman en conocimiento “y las convicciones inamovibles a las que una sociedad llega gracias a este, son, tal vez, la única retribución que se obtiene después de la guerra”. Su libro es entonces un análisis de la guerra y la paz desde una mirada cultural y filosófica, donde no solo es un problema político, también social. “No se puede hablar de guerra sin hablarse de paz. La ausencia de una es la presencia de la otra. Y ambos temas no solo conciernen a la rama política, sino también a todas las personas que hacen parte de la sociedad”. Y finalizó: “La firma de la paz en Colombia no será la solución de todos los problemas en el país, pero sí será un gran paso para poder ver y empezar a solucionar otros graves problemas que nos aquejan y que no se atienden porque todos los esfuerzos suelen irse al conflicto”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad