¿Sabe quién es Dorotea Sánchez, la mujer que inventó las macetas?

Junio 28, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción El País

macetas

La maceta tradicional tiene como base un palo de maguey, en el que van incrustadas piñas, alfeñiques, la bandera de Cali y de Colombia, papelitos de colores y ringletes. El 17 Festival de Macetas se celebrará desde hoy hasta el 3 de julio en Cali.

Especial para El País

La historia de las macetas, ese dulce regalo que cada 29 de junio los padrinos le dan a los ahijados en Cali, data del siglo XIX cuando la negra Dorotea Sánchez, del barrio El Peñón, madre de gemelos, se vio en apuros para celebrarles el cumpleaños.
El cura los había bautizado Pedro y Juan Pablo debido a que habían nacido justo el día de dichos santos.

Ella se preguntaba cómo iba a hacer para que sus niños estuvieran contentos si no tenía dinero para festejar. Solo tenía un poco de azúcar de pan y decidió prepararles dulces de conserva, creyendo encontrar brevas y limones, pero al buscarlos no halló ninguno en el solar, no obstante hizo lumbre y puso en un recipiente agua y azúcar y mientras se calentaba la mezcla, pensó: “Pero si no tengo canela, ni clavos, ni pimienta, solo tengo agua y azúcar. Si tan solo San Pedro y San Pablo vinieran a ayudarme, los nombraría segundos padrinos de mis hijos”.

Cuenta la tradición oral que después de la súplica a los santos apóstoles, Dorotea escuchó golpes en la puerta. Al abrir vio a una dama que le pidió permiso de seguir, y ella, encantada por la belleza y elegancia de esta, la invitó a entrar. “¿Que desea la doña?”, preguntó Dorotea. “Solamente mostrarle una cosa. ¿Me permite acompañarla?”, dijo la visitante misteriosa. “Pues claro, doña, no faltaba más”, respondió la dueña de casa, quien le mostró el poco de miel incolora que tenía en la paila que estaba en el fogón.

La dama le dijo: “Pues bien, este poco de agua azucarada la vamos a convertír en algo sólido, que va a dejarse moldear con los dedos y tomará el color de mi traje si le damos el punto que requiere”.
La bella mujer bendijo la miel, que empezaba a convertirse en un caramelo que pronto se tornó blanco y empezó a cuajarse. La negra Dorotea, muy feliz, sacó de la paila una cera fina de la que la dama sacó trocitos y empezó a convertilos en palomas, caballos, flores y muñecos, en muchas figuras bonitas que ella contemplaba con admiración mientras suspiraba.

“Pongamos ahora a los hombres a trabajar”, dijo la dama y llamó a Pedro y a Pablo —no a los niños sino los mismísimos apóstoles—, quienes terminaron el trabajo y fueron en busca de los hijos de Dorotea hasta encontrarlos en la loma de San Antonio.

Dorotea se dijo a sí misma “quién lo creyera, estas doñas extranjeras saben más que nosotras las cocineras, yo no hubiese hecho más que macetas”. Y así, dicen, nació en Cali y el Valle del Cauca la fiesta de las macetas. Desde entonces, cada 29 de junio se celebra en Cali el Día de los Ahijados, tradición que hace parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación desde 2013.

La Ruta Dulce

Los días 1 y 2 julio en el Bulevar del Río el público disfrutará de esta ruta que tendrá cuatro estaciones yde 11:00 a.m. a 7:00 p.m. En La primera se contará la historia de los ingenios y la importancia de la caña de azúcar en el Valle del Cauca.

En la segunda estación habrá una artesana que contará cuáles son los elementos necesarios para la fabricación del dulce. En la tercera participarán varios personajes animados identificando varios lugares emblemáticos de la ciudad.

Finalmente, en la última parada se realizará un sketch con la historia de la maceta a través de títeres. En esta estación los niños tendrán la oportunidad de construir la maceta con los elementos que recibieron en el recorrido. El evento es gratuito.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad