Richie Flores tocará esta noche en el Festival Tamborimba

Richie Flores tocará esta noche en el Festival Tamborimba

Junio 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Ricardo Moncada Esquivel, redactor de El País
Richie Flores tocará esta noche en el Festival Tamborimba

El músico boricua Richie Flores.

El músico boricua Richie Flores, dará un concierto en la Sala Beethoven, en el marco del Festival Tamborimba. Historia de un niño prodigio que ha tocado al lado de las grandes leyendas de la salsa y el latin jazz.

Cuando están en acción las manos del percusionista puertorriqueño Richie Flores, parecen que tuvieran fuego. Esa agilidad para golpear la congas y su gran talento, lo han convertido en uno de los músicos más cotizados de la actualidad.Considerado un niño prodigio de la percusión, Flores comenzó a tocar las congas a la edad de 4 años, guiado por su padre y a los 8 ya trabajaba profesionalmente para el grupo Batacumbele, al lado de figuras como Giovanny Hidalgo.Cuando tenía 15 años, el legendario músico Roberto Roena, lo contrató para que hiciera parte de su Apollo Sound y a partir de entonces su talento ha estado asociado con leyendas de la salsa, el latin jazz y la música urbana como Ismel Rivera, Héctor Lavoe, Celia Cruz, El Gran Combo de Puerto Rico, Fannia All Star, Tito Puente, Eddie Palmieri, Cachao, para nombrar sólo algunos.Flores está en Cali como invitado del Festival Internacional de Percusión Tamborimba, y esta noche ofrecerá un concierto en la Sala Beethoven.El músico le dijo El País que ya desde el vientre de su madre, las congas hacían parte de su vida. “Cuando tenía 4 años y mi padre empezó en enseñarme a tocar yo tenía un inmenso hambre por aprender. Él me ponía a escuchar discos de músicos como Tata Güines, Ray Barreto, ‘Mongo’ Santamaría, ‘Patato’ Valdés o Cándido Camero, quienes me inspiraron y junto a otros músicos me permitieron desarrollar mi propio estilo”. Flores confesó el gran amor que siente por el instrumento de percusión. “La conga tiene mucho que expresar. Es un instrumento que transmite armonía, paz. Su sonido es fuerte, en una manera positiva. Su historia se remonta a África donde la gente se comunicaba de una montaña a otra a través de los tambores. A partir de la tumbadora me puedo comunicar con los otros, porque la música es el idioma de Dios”.Haber podido compartir con tantos íconos de la música del Caribe ha tenido un significado para este músico. “Ellos han sido como ángeles y cada uno aportó algo. Lavoe, tenía su estilo callejero, su música que sigue siendo actual. Celia Cruz era una gran sonera, era la cantante preferida de mi madre, por eso fue un sueño hecho realidad haber grabado con ella ‘La negra tiene tumbao’, con el cual ganamos varios premio Grammy.Caracterizado por la gran velocidad de sus manos para tocar Flores confesó que de niño colocaba los LP con las descargas de grupos como Cachao o Irakere y las subía de 33 a 45 revoluciones. “Era un reto para mí aprendérmelas y tocarlas casi al doble de velocidad, eso me dio la agilidad que tengo”.Flores agregó que su estilo musical se nutre de una amplia gama musical. “No me interesa limitarme al latin jazz o la salsa, por eso mi primer álbum se acerca más al ‘world music’. Puedo mezclar todo tipo de influencias rítmicas”.Aparte de mostrar la música de su repertorio el maestro Flores anunció que para esta noche está preparando un número especial. “Es algo que nunca se ha presentado y que he estado ensayando con un grupo de músicos de acá, todos muy talentosos. La idea es sorprender a quienes asistan al concierto”, concluyó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad