Rescatando a Pedro de Heredia

Rescatando a Pedro de Heredia

Abril 30, 2017 - 04:46 p.m. Por:
 Johan Giraldo R. / Periodista de El País
Arturo Aparicio

Arturo Aparicio, escritor.

Especiales para El País

La historia es así: piratas, oro, barcos, muertes y conquista, ingredientes de la vida de Pedro de Heredia, fundador de Cartagena que devela Arturo Aparicio en su nueva novela, ‘Pedro de Heredia, la maldición del oro y la espada’.

Fue soldado de la corona española, un espadachín muy ágil, pero también era alguien que disfrutaba del alcohol, las mujeres y el oro. Estas pasiones lo llevaron a vivir al borde la muerte, incluso hacia 1520, una noche fue asaltado por seis personas. En ese forcejeo perdió parte de la nariz, y debió acudir al médico de la corte para realizarse una cirugía, donde el procedimiento era remover piel de su cuerpo para reconstruir la nariz.

Luego de recuperarse, Pedro de Heredia retó a duelo a sus atacantes y mató a tres de ellos. En esa época, los duelos era prohibidos y por eso debió escapar con destino Suramérica.

Su periplo lo llevó por Santa Marta, donde formaba parte de los exploradores de los reyes y gracias a su perspicacia, aprovechó para reunir oro y así demandar un cargo importante a los españoles.
De hecho, llegó a ser Gobernador de la expedicón que lo trajo a Cartagena, donde sostuvo batallas sangrientas con indígenas en busca de oro, acciones que le permitieron, de la mano de la India Catalina, pacificar Cartagena y fundar lo que hoy es una de las principales ciudades de Latinoamérica.

¿Cómo es que un ginecólogo terminó escribiendo un libro sobre Pedro de Heredia?
Hace muchos años empecé a leer un libro sobre Cartagena y me agradó demasiado, pero me dí cuenta que le faltaba mucho, que tenía muchos vacíos. Después me hice de otras publicaciones pero ninguno me satisfizo porque no me contó la historia de Cartagena como a mí me gustaría leerla. Esos libros eran muy densos y con información académica. Sin embargo, durante un año que estuve en Suiza fue cuando empecé a investigar sobre la historia de Cartagena y escribí un primer libro que se llama ‘Mar de sangre’, que hablaba sobre la fundación de Cartagena y los ataques de los piratas a la ciudad. Allí fue cuando decidí indagar sobre Pedro de Heredia y me di cuenta que no había nada de él.

¿Y cómo dio con los documentos para escribir el libro?
Una historiadora colombiana que se llama Pilar Moreno me contactó con dos expertas españolas de la Escuela de Estudios Sevillanos, María del Carmen Borrero y María del Carmen Gómez. Con ellas tuve un correspondencia muy fluída y me ayudaron con información clave. Así, empecé a buscar a los cronistas de la época, los cuales fueron una serie de personas que vinieron a América y que hacían crónicas para mantener informados a los reyes. También me fijé en los textos de los escritores del siglo pasado que habían dedicado palabras a Cartagena como Germán Arciniegas, Juan Freide, Eduardo Gutiérrez de Piñeres y otros más.

Realizando la investigación, ¿qué fue lo que más le sorprendió de Pedro de Heredia?
Su forma de ser me cautivó mucho. Él era un hombre bueno, lo que pasa es que con toda la cantidad de oro se enloqueció, pero finalmente después de ver todo lo que había hecho, sabía que lo que hizo no estaba bien. Y es que en uno de sus viajes de regreso a España, donde debía rendir cuentas a los reyes, Pedro empieza a hacer una reflexión de sus acciones, sabía que algo no estaba bien. Para ellos la guerra era parte de la vida, los hombres en España tenían espíritu guerrero. Por eso se diferenció de los demás, él adoraba a Cartagena y decidió construir un lugar que fuera mucho más que un pueblo.

Pero sigue habiendo dudas sobre la fecha de fundación y si realmente Pedro de Heredia fundó la ciudad...
No hay duda de que él fue el fundador, el único interrogante que había es la fecha exacta del acto. Pero eso lo logro resolver en el libro gracias a una carta que Pedro le mandó al Rey de España de ese entonces. En ella, él le indica exactamente cuándo se fundó Cartagena de Indias.
No obstante, debemos recordar que Pedro de Heredia fundó Cartagena en un pueblo que se llamaba Karmairí, un territorio indígena pero que luego los españoles llamaron Calamarí. En ese lugar estaba el núcleo pesquero de Cartagena, lo que es Turbaco hoy en día.

La discusión que hay, es que según algunos historiadores él no la fundó, y que solo se asentó en un pueblo que ya estaba.¿Qué repercusiones ha tenido este libro entre los cartageneros?
La verdad ha sido un éxito, las personas han encontrado en el libro algo valioso y real, hechos que les habla de su propia historia. De hecho, he recibido muchos emails y mensajes con notas de agradecimiento. En realidad es un libro que no es académico y que es fácil de leer.

¿Este libro es para historiadores y no para un lector común?
Este es un libro para cualquier persona, para jóvenes y es fácil de leer. Lo hemos concebido de una forma sencilla, hablando de los aspectos relevantes de Pedro de Heredia y su travesía. Así, quien lo lea va a poder encontrar diferentes aspectos que lo van a emocionar, tiene aventura, acción, cada página entusiasma al lector. Incluso, para historiadores, porque lo que está en el libro ha sido documentado, excepto el capítulo primero que es un combate de Heredia, pero de resto, todo ha sido investigado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad