'Porfirio' se llevó los honores en el 52 Festival de Cine de Cartagena

Marzo 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alberto Posso Gómez | Especial para El País
'Porfirio' se llevó los honores en el 52 Festival de Cine de Cartagena

El filme ‘Porfirio’ ha sido elogiado por su estilo austero y la dura honestidad de su narrativa cinematográfica.

La película fue la ganadora por ser realista y tener una posición política de denuncia.

‘Porfirio’, cinta en tono documental y motivo de álgida polémica en el Festival de Cartagena, obtuvo tres premios India Catalina en las categorías de competencia oficial (director), y Colombia al 100% (película y director), alzándose con una bolsa de US$ 70.000.Aunque no fue precisamente una sorpresa, dado el carácter ‘festivalero’ de esta coproducción entre Colombia, España, Argentina, Uruguay y Francia; el veredicto del jurado resultó contrario a lo expresado por la mayoría de los asistentes al Festival, que le entregaron sus votos en la categoría nacional, a las vallecaucanas ‘Chocó’, de Jhonny Hendrix; y ‘180 segundos’, de Alexander Giraldo; y a la nariñense ‘Jardín de amapolas’ de César Osuna. Justamente, el premio del público, votado por medios electrónicos fue para ‘Chocó’, y resultó uno de los más aplaudidos de la noche.El palmarés de la Sección Oficial concluyó de nuevo que la mayoría de jurados en este tipo de certámenes se inclinan por las propuestas de tipo riesgoso, rebelde y opuesto a los cánones del cine comercial.‘Porfirio’ se impuso, entre otras, a la película española ‘La voz dormida’ que recientemente obtuvo dos premios Goya, entre doce nominaciones a este máximo galardón de la Academia española. Es obvio que el criterio del jurado, integrado por Claire Denis, Hector Babenco y Dennis Lim, no fue por la calidad global de una película, sino más bien por una posición política y de denuncia.Si bien es claro que el propósito de Alejandro Landes con ‘Porfirio’ fue sentar una denuncia social, contando la historia de un hombre parapléjico que secuestró un avión para reclamar sus derechos ante el Estado; el resultado de su filme es de chocante crudeza, luego de hurgar demasiado en las miserias de su personaje, que incluso debe hacer planos de sexo explícito en pantalla.El sesgado perfil electivo del jurado se reflejó también en el premio India Catalina a mejor película de la competencia, otorgado a ‘El estudiante’, filme narrado en tono documentalista (incluyendo imágenes de manifestaciones verdaderas), dado el realismo con que ubica a los espectadores en el particular mundo universitario de las clases menos favorecidas.Todo esto llevo a indicar que la premiación de FICCI 2012 fue como una especie de “mitin político-fílmico”, al jocoso decir de algunos observadores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad