¿Por qué le dieron el Premio Alfaguara de Novela al argentino Eduardo Sacheri?

¿Por qué le dieron el Premio Alfaguara de Novela al argentino Eduardo Sacheri?

Abril 06, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y agencia AFP
¿Por qué le dieron el Premio Alfaguara de Novela al argentino Eduardo Sacheri?

Eduardo Sacheri, escritor argentino.

Sacheri ya había visto su trabajo reconocido internacionalmente cuando la película de su compatriota Juan José Campanella ‘El secreto de sus ojos’ -adaptación de una de sus novelas- se alzó con el Óscar al mejor filme de habla no inglesa en 2010.

El argentino Eduardo Sacheri ganó este martes el XIX Premio Alfaguara de Novela con ‘La noche de la usina’, protagonizada por un grupo de perdedores “dignos y buenos” que decide vengarse de quienes les arrebataron sus sueños durante la crisis de 2001. 

Sacheri ya había visto su trabajo reconocido internacionalmente cuando la película de su compatriota Juan José Campanella ‘El secreto de sus ojos’ -adaptación de una de sus novelas- se alzó con el Óscar al mejor filme de habla no inglesa en 2010. 

Lejos de aquel universo represivo de la Argentina de los años 70, ‘La noche de la usina’ está ambientada en la durísima crisis económica que llevó en 2001 al gobierno de Fernando de la Rúa a bloquear las cuentas bancarias en el denominado ‘corralito financiero’.

“Un grupo de amigos, personajes inolvidables todos ellos, que ha sido estafado, decide recuperar su dinero y su dignidad tomando la justicia por su mano”, explicó la presidenta del jurado, la escritora española Carme Riera, al anunciar el galardón en una ceremonia en el Hotel Ritz de Madrid. 

Así, durante una noche legendaria, ese puñado de perdedores heróicos lleva a cabo una merecida venganza colectiva, una épica quijotesca que Sacheri narra de forma conmovedora y humana pese a su estilo policiaco. 

“Es una novela coral, ágil y emotiva con muchos ingredientes del mejor thriller y del western”, consideró el jurado, que mezcla “hampa y política, tiempos muertos de vida cotidiana y diálogos muy vivos en un trasfondo crítico lleno de suspense en el que la rabia fecunda es compatible con el humor más fresco”. 

Lea también: Eduardo Sacheri, un escritor de película

El Alfaguara es uno de los premios más destacados de la literatura en español tras el Planeta -otorgado por la editorial del mismo nombre y dotado con 601.000 euros- y el Cervantes, que se concede a la obra completa de un autor y está considerado el Nobel de las letras hispanas.

Visiblemente emocionado, Sacheri participó en la ceremonia por videoconferencia desde Argentina. “Es una inmensa alegría”, afirmó. 

“He leído muchos de los ganadores del Premio Alfaguara y son grandes escritores y poder sentirme uno que llegó a ese escalón con esta novela para mí es un orgullo enorme”, aseguró el escritor  y profesor de Historia.

Nacido en Castelar (provincia de Buenos Aires) en 1967, Sacheri, autor de novelas como ‘Araoz y la verdad’  (2008) o ‘Ser feliz era esto’  (2014) y guiones como el de ‘Metegol’  (2013), reconoció que la idea del libro surgió de su propia experiencia durante el traumático corralito. 

“Cuando encontramos un argumento, el combustible último es esa emoción profunda que nos viene de algún lado. Yo en el 2001 recién estaba empezando a publicar, era un profesor de historia a tiempo completo con enormes dificultades y tenía a mis hijos chicos y ninguna idea de cómo iba a  sostener a mi familia”, explicó. 

“Recuerdo estar con mi hija en brazos, que tenía un año, pensando '¿cómo salgo de esto?'. Creo que les transferí a mis personajes un poco esas dudas y esos deseos”, agregó. 

Sus personajes “son dignos y buenos perdedores”, explicó. “Y los buenos perdedores de vez en cuando intentan salir de esa condición”, subrayó, admitiendo que en sus novelas “la historia la protagonizan las personas mucho más que los gobiernos”. 

“A mi me gusta más una literatura vinculada con   contar historias”, que son “a veces políticas o a veces lejanamente políticas”, afirmó. 

El jurado eligió esta obra, presentada bajo el seudónimo de Alfredo Álvarez, entre las cinco finalistas seleccionadas de los 707 manuscritos presentados para esta XIX edición, explicó Riera. 

 De ellas, 303 procedían de España, 108 de México, 96 de Argentina, 82 de Colombia, 54 de EE.UU., 34 de Perú, 16 de Chile y 14 de Uruguay, informó la editorial que concede este premio.

 Este año, el jurado fue  presidido por la escritora y académica Carme Riera y compuesto por Michi Strausfeld, Carlos Zanón, Sara Mesa, Mercedes  Corbillón y Pilar Reyes (con voz pero sin voto). La novela fue escogida por votación mayoritaria. 

Para el realizador argentino  Juan José Campanella,  “Sacheri logra como pocos darle una proyección universal a las historias que cuenta. Historias de gente común donde lo cotidiano se vuelve épico”. 

El impacto de la obra es tal que las narraciones de Sacheri han sido publicadas en medios gráficos de Argentina, Colombia y España, e incluidas por el Ministerio de Educación argentino en sus campañas de estímulo de la lectura. Y sin haberse ganado el Alfaguara, su obra ha sido traducida a más de veinte idiomas. 

Tal vez una de las razones para semejante impacto dentro y fuera de su país es, como dijo la publicación Tiempo Perdido,  en que: “Sacheri nos convence de que lo que el narra realmente ocurrió”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad