¿Pierde color el cómic?: crítica a película 'X-Men Apocalipsis'

¿Pierde color el cómic?: crítica a película 'X-Men Apocalipsis'

Junio 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Rojas Arbeláez | Especial para GACETA*
¿Pierde color el cómic?: crítica a película 'X-Men Apocalipsis'

La más reciente película de 'X-Men' nos deja una pregunta ¿se está agotando el cómic?

Hace ya dieciséis años que los ‘X-men’ llegaron al cine. La apuesta de Marvel de llevar a la pantalla el cómic nacido a comienzo de los sesenta, tenia un camino asegurado con más de cuarenta años de vida editorial, unos veinte en la televisión y otros tantos como argumento de videojuegos.

El encargado de llevar a cabo tal empresa fue el director Bryan Singer quien también ayudó a escribir el guion. 

Podríamos decir que la trama de ‘X-men’ en lineas muy gruesas se remonta a la compleja relación que tienen humanos y mutantes en un mundo que deben compartir y en el que tienen que aceptarse y aprender a convivir. 

Aquella primera entrega que se llamaba ‘X-men’ a secas, tuvo tal recepción del público que no solo entusiasmó a seguir apostando por los mutantes sino que allanó el camino para otros superhéroes que dormitaban en sus mundos de papel.

La segunda parte de la saga llegaría tres años después también a cargo de Singer que poco después se alejaría a desarrollar otros proyectos mientras ‘X-men’ seguiría su propio rumbo. En este camino, serían otros los directores que estarían a cargo de las entregas que llegarían sin prisa pero sin pausa. ‘La decisión final’ (2006) se convertiría en la tercera parte y muchos para ese momento, aseguraban que aquello de los ‘X-men’ era solo una trilogía que allí terminaría. ¡Pero qué equivocados estaban!

Después vendrían ‘X-men orígenes’ (2009) dirigida por Gavin Hood y  ‘X-men primera generación’ (2011) a cargo de Matthew Vaughn.  Todas basadas en las historias ya consignadas en los cómics impresos y aprovechando cada una de las mismas para presentar más personas y explotar los ya existentes.

Entonces los productores detectaron que había otras maneras de explotar más la franquicia y decidieron hacer otras películas dedicadas solo a los protagonistas más relevantes del grupo.

Fue así como en 2013 surgió la película ‘Wolverine’ y ‘Deadpool’, producción que estuvo en cartelera hace unos cuantos meses y que muestra la vida de un personaje que aunque no pertenece al grupo de los ‘X’ si termina convirtiéndose en un mutante como resultado de un experimento. En el 2014 Bryan Sindger regresaría a escena con  ‘Días del pasado futuro’, considerada por muchos la mejor entrega de toda la saga. 

En todas sus versiones, se trate de precuelas, secuelas o spin off (nombre que se le da a las películas inspiradas en personajes sacados de otra historia), sus realizadores se han preocupado por mantener una secuencia dramática que provea nuevos elementos a la saga y la convierta en necesaria para su entera comprensión.  No podría ser de otra manera, después de todo tienen sobre ellos la mirada de los seguidores de un cómic que tiene más de sesenta años historias.   

Intentar superar su anterior versión, no era nada fácil. No solo porque tuvo mucha aceptación del público y buen reacudo, sino porque muchos piensan que tras más de tres lustros de películas ya queda poco que contar.

Sin embargo, los productores tomaron el riesgo y con Singer de nuevo a la cabeza, realizaron ‘X-Men: Apocalipsis’, una película que, aunque intenta darle otra mirada al eterno conflicto de lo mutantes que quieren encontrarse su lugar en el mundo, se queda a la mitad del camino.  Incluso hasta podríamos pensar que la saga ha empezado a contagiarse un poco de la tendencia de  sus hermanos de casa, ‘Los vengadores’ pues su villano tiene tintes similares a Ultrón  (‘Los vengadores: La era de Ultrón’, 2015)

Todo empieza en Egipto, varios siglos atrás en el que un puñado de hombres planean una rebelión contra En Sabah Nur (un primer mutante) que consiste en dejarlo enterrado para siempre.   Mucho después, a comienzos de los ochenta, el falso dos despierta para darse  cuenta que el mundo yace dominado por los humanos, quienes tienen doblegados a los poderosos, es decir a los mutantes. Esto por supuesto lo enfurece y a partir de ese comienzo se  empeña en recuperar lo que es suyo y empieza reclutar mutantes que se unan a su causa.

La situación, como siempre dividirá al grupo de los mutantes en dos bandos los que quieren a la humanidad y los que no. El conflicto que ya hemos visto una y tantas veces más en las anteriores. De la misma manera que veremos a James McAvoy (el profesor) y Michael Fassbender (Magneto) interpretando a unos personajes que cada vez más nos resultan mas conocidos, al punto que no podemos evitar no sentir que ya lo sabemos todo.  

Lo mismo ocurre con el resto de la trama. Aunque esta intenta proponer algo diferente termina repitiéndose en situaciones que ya nos han contado con anterioridad: La obsesión del militar Stryker y la sed de venganza que caracterizan a Magneto por ser incapaz de superar su pasado. 

‘X-men Apocalipsis’ sería algo así como la tercera parte de la nueva trilogía, aquella que empezó en el 2011,  llega con poca relevancia en su historia.  Aunque hay más participación de nuevos personajes  como Quicksilver (EvanPeters)se queda corta en historia. Tampoco hay que pedirle más a unos mutantes que ya lo han dado todo, que se han enfrentado hasta con ellos mismos y que , por obvias razones,  empiezan a quedarse sin argumentos…

Pero bueno, de eso se trata. Así que si uno asiste a la sala dispuesto a dejarse entretener esta ‘X-men’, como sus anteriores entregas, le darán el disfrute que busca. Con seguridad no sentirá su duración y estará entretenido de comienzo a fin. Perfecta para unas crispetas, tal cual.

*Docente Universidad Autónoma de Occidente

@kayarojas

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad