'Patojos' se toman a Cali para mostrar lo mejor de su cultura

'Patojos' se toman a Cali para mostrar lo mejor de su cultura

Febrero 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Este viernes en el Club de Ejecutivos se vivirá la VIII Noche Patoja, que reúne a los payaneses de Cali por dos causas sociales de su ciudad. La música será una de las invitadas de honor.

El pretexto es la música, las viandas típicas y el reencuentro con los paisanos. El propósito es aunar voluntades, reunir fondos para causas sociales en la capital del Cauca y rendir homenaje a coterráneos destacados.Tal es la filosofía de la Noche Patoja que cada año organiza en Cali la Fundación Conpopayán y que este viernes llegará a la octava versión, a partir de las 7:00 p.m. en el Club de Ejecutivos. “La protagonista principal es la música”, anunció María Pía Velasco, presidenta de la entidad organizadora, al dar a conocer los artistas que deleitarán mañana a los asistentes al encuentro.La versión 2012 fue denominada ‘Noche de dos lunas”, porque “en el afiche el ocho, de la octava edición, parecen dos lunas superpuestas y porque este año tendremos dos homenajeados”, explicó la dirigente.Son ellos Ana Lucía Garrido Angulo, rectora del Gimnasio Calibío, de Popayán, plantel que cumple 30 años, y Luis Genaro Muñoz Ortega, presidente de la Federación Nacional de Cafeteros, popayanejo de nacimiento. Ellos recibirán la Distinción del Campanario, galardón que reconoce el emprendimiento payanés. Los organizadores esperan a cerca de 350 personas, cien de las cuales vendrían desde la capital caucana, porque como “Cali perteneció al Gran Cauca, tenemos muchas cosas en común, que aprovechamos para reforzar” en este encuentro, prosiguió la señora Velasco. Por eso, habrá para degustar los famosos tamales y empanadas de pipián, así como la picada patoja de costilla y envueltos popayanejos.Conpopayán fue fundada hace más de diez años por un grupo de payaneses radicados en Cali, a través de la cual prestan ayuda social al asilo San Vicente de Paúl de Popayán, en el cual la comunidad de religiosas capuchinas atiende desde hace 70 años a los ancianos. Y también se respalda la Fundación Cenidi, que atiende a personas con discapacidad cognitiva y otros trastornos.“Nosotros ayudamos a esas instituciones mediante proyectos de inversión que nos entregan. Por lo regular, nos enfocamos en actividades que dejen dinero. Por ejemplo, con el asilo impulsamos un almacén de ropa usada, que en estos momentos deja un millón mensual. No es mucho, pero es una entrada”, explicó María Pía Velasco.“También estamos impulsando un ‘plan padrinos’ para vincular a personas y empresas que donen dinero mensual, semestral o anual, para dar de comer a los ancianitos”, añadió.La presidenta de Conpopayán explicó que gracias a las ayudas entregadas, Cenido “ya no es solo para niños, sino para todas las personas. Por eso construimos tres consultorios y un salón de fisioterapia, para atender y diagnosticar enfermadades a través de consulta externa. La fundación hay que hacerla autosostenible y para eso se debe aprovechar todos los servicios que tenga”, dijo.La ejecutiva dijo que mañana se espera recaudar $30 millones: “Los ingresos no solo son de boletería, sino de patrocinios de empresas. Hasta anoche iban catorce vinculadas” a la causa social caucana.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad