Omara Portuondo encantó a los caleños en la primera noche del Ajazzgo 2012

Septiembre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Ossiel Villada, jefe de Redacción Web de El País
Omara Portuondo encantó a los caleños en la primera noche del Ajazzgo 2012

Con el concierto de la cubana Omara Portuondo en el Teatro Municipal se inauguró el festival Ajazzgo 2012, que se realiza en Cali.

Así fue el primer concierto de la cantante cubana en Cali, un sueño que aplazó por largo tiempo. La fiesta se vivió en el Teatro Municipal Enrique Buenaventura.

Es casi un milagro que se ha convertido en costumbre: durante ocho meses el sufrido barco del Ajazzgo atraviesa las oscuras aguas de la apatía estatal, del olvido empresarial, de la insolidaridad social, y por estos días de septiembre arriba invicto para saciar a esta Cali, hambrienta de arte, hastiada de guerra.Y en su primera noche de gala del 2012, el enorme barco ebrio del Ajazzgo nos llevó a un viaje irrepetible en compañía Omara Portuondo, la novia eterna del ‘Filin’.Omara – inmensa, generosa, vestida de blanca espuma como su Caribe amado --, nos regaló en la noche del sábado el que, sin duda, ha sido uno de los mejores conciertos de la última década en Cali.No resulta una exageración decirlo, pues la universalidad, la profundidad, el goce de su canto, sumados a la entrega del público del Teatro Municipal, crearon uno de esos pocos momentos que valdría la pena recordar a la hora de uno morirse.Quizá en respuesta a la declaratoria de huésped de honor que le hizo la Alcaldía de Cali, Omara abrió la noche con ‘Gracias’, la canción que le compuso el uruguayo Jorge Drexler para el disco que terminaría dándole el Grammy.Pero quienes hemos seguido su rastro luminoso a través de los años supimos que había mucho más que eso, pues esta noche se cumplía uno de los sueños que Omara aplazó por largo tiempo: cantar en Cali. Porque, como lo confesaron después los músicos, entre los artistas cubanos hay una idea clara: “Chico, si no actúas en Cali no sabes lo que es Colombia”.Omara quiso comprobarlo, y a lo largo de la noche hizo su propio test para medir la sabiduría del melómano caleño:-¿Saben quién escribió esa?-Agustín Lara, contestó el Municipal después de ‘Noche de ronda’.-¿Y saben quién compuso esa?-María Grever, respondieron las voces sabias de la noche después de ‘Un alma como la mía’Y después, Omara aplaudió complacida cuando el teatro entero, de pie y bailando, la acompañó en el coro de don Miguel Matamoros: “Hueso na’ má, tenía mi novia, hueso na’ mᔅ “¡ Ahh, pero ustedes se la sabían !”Para entonces, ya nos había enseñado la añeja lección que le dejaron más de 80 octubres en el alma y la piel: “Yo vi tantas noches, tantos días, tantas vidas tan vacías; yo vi tantos barcos, tanto mar…”Caminando del susurro al desgarro, su garganta bendecida nos había llevado por los oscuros corredores de ‘Adiós felicidad’, por las mariposas tristes de ‘Esta tarde vi llover’, por el amargo veneno de ‘Si tu supieras’.Pero también nos había demostrado que ella, a diferencia de Amparo Grisales o Demi Moore, sí posee la llave de la eterna juventud. Nos la enseñó bailando el ‘Tal vez’ de Juan Formell: agachándose sensualmente, llevando el tumbao de la clave en las caderas, poniéndole guajeo a sus hombros, reclamando el coro del Municipal entero en el montuno. La maravillosa Omara de los años mozos allí, detenida en el tiempo, flotando entre los aplausos de una Cali delirante.Justo era tomar un respiro para seguir la noche, y Omara permitió que su banda, su grupo de ‘niñitos’ – como ella los llama --, mostraran abiertamente de qué están hechos. Rolandito Luna en el piano, Gastón Joya en el contrabajo, Andrés Coayo en la percusión y Rodney Barreto en la batería atacaron ‘Almendra’, el viejo danzón con el que don Abelardo Valdez hizo historia en 1937. Diez minutos de técnica, virtuosismo y sabrosura pura. “Qué clase de niñitos tengo”, dijo Omara al regresar al escenario.Lo que vendría sería para no olvidar jamás. Omara convocó al viejo fantasma de la nostalgia, y este se hizo presente con su larga estela de hojas secas y paraísos perdidos. Por un momento sus ojos se enfocaron en la nada, en el ayer, mientras cantaba… “Contigo en la distancia, amado mío estoy…”Le sucedió lo mismo cuando, a capella, canturreó los versos de don Alberto Vera que hoy le dan plena justificación a su presencia en el mundo: “Lo que me queda por vivir será en sonrisas…”Por esas cosas que sólo ocurren cuando el alma se viste de bolero, otro fantasma apareció de pronto el Municipal. Don Vicentico Valdés se sentó allí, en primera fila, a observar complacido cómo Omara nos contaba que los aretes que le faltan a la luna, ella los tiene guardados para hacerse un collar.Y Vicentico decidió quedarse. Cómo no iba a hacerlo, si Rolando Luna, con sabiduría profunda recreaba el gran bolero del ‘Buena Vista Social Club’: “Si las cosas que uno quiere se pudieran alcanzar, tu me quisieras lo mismo que veinte años atrás”. “Lo amo, lo amo, lo amo”, confesó Omara después de semejante solo de piano.Cómo no desear quedarnos allí toda la noche, si después Omara se robó ‘Dos gardenias’ y trajo con ellas el fantasma de gran Ibrahim Ferrer, evocó a Celina González y lanzó al aire los versos de Martí : “Yo soy un hombre sincero de donde crece la palma”.La noche llegó a su fin con el Municipal entero cantando “guantanamera, guajira guantanamera”, pero ella regresó para darnos un último regalo.Allí, nuevamente de la mano de Matamoros, apareció Omara para dejarnos el corazón bañado en ‘Lágrimas negras’. Y no nos quedó más que decirle, como se lo dijo Drexler hace un tiempo: “Gracias, gracias, gracias. Quiero agradecer a quien corresponda. Y a nosotros dos, en premio a la audacia, por entrar al mar por la parte más honda…”En Ajazzgo 2012 Lunes 10 11:00 a.m. Clase maestra con demostración del trabajo de Nowhere Jazz, en el Teatro Salamandra. 6:00 p.m. Concierto de Nowhere Jazz (Colombia) y Andy Narrel con Sakesho (Francia), en el Teatro al Aire Libre Los CristalesMartes 11 11:30 a.m. Conversatorio con Michel Camilo sobre las herramientas, anécdotas, y técnicas de composición en el jazz latino. Lugar: Teatro Municipal. 8:00 p.m. Concierto de Michel Camilo y mano a mano con Giovanni Hidalgo y Linconl Goines (USA) en el Teatro Municipal Enrique Buenaventura. Miércoles 1210:00 a.m. Kora Jazz Band dará su clase maestra sobre el jazz y la tradición musical africana, en el Teatro Municipal. 8:00 p.m. Kora Jazz Band con Othelo Molineaux (Senegal) y Bahía Trío (Colombia), que celebra sus 20 años de labor musical; en el Teatro Municipal Enrique Buenaventura. Jueves 1310:00 a.m. Taller de voz con Denise Jannah, en el Centro Cultural Comfandi. 2:00 p.m. Kuattro Ensamble hablará sobre el enfoque del concepto musical de la agrupación; y Residuo Sólido sobre las nuevas sonoridades. Ambas actividades serán en la Biblioteca Departamental.6:00 p.m. Concierto de Mama Julia y Los Sonidos Ambulantes y Residuo Sólido en la Biblioteca Departamental. 8:00 p.m. Concierto de Denise Jannah, en Comfandi.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad