Nueva exposición en La Merced plantea lo cerca que aún está el ser humano del animal

Octubre 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de GACETA
Nueva exposición en La Merced plantea lo cerca que aún está el ser humano del animal

Reseña. El Museo La Merced albergará la exposición ‘Metamórfica’, que reflexiona sobre el umbral que separa al ser humano del animal. Lo hace a través de un paralelo entre la representación de culturas antiguas y contemporáneas.

A diario solemos ponerle el nombre de personas a los animales o les otorgamos a algunos individuos características de animales. Incluso, a través de la literatura fantástica, la cultura pop y el cómic hemos creado superhéroes que tienen poderes de seres de la naturaleza, haciendo cada vez más pequeño ese umbral que separa al humano del resto de las especies.Sin embargo, eso que hemos venido haciendo cotidianamente también lo hicieron otras culturas, que habitaron estos mismos territorios. Pueblos distintos en el tiempo y el espacio. ¿Qué pasa cuando colocamos la figura de una cerámica Tumaco, que representa a un murciélago mitad humano, junto a la efigie de un héroe del cómic como Batman? ¿O la figura de Acuamán al lado de otra pieza precolombina de un ser con forma anfibia? Esos interrogantes le surgieron al equipo curatorial de la exposición ‘Metamórfica’, que próximamente llegará al Museo La Merced, como parte de su programación especial para celebrar sus 35 años de creación.La muestra está integrada por 16 piezas pertenecientes a las culturas Tumaco, Nariño y Tayrona, que datan de distintas épocas y que contienen representaciones antropomorfas que revelan la cosmogonía y la forma en que estas culturas, en diversos momentos y lugares, representaron su entorno. El arquitecto Óscar Sanabria, uno de los curadores de la muestra, explicó que lo que se busca con esta exposición es hacer evidente ese umbral que pone a poca distancia al humano del animal. “Esa relación se potencializa cuando hacemos esa conexión a través de la cerámica. Encontramos cosas muy evidentes con esas representaciones de seres que son mitad humano mitad jaguar, que hacen asociaciones similares con murciélagos o que poseen rasgos de peces, aves o caracoles. Cuando se ubican esas representaciones precolombinas al lado de expresiones contemporáneas como el cómic se genera un diálogo que hace evidente una constante que llega hasta nuestros días”, explicó el experto. En un trabajo conjunto entre arquitectos, antropólogos y dibujantes se fue definiendo esta propuesta. “Lo que hicimos fue apoyarnos en un material gráfico, con el fin de hacerlo más atractivo para un público amplio. Al hacer esa relación buscamos generar reflexiones en el espectador sobre esas conexiones en que estamos a diario traspasando ese umbral entre lo humano y lo animal y cómo esa conexión no es tan distante”, agregó Sanabria.No obstante, el curador señala que la exposición en sí no busca sacar conclusiones. “Hemos puesto a un mismo nivel el material gráfico con las cerámicas, en un recorrido en el que se va acentuando ese paso del umbral entre uno y otros, para generar reflexiones en el espectador y como una manera de permitirle entender mejor el modo en que otras culturas piensan y conciben el mundo. En ese sentido la exposición les dará algunas pistas”. La exposición fue realizada para el museo Casa del Marqués de San Jorge, de la ciudad de Bogotá y se abrirá en Cali a mediados de este mes. “La idea es que cada montaje esté siempre relacionado directamente con el espacio donde se va a exponer, por lo tanto esto genera de cierta manera que cada exhibición sea distinta a la anterior”, dijo Sanabria.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad