No cesa la discordia en torno a curadurías de obras del Salón Regional

No cesa la discordia en torno a curadurías de obras del Salón Regional

Julio 16, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
No cesa la discordia en torno a curadurías de obras del Salón Regional

El martes se reunirán las partes a debatir. El Ministerio de Cultura, reconoce que en la dinámica se producen debates e inquietudes.

Lo que empezó como un  descontento por  parte de algunos de los artistas que hacen parte del ‘15 Salón Regional de Artistas Zona Pacífico. Reuniendo Luciérnagas’, terminó siendo una polémica abierta en la que aún no hay  respuestas concretas. Ante la molestia generada a raíz de  la curaduría que recibieron las obras, varios artistas están a la espera de una respuesta por parte de los responsables  Herlyng Ferla y  Riccardo Giacconi; y del Ministerio de Cultura.   El Ministerio, por su parte, anunció que el próximo martes 21 de julio se abrirá un espacio para el debate. La moderación estará a cargo de Lucas Ospina y contará con la presencia de Carolina Ponce de León, directora de Artes Plásticas del Ministerio. Alejandro Martín, curador del Museo La Tertulia, manifiesta que el nivel al que ha llegado la polémica le parece preocupante. Sabe que una obra siempre generará críticas, pero piensa que no se debe caer en la violencia: “Se perdió la mesura. A este punto, estamos siendo foco de rabia y violencia. Hemos recibido insultos y esto parece casi un caso criminal”. Martín agrega que el Museo quiere encontrar pronto una solución y que espera poder establecer un diálogo entre los artistas y los curadores: “Para nosotros lo  más importante es que los salones sean visibilizados  y esta es una oportunidad para que las regiones asuman este espacio como algo importante. La Tertulia abrió la exposición pensando en todos, con el objetivo de  destacar otros trabajos que no son los del Salón Nacional”.  La responsabilidad, según han manifestado abiertamente  varios críticos y artistas descontentos,  recae sobre los curadores Herlyng Ferla y  Riccardo Giacconi, quienes hicieron el montaje de las obras y escribieron los textos sobre cada una de ellas. Al preguntarles  su posición, afirmaron que pronto harían público un comunicado explicando lo sucedido.  El crítico de arte y curador Miguel González, hace énfasis en la banalización en la que cayeron algunas obras al no ser respetadas: “El texto mal redactado y con información errática  justificaba la banalización de los objetos y obras mutiladas bajo el cobijo de gabinete de curiosidades que, dicho sea de paso, no estaban solamente en los palacios ‘aristocráticos’, como reza el comentario peregrino de los organizadores”. Varios artistas siguen inconformes, a pesar de haber recibido un llamado al diálogo.  Sandra Patricia,  artista y docente de la Universidad del Cauca, afirma que se reunirá  mañana con algunos de sus alumnos, quienes también tuvieron la oportunidad de hacer parte de la exposición.   “Yo pienso que los artistas no debemos estar solucionándoles problemas a otros que son  los ineficientes.  La verdad estamos muy incómodos. La mayoría de mis estudiantes son jóvenes y por ingenuos fueron vulnerados”. Leonardo Amador es uno de ellos. Cuenta que se demoró más de un mes preparando los ladrillos para una pieza y 6 horas en su montaje, que inicialmente medía 2,50 x 6 metros y terminó siendo de 1,90 x 4. “Aún estamos esperando una respuesta, porque la verdad no hubo una atención a nuestro llamado”, afirma. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad