Niños poetas: lea aquí algunos de los poemas ganadores del Concurso de Poesía Inédita

Niños poetas: lea aquí algunos de los poemas ganadores del Concurso de Poesía Inédita

Octubre 01, 2017 - 02:49 p.m. Por:
Juan Fernando Merino / Especial para Gaceta
Literatura infantil libros

Fueron 30 ganadores en la categoría infantil de la edición 2017 del evento. Ahora se publicará un libro con todas sus creaciones literarias.

Archivo de El País

La alegría de un niño
es un parque,
Una cometa,
Jugar fútbol,
Jugar muñecas,
La felicidad de un niño es ser libre
Es ser único.


Con estas 25 palabras que compendian todo el gozo que puede marcar la infancia de un niño afortunado, Brandon Osorio Moreno, de años de edad y usuario frecuente de la Francisco J Ruiz, biblioteca pública del Nodo Oriente, mereció ser uno de los treinta ganadores en la categoría infantil del Concurso de Poesía Inédita, convocado en el marco del XVII Festival Internacional de Poesía de Cali.
Y el título del poema, contundente, inaplazable, pletórico: “Alegría”.

Pero…

Yo vi a tu paloma negra pasar,
Llevándote a la oscuridad.
Tu risa malvada retumba mi
Hogar aun espero un día en
Que puedas cambiar
Y así terminar con esta
Guerra absurda que
Odio al solo pensar
Que cambiaste solo
Para el mal


Toda esa estela de tristeza, de oscuridad y de odio que genera aquella guerra terrible y fratricida en buena hora llegando a su final, son los sentimientos que nos comparte Deyalid Echeverri Ortiz, de 10 años de edad y usuaria de la Biblioteca de El Retiro, también en Aguablanca, una de las 23 niñas entre los 30 ganadores de la categoría infantil.

¿30 ganadores? Así es, ya que desde la versión anterior, la organización del evento resolvió que en lugar de entregar un primero, un segundo y un tercer premio, y dos menciones de honor, encargaría al jurado que seleccionara los treinta trabajos participantes que a su juicio demostraban mayor mérito poético y que el premio para esta treintena de niñas y niños sería la publicación de un libro con esos poemas.

Confiamos que esta primera publicación sirva de estímulo para que todos ellos —con el apoyo de padres, hermanos, educadores y agentes bibliotecarios— continúen leyendo y escribiendo con ahínco y que en un futuro nada lejano veamos los frutos literarios de este empeño.

Todos ellos, acompañados de sus familiares y ataviados con sus mejores vestimentas, acudieron a la Gala de Inauguración del Festival, y con miradas signadas por el orgullo y la esperanza subieron uno por uno al escenario del teatro Jorge Isaacs para recibir su ejemplar del libro y el aplauso de los centenares de asistentes, así como de destacados poetas nacionales e internacionales invitados al certamen.

Una de las sorpresas que nos llevamos al abrir los sobres con la información correspondiente a los ganadores resultó ser la cantidad de puntos geográficos de nuestra ciudad que tuvieron participación: recibimos poemas infantiles de un gran número de barrios y veredas de Cali, sin duda animados por la incesante labor de los agentes bibliotecarios y promotores de lectura de la Red de Bibliotecas Públicas de Cali.

Otra gran sorpresa —y la constatación una vez más del amplio ámbito de la poesía— fue la variedad de temas: nuestras niñas y niños dedican sus versos a los padres y los hermanos, los maestros y los abuelos, los árboles y flores de nuestra ciudad, las mascotas del hogar o las aves inasibles, a la luna y las estrellas, pero también, y a veces desde muy temprana edad, a las experiencias duras de la infancia, las pérdidas, el dolor, la guerra y la violencia, a las perplejidades por el entorno que les asigna la vida —o bien en el que los sorprende en un momento dado— y a los devaneos de los primeros amores… correspondidos o no.

Los niños de Cali tienen la palabra, una palabra privilegiada, poética y poderosa, y por el solo hecho de constatarlo y divulgarlo ha valido la pena la labor de los organizadores del Concurso y del Festival de Poesía, eventos celebrados con el auspicio de la Red de Bibliotecas Públicas de Cali, la Secretaría de Cultura y la Alcaldía Municipal, y dentro del marco de “Tenemos la palabra”, plataforma cultural en la que se unen siete eventos que giran en torno a la palabra, el libro y la lectura.

Tras recorrer esta selección de poemas infantiles impresos en un bello libro con imágenes para colorear, podemos tener la certeza de que Cali no solo tiene la palabra sino que la tendrá por mucho tiempo.

Los perritos

Ellos viven menos,
porque ya nacen sabiendo amor,
De una manera que nosotros llevamos
Una vida entera intentando ¡APRENDER!

- Katherine Morales Cachiguango

La Caracola

La caracola de carambola,
Caracolea con la marea,
De una cabriola sabe a una ola,
Baja deprisa, le da la risa.

La caracola de carambola,
Llega a la avena para la cena.

Mi barrio

Esas calles con piedras
Con tierra
Sobre un jarillón feo
Y con historias de mis pasos.

Calles duras y planas
Sin árboles, son paz, sin plata.

Mi barrio es cemento y hierro,
Casas y carretillas.

Mi barrio es el de días infinitos,
El de río Cauca a sus espaldas,
Y los pelaos muriendo abajo,
Sin trabajo, sin más que vagar.

- Denis Saray Matabamchoy

El árbol

Yo soy un árbol, que expongo mi queja,
no me prives de vivir,
Soy todo lo que queda.

Soy el que traigo frescura, y vida a esta tierra,
Soy quien purifica el aire, ¿por qué me vuelves madera?
Hago sombra ante el sol, robo la sombra de las estrellas;
Si acaban mi existencia, también
se acaba la tierra.

También ser vivo, respiro y tengo venas.
Siento el dolor cuando me cortan pa´leña.
Siembran más compañeros, cuídenos
con buena riega,
Todos los seres vivos dependen
de mi existencia.

- Daira Girón Velandia

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad